Archivos para las entradas con etiqueta: protección de la madera

Proporcionando el conocimiento, en pocos clics, para permitir la especificación del rendimiento de la vida útil de la madera. Por último, el proyecto español Madera Construcción sostenible (Go MCS).

Actualmente, la construcción en madera dispone de excelentes normativas o regulaciones en diversos ámbitos como el Eurocódigo 5 para el diseño y cálculo de estructuras, y el estándar Passivhaus para la física de la construcción y eficiencia energética. Pero hay muchas cuestiones sobre la durabilidad y eficiencia de los muchos productos derivados de la madera.

En un proyecto nos surgirán cuestiones como:

– ¿Cuánto tiempo durará este producto de madera?

– La estructura de madera de este porche, ¿es de la clase de uso 2 o 3.1?

– En esta tarima de madera al exterior, ¿considero una clase de uso 3.2 o 4?

– Es interesante esta madera termotratada, ¿para tarima al exterior o, dada las consecuencias de su tratamiento, mejor para fachadas?

– ¿Qué normativa sigo para instalar esta tarima de madera al exterior?

– ¿Cómo agrisará esta fachada de madera?

– ¿Qué mantenimiento tiene esta fachada de madera termotratada?

– En esta zona hay termitas, ¿cuál es la madera más resistente?

Existe un abundante know-how que suele estar encerrado en normas, expertos, bases de datos y proyectos de investigación previos, no siempre accesibles para la amplia comunidad de arquitectos, constructores o inversores.

ForestValue ha puesto en marcha recientemente un nuevo proyecto de investigación llamado CLICKdesign para ayudar al usuario a obtener el producto adecuado especificado para la aplicación de uso final con un rendimiento deseado.

El proyecto recapitulará los conocimientos disponibles sobre las especies y las calidades de los materiales, el conocimiento de los detalles óptimos de diseño y las habilidades de construcción, el conocimiento de las condiciones locales, el clima y otros desafíos. Desafortunadamente, hasta ahora todo esto está fragmentado, localizado y en algunos casos es difícil de usar, especialmente por parte de los usuarios en general. La solución a través de CLICKdesign es poner estos hechos al alcance de la mano del prescriptor, para que más usuarios puedan cumplir con sus ambiciones de ofrecer una construcción baja en carbono, implementando adecuadamente el diseño basado en el rendimiento con madera.

La planificación de la vida útil y la clasificación del rendimiento son cuestiones esenciales en la especificación del producto y su uso. La ausencia de especificaciones basadas en el rendimiento de durabilidad para la madera es una limitación importante para su uso más amplio.

Los sectores industriales del hormigón y el acero suministran herramientas de software a arquitectos y estudiantes, lo que permite una especificación basada en el rendimiento y una enseñanza coherente de las mejores prácticas de diseño. Esta laguna y el hecho de que las especificaciones técnicas de rendimiento son cada vez más obligatorias para su uso en la modelización de información de edificios (BIM, Building Information Modeling).

La especificación actualizada de la durabilidad de la madera rara vez se basa en el rendimiento. En la documentación oficial, la vida útil suele denominarse de forma no cuantificada y ambigua, utilizando términos como “vida laboral razonable” o “rendimiento satisfactorio”. La modelización del rendimiento de los productos de madera frente los agentes bióticos y abióticos debe considerarse con especial atención en lo que respecta a la meteorización, el moho, los hongos de descomposición, las termitas y otros insectos.

En los últimos años se ha avanzado mucho en la planificación de la vida útil y en la predicción del rendimiento de los componentes y estructuras de madera. Sin embargo, la complejidad del rendimiento todavía no se capta en estos procesos y sigue siendo un concepto más que un uso. La base del trabajo previo ha sido recopilada y revisada como primera prioridad del proyecto. Además, el proyecto CLICKdesign incluye por primera vez un enfoque en:

– Previsión robusta del tiempo de los cambios estéticos visuales en las superficies de madera, por ejemplo, en el revestimiento exterior.

– Desarrollo de una medida europea de rendimiento de termitas e insectos, y que será la primera en Europa.

– La acomodación de los cambios provocados por el cambio climático en las dosis de exposición, por ejemplo, la distribución y la ubicación de los organismos que destruyen la madera que puede, por ejemplo, ampliar las zonas de riesgo de termitas en Europa.

La clave del éxito de CLICKdesign es que la herramienta encuentra aplicación en toda la rica diversidad de regiones geográficas, climáticas y culturales de Europa. Esto será posible utilizando un enfoque estructurado que permita una localización directa para el usuario. El equipo es consciente de la necesidad de fomentar las diferentes tradiciones para el uso de la madera, las diferencias en las expectativas sobre la vida útil y las garantías, las diferencias en los aspectos culturales para el mantenimiento de los productos y la accesibilidad de los idiomas.

La especificación del rendimiento de los productos de madera es compleja y requiere el uso de múltiples plataformas de datos, pruebas empíricas, experiencia, normas y recomendaciones nacionales. Durante los próximos tres años, CLICKdesign proporcionará una herramienta, que seguirá las pautas del “código abierto (open source)”, que ha integrado en ella las décadas de excelente investigación, la complejidad de los sistemas de especificación de estándares y la variación de enfoque debido a la tradición, los materiales y la cultura en toda Europa. La herramienta será accesible a los usuarios profesionales y se perfeccionará con la industria para garantizar su pertinencia y acelerar su adopción y utilización. Esto aumentará la confianza del mercado con los usuarios en la selección de la madera como producto fiable y mejorará el rendimiento optimizado de la madera en el entorno de la construcción. Se tiene la esperanza de que también inspirará nuevos productos de madera y productos derivados de la madera utilizando la herramienta y creará oportunidades de negocio para que las industrias forestales innoven.

CLICKdesign es un proyecto europeo, que comenzó en marzo de 2019 y tendrá una duración de 3 años, bajo la coordinación del ForestValue Research Programme de la UE. Ha recibido financiación del Programa de Investigación ForestValue, que es un programa transnacional de investigación, desarrollo e innovación financiado conjuntamente por organizaciones nacionales de financiación en el marco del cofondo ERA-NET “ForestValue – Innovating forest-based bioeconomy”. ForestValue ha recibido financiación del programa de investigación e innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea.

El consorcio está compuesto por 25 socios, entre los que se incluyen organizaciones de investigación, industrias y administraciones. El coordinador es el Building Research Establishment (BRE, Reino Unido). Los otros socios científicos son la Universidad de Gottingen, el Departamento de Biología de la Madera y Productos de la Madera (Alemania), la Universidad de Lund (Suecia), InnoRenew CoE (Eslovenia), el Instituto Francés de Tecnología para los Sectores Forestal y del Mueble (FCBA, Francia), el Instituto Noruego de Investigación en Bioeconomía (NIBIO, Noruega), el Instituto de Investigación en Biología de Insectos (IRBI) y la Universidad de Tours (Francia), el Centro de Investigación Técnica VTT de Finlandia, y FPInnovations de Canadá.

El objetivo general del proyecto CLICKDesign es desarrollar un protocolo de especificaciones basado en el rendimiento para permitir a arquitectos y prescriptores proporcionar una herramienta de software que integre las especificaciones de rendimiento de la vida útil de la madera, así como una herramienta de cara al público para apoyar la especificación de productos “adecuados para el propósito” y para aumentar los niveles de comprensión del público.

Los principales objetivos científicos y tecnológicos de este proyecto conjunto son los siguientes:

  • Proporcionar la comprensión científica de cómo las propiedades inherentes de un material de madera y la exposición ambiental en servicio se relacionan con la respuesta (rendimiento) vinculada a los estados límite definidos para el producto. El trabajo reunirá y extraerá el conocimiento existente de los modelos de investigación y clarificará la importancia de las lagunas en la comprensión.
  • Comprender y reunir por primera vez los modelos y las bases de datos de rendimiento asociados con el deterioro y la integridad, la función estética y el rendimiento en relación con los insectos y las termitas para crear un enfoque holístico paneuropeo.
  • Validar un conjunto de modelos utilizando estudios de casos reales (edificios, estructuras) de toda Europa en colaboración con peritos y oficinas de ingeniería.
  • Inspirar nuevas soluciones de diseño y especificaciones basadas en la madera y apoyar a una nueva generación de diseñadores “expertos de la madera” dando un paso importante hacia la digitalización del conocimiento y las especificaciones.
  • Entregar una herramienta de software en uso piloto siguiendo el estándar de código abierto (IFS, ISC) para la preparación de BIM a través de la consideración de la plantilla de información, la entrada de base de datos y los plug-ins.

Para alcanzar estos objetivos, el proyecto se compone de ocho WorkPackages:

El esloveno InnoRenew CoE liderará el WP3 (Rendimiento estético de la construcción), cuyas actividades principales son definir un cuantificador numérico del estado estético de los elementos de madera expuestos a la intemperie, diseñar un procedimiento para la determinación de los estados límite estéticos para la tolerancia del cliente al deterioro del material, implementar si el enfoque de modelado dosis-respuesta para la simulación de los cambios en la apariencia de los elementos de madera a lo largo de la vida útil, desarrollar una herramienta de optimización para la programación de la limpieza/mantenimiento/reemplazo, e integrar la simulación de los cambios estéticos del edificio con el software de visualización.

De esto se informó en un post anterior.

El finlandés VTT liderará el WP4 (Impacto de la podredumbre en la integridad) y cuyos objetivos son:

– Realizar estudios sobre la distribución espacial de la podredumbre en la madera bajo condiciones de laboratorio teniendo en cuenta el clima material a lo largo del tiempo.

– Recoger las propiedades higrotérmicas de las diferentes especies de madera y de la madera tratada a través de la revisión de la literatura y de la realización de algunos experimentos de laboratorio.

– Realizar análisis de elementos finitos (FEA) para predecir los efectos higrotérmicos en los componentes de la madera, así como la rigidez y la resistencia evaluadas como funciones del material clima/dosis de exposición a lo largo del tiempo.

Y participará en los otros WorPackages, especialmente en el WP6 (Validación de modelos y desarrollo de una herramienta de especificación), cuyos objetivos son:

– Desarrollar, armonizar e integrar los distintos modelos en un modelo de rendimiento superior para productos de madera.

– Validar el modelo de rendimiento frente a los datos de rendimiento reales.

– Proveer información de plantillas y entradas de base de datos para su disposición en BIM.

Los principales resultados esperados de VTT son una base de datos de entrada para el rendimiento higrotérmico-mecánico de los componentes de madera y herramientas de Análisis del Ciclo de Vida (LCA) para puentes de madera que se integrarán en la herramienta de software CLICKDesign.

Y, como Spain is different, nuestro país no participa en este proyecto, aunque sí un científico español.

No obstante, desde agosto de 2018, se inició el desarrollo del proyecto “Herramienta inteligente para la selección de productos de madera destinados a la construcción”, y está liderado por PEFC España – Asociación para la Certificación Española Forestal y la Universidad de Córdoba, que ejerce las labores de coordinación técnica del proyecto.

Tiene como objetivo general: posicionar en el mercado los productos de madera para la construcción por sus valores técnicos y ambientales impulsando la cadena de valor desde el monte hasta el consumidor final. Y como objetivos específicos:

Proporcionar información y datos técnicos fiables sobre productos de madera para facilitar la prescripción.

Demostrar mediante información ambiental la excelencia de la madera como material de construcción en relación con los valores asociados a la sostenibilidad.

Proporcionar una herramienta para la transmisión de la información de las características técnicas y ambientales de productos de madera para la construcción.

Esta herramienta on line mostrará las excelencias ambientales de productos de madera a través de las Declaraciones Ambientales de Producto (DAPs), integrándose en los sistemas Building Information Modeling (BIM), logrando además concienciar en el uso de la madera para contribuir a la mitigación del cambio climático y al desarrollo forestal sostenible.

Lo más destacable es el énfasis en la promoción de nuestras maderas nacionales, puesto que:

Es un hecho que las maderas nacionales no siempre disponen de información ambiental y que el desarrollo de las DAPs de los productos es menor en España con respecto al resto de países europeos. Esto motiva que las maderas nacionales puedan verse desplazadas por madera de importación, pudiendo competir únicamente por precio. La falta de demanda impide el desarrollo de una oferta estable y continuada de madera procedente de los montes españoles y por otra parte el efecto de no disponer de información ambiental imposibilita que sea elegida por criterios de proximidad de acuerdo con los conceptos del Análisis de Ciclo de Vida”.

CLICKDesign es uno de los proyectos europeos más importantes de los últimos años al proporcionar una herramienta que disipe una de las principales dudas por parte del usuario final cuando considera la madera como material de construcción: su durabilidad.

La madera es un material de construcción natural: si se utiliza en los elementos de construcción, puede desempeñar funciones estructurales, funcionales y estéticas al mismo tiempo. El uso de la madera en la edificación, que se remonta a los tiempos más remotos, está experimentando ahora un período de fuerte expansión en virtud de la dimensión sostenible de los edificios de madera desde el punto de vista medioambiental, económico y social. Sin embargo, su uso como material de ingeniería requiere un desarrollo constante de la investigación teórica y experimental para responder adecuadamente a los problemas que ello implica. En los capítulos individuales escritos por expertos en diferentes campos, el libro pretende contribuir al conocimiento de la aplicación de la madera en la construcción.

Índice de capítulos:

  1. Grading of Low-Quality Wood for Use in Structural Elements.
  2. Wood Thermal Properties.
  3. A Finite Element Method Model for Large Strains Analysis of Timber.
  4. Flame-Retardant Systems Based on Alkoxysilanes for Wood Protection
  5. Wood-Boring Insect Control in Constructions by High Temperature and Microwaves.
  6. Exterior Wood Coatings.
  7. Wooden Reinforcement for Earth Constructions in the Castile Area of Spain.
  8. Wood-Reinforced Polymer Composites.
  9. Ductile Behavior of Timber Structures under Strong Dynamic Loads.
  10. Traditional Wooden Buildings in China.
  11. Experimental Analyses and Numerical Models of CLT Shear Walls under Cyclic Loading.

 

Referencia bibliográfica del libro:

Concu, Giovanna, editora, Wood in Civil Engineering, IntechOpen, 2017, 250 pp, ISBN: 978-953-51-2985-1.

 

En:

https://www.intechopen.com/books/wood-in-civil-engineering

El proceso más habitual, hoy en día, para barnizar maderas expuestas al exterior, como un revestimiento de fachadas en madera, por ejemplo, es aplicar un lasur, en base agua, transparente teñido (nogal, roble, castaño, etc.). Pero, últimamente, hay fabricantes, como el francés Blanchon, que ofrecen una protección incolora anti-UV.

La publicación suiza Bâtir publicó un interesante artículo de Daniel Jaquier sobre la protección incolora de la madera al exterior. Aunque el artículo es de hace unos años, revisando la literatura actual, el asunto todavía sigue vigente.

El artículo está disponible aquí, en la web de la Fédération Suisse Romande des Entreprises de Plâtrerie-Peinture, en su sección de Fiches-tecniques-peinture.

 

 

Resumiendo:

Los procesos clásicos de lasures empleados en exteriores usan los óxidos de hierro como protección contra los rayos ultravioleta (UV). Estos óxidos son partículas aciculares con un espesor de 2 a 5 nanómetros y de débil opacidad de colores amarillos y rojos. Aseguran una buena protección jugando el papel de filtros UV, y previenen el agrisamiento de la madera, resultante, entre otras, de la degradación fotoquímica de la lignina cuando se expone la luz UV solar. El inconveniente mayor es que los colorean.

Hay dos excepciones interesantes. Primero, los saturadores para la madera, en base solvente u acuosa y producidos a base de aceites modificados, con una frecuencia de mantenimiento de una o dos veces al año y con una fastidiosa tendencia al amarilleamiento debido a los aceites. Y segundo, los óxidos de hierro han sido sustituidos por los dióxidos de titanio rutilo, tratados en superficie y de 10 nanómetros de espesor, para evitar una reducción de la transparencia.

Mecanismos conocidos.

Para mejor comprender el contenido del artículo, el autor explica qué es la madera[1].

Y luego expone los mecanismos conocidos de la degradación de la madera: el oxígeno, los hongos y algas, los insectos, los rayos UV y el agua.

Soluciones de supervivencia

La industria de la pintura ofrece buenas soluciones a la madera, pero remarcando, casi exclusivamente son pinturas cubrientes o lasures tintados. ¿Y la protección incolora? Ya se ha hablado mucho de la humedad, los rayos UV y la lignina. Es en este nivel en el que deben encontrarse soluciones.

Cuando se pinta la carrocería de un coche, primero se aplica una capa de imprimación antioxidante, seguida de las diferentes capas de acabado. Si se omite esta imprimación, el oxígeno y la humedad llegarán al metal y lo deteriorarán por oxidación.

En claro, hay que proteger esta carrocería que es la lignina contra una humedad excesiva, los microrganismos, así como los rayos UV.

Tratamiento directo de la lignina

De hecho, la novedad, resultando en resultados notables, es que la lignina debe ser tratada directamente por una mezcla de sustancias activas en medios acuosos. Ellas pueden ser asociadas a ligantes, pero únicamente en grosores de partículas de 30 nanómetros, porque hay que proceder a una impregnación de la lignina. A continuación, aplicación en dos capas (60 micras en seco) de un barniz acrílico transparente en fase acuosa, interesante en el caso presente para la estabilidad a nivel del brillo, de su amarilleamiento nulo o muy débil y de su solidez mecánica. Pero, siendo perfectamente conscientes, este proceso sigue siendo muy transparente a los rayos UV y no puede asegurar, por sí solo, la protección del sustrato.

¿Cuáles son estos productos milagrosos y cómo actúan?

Agentes anti-UV:

La radiación UV crea radicales libres. Y asociados al oxígeno del aire, forman peróxidos que tienen funciones muy reactivas y que se van a descomponer de varias maneras. Es decir, es la oxidación misma.

Los absorbedores UV más empleados se reúnen en cuatro grupos. En los ensayos realizados, se ha optado por una solución acuosa de triazina. Se trata de aditivos que tienen la propiedad de absorber la luz en el dominio ultravioleta A y/o B. Los rayos son desactivados y transformados en energía calorífica inofensiva.

Captadores de radicales libres:

El modo de acción de los HALS (Hindered Amine Light Stabilizer) es del todo diferente a la de los absorbedores UV. Mientras que los absorbedores UV actúan preventivamente interceptando la radiación UV, los HALS actúan cuando la degradación fotoquímica ha comenzado por un mecanismo de blocaje de los radicales libres formados. Además, su acción es independiente del espesor y, por lo tanto, es idéntico tanto en superficie como en profundidad. La sinergia absorbente UV-HALS previene, eficazmente, cambios de los colores de la madera, así como la destrucción misma de la lignina.

Biocidas:

Lo más importante es que puedan penetrar en la madera. Sólo las microemulsiones de id carbamatos y propiconazoles responden a estas exigencias.

Agentes hidrófobos:

Un tratamiento de la superficie con agentes hidrófugos para evitar que el agua puede penetrar en la madera es indispensable. No es sólo necesario que la superficie sea fuertemente hidrófoba (efecto perlante), sino también una hidrofobia interna. Sustancias eficaces son los complejos de zirconio con poliolefinas modificadas.

A través de estas operaciones, la madera, más precisamente la lignina, ha sido estabilizada. Entonces, se puede aplicar las dos capas de acabado protectoras incoloras “dopadas”, por las mismas sustancias activas empleadas en impregnación a excepción de los HALS, que ya no son indispensables en un sistema transparente, además acrílico.

¿No hay soluciones milagro?

“Los resultados de los laboratorios son notables, porque no lo serían en condiciones reales de aplicación. De más, el sistema está en un medio acuoso y la duración de vida es de un año, generalmente la prevista para un barniz transparente sobre madera, debería pasar a cinco años. ¿Qué pide la madera? Estar lo más protegida sin ninguna duda. ¿Qué pide la pintura? ¡Siendo bromistas, las mejores pinturas, por supuesto! Pero de fácil aplicación y en cualquier momento del año, sin preparación de los fondos, de una duración de vida excepcional y ofrecida a la comprar de una brocha. Pues no, señores, no es para hoy y, ciertamente, mucho menos mañana.

Bromas aparte, tenemos la oportunidad, a la luz de lo que ha presentado, de hacer realidad el sueño de algunos, mantener el aspecto natural de la madera. Pero, siendo realistas, ¡solo las aplicaciones realizadas en condiciones reales pueden probar que un sistema es más eficiente que otro! El único punto discutible, en mi opinión, es quizá una cierta dificultad encontrada para las pinturas en cuanto a la aplicación actual de los lasures acrílicos, dificultad que proviene principalmente de un secado rápido. ¿No habrá nunca, pues, soluciones milagrosas?”.

 

 

 

Mirando la literatura actual, los productos incoloros UV hidrófugos se aplican, sea como un sistema incoloro en dos capas (o un acondicionador incoloro más dos capas incoloras según el proceso de Blanchon), sea como capa de fondo antes de un lasur normal.

 

 

 

[1] En este punto, el autor define la madera con la mejor definición que he encontrado:

“Es una biomasa compuesta principalmente de celulosa (30-50 %), de hemicelulosa (15-25 %) y de lignina (25-40 %). En cantidades menores se encuentran ceras, alcaloides, taninos, terpenos, resinas, elementos minerales y otros, así como agua libre, ligada o de constitución. Es necesario saber que las celulosas, que constituyen las fibras de la madera orientadas en el eje del árbol, tienen propiedades mecánicas excepcionales de tracción y comprensión, pero una cohesión transversal débil. Las ligninas incrustan las paredes de fibras, proporcionando una buena durabilidad, y especialmente, una gran rigidez, principalmente en comprensión transversal. Sin ellas, las maderas serían inadecuadas para el uso mecánico.”

Una guía práctica publicada por la asociación interprofesional para la promoción de la madera de la región francesa del País del Loira, Francia, con el concurso de Idéobois y la plataforma regional de innovación Bois HD.

Permitirá entender mejor el uso de la madera en fachadas, estructuras y diseño exterior.

La durabilidad y el envejecimiento de la madera al exterior son, de hecho, parte de las principales preocupaciones de los profesionales en el sector de la construcción en madera.

Así, el libro presenta el estado actual de los conocimientos sobre este tema y los muchos logros de la experiencia de numerosas realizaciones en el País del Loira.

 

Referencia bibliográfica:

VV.AA, Le bois, ex extérieur. Conception, durabilité, aspect, maintenance, Atlanbois, Francia, 2015, 120 p.

 

En:

http://www.atlanbois.com/actus/guide-precobois-derniere-partution-le-bois-en-exterieur/

http://www.kiosque21.com/construction-bois/2765-guide-le-bois-en-exterieur.html

 

Extracto:

http://www.atlanbois.com/wp-content/uploads/2016/09/extrait_guide_boisexterieur.pdf

Le bois en exterieur

Es triste contemplar una pérgola de madera de un parque público deteriorada por la intemperie cuando, hace menos de 8 años, ya que recuerdas cómo quedó después de su montaje.

Deterioro de una pérgola de madera tratada de pino

Deterioro de una pérgola de madera tratada de pino

Para evitarlo, sólo hay que seguir unas reglas de diseño que faciliten el secado y la evacuación del agua.

Lo primero, no debe permitirse el uso de la madera laminada de abeto en las estructuras al exterior. El abeto sólo se usa para las clases de uso 1 (interior sin humedad) o 2 (interior con humedad) porque, como no es impregnable, no se puede tratar para usos exteriores.

Pérgola de abeto deteriorada

Pérgola de abeto laminado deteriorada

Estas reglas permiten utilizar maderas que cumpla con la clase de uso 3.1[1] como el roble, el castaño, el alerce, el abeto Douglas o el eucalipto laminado. O sea, maderas que son de origen español o europeo. Así se evita el uso de maderas tratadas o modificadas que son más adecuadas para la clase de uso 4[2].

  • Donde más evidente se nota el deterioro es en las piezas horizontales, en su cara superior.

Una solución sería que, a los pares, vigas y otras piezas horizontales, se le mecaniza un “cerrillo” para que, a modo de un tejado a dos aguas, se escurra el agua. Claro, esto obliga a mecanizar             unos asientos. Compensa hacerlo con las actuales máquinas de CN.

Cerrillos mecanizados en pares y vigas

Cerrillos mecanizados en pares y vigas

  • Ninguna pieza de madera debe tener una testa a la intemperie. Tienen que estar protegidas con chapas prelacadas de aluminio, zinc o cobre.

Testas de pilares protegidas con caperuzas metáilcas

Testas de pilares protegidas con caperuzas metálicas

  • No deben permitirse en ensamble de viguetas o cabios a una viga mediante herrajes de cuelgue (y con chapa de apoyo) ya que el agua puede estancarse:

No se deben permitir estos herrajes con chapas de apoyo.

No se deben permitir estos herrajes con chapas de apoyo.

  • Si la estructura se une a una pared, hay que evitar colocar una carrera (o pieza de madera anclada a la pared) ya que podrían deteriorarse la cara superior y trasera por la acumulación de humedad. Lo mejor es colocar unos herrajes que permitan el anclaje de los pares o vigas a la pared. Con un hueco entre testa y pared.

No se deben permitir piezas adosadas a las paredes

No se deben permitir piezas adosadas a las paredes

Correcta conexión viga-pared

Correcta conexión viga-pared

  • No deben permitirse los cajeados mecanizados en la madera de una pieza, para ensamblar con otras piezas, expuestos a la intemperie ya que el agua se estanca.Sobre todo las medias maderas entre dos piezas, ya que se acumula la humedad.

No se deben permitir estas medias maderas a la intemperie.

No se deben permitir estas medias maderas a la intemperie.

 

  • Pies de pilar

Un asunto complejo son los pies de pilar. El diseño más adecuado es aquel que permita el escurrimiento del agua hacia el suelo, sin estancarse. Entonces, son los herrajes que, galvanizados en caliente o en acero inoxidable, con un diseño estudiado permite que el agua encuentre huecos y salidas por donde escurrirse.

Correcto diseño de un pie de pilar.

Correcto diseño de un pie de pilar.

Pero la madera tiene que estar, como mínimo, a 30 cm por encima del suelo para evitar que las salpicaduras de la lluvia mojen la madera del extremo del pilar. Es un error que estén a menos distancia e incluso en contacto con un pavimento de madera, etc. Con el tiempo, la madera del extremo del pilar se agrisa más rápidamente de lo normal, se fenda y se deteriora. Es más, si hay un pavimento de piedra, baldosas cerámicas, etc. la altura aún sería superior, unos 50 cm, porque sorprende la altura que alcanza las gotas de las salpicaduras de la lluvia.

Posible deterioro de los pies de estos pilares.

Posible deterioro de los pies de estos pilares.

Deterioro de un pie de pilar.

Deterioro de un pie de pilar.

Incluso con la colocación habitual de pilares sobre basas de piedra u hormigón, siempre hay un deterioro en la madera de testa si están en contacto la madera y la basa (el agua entra por las juntas y, por capilaridad, remonta en la madera). Entonces, la mejor solución es por diseño. Dejar un espacio entre la testa de la madera y la basa de 2 cm, como mínimo. El pilar tiene que ensamblarse con la basa con una barra de M20, mínimo, de acero inoxidable, o con un herraje con chapas o barra roscada de acero galvanizado o inoxidable como alma.

Pies de pilar con herraje embutido.

Pies de pilar con herraje embutido.

También es válido un diseño en el que se ha mecanizado un cajeado en la testa del pilar para alojar el herraje:

Cajeados en las testas para alojar los herrajes.

Cajeados en las testas para alojar los herrajes.

No son recomendables los herrajes tipo cazoleta, de sección cuadrada o redonda, ya que el agua se estanca entre las chapas y la madera.

No se deben permitir los herrajes de cazoleta.

No se deben permitir los herrajes de cazoleta.

  • Ensambles

En las piezas horizontales no hay que mecanizar ensambles de empalmes longitudinales. Con el tiempo, las juntas se abren creando huecos donde se infiltra el agua (y, también, los agujeros de los taladros o cabezas de tornillos o tirafondos) y comprometiendo, por tanto, la resistencia del empalme por pudrición.

No se deben permitir los empalmes longitudinales.

No se deben permitir los empalmes longitudinales.

Lo mismo sucede con los ensambles de esquina. Son bonitos, pero dejan juntas en la cara superior de las dos piezas. Por las juntas, el agua puede llegar hasta las testas.

No se deben permitir los ensambles de esquina.

No se deben permitir los ensambles de esquina.

No se deben permitir estos ensambles de esquina.

No se deben permitir estos ensambles de esquina.

No obstante, si tiene que haber ensambles de esquina o empalmes longitudinales es mejor recubrir la cara superior de las piezas con unas albardillas de chapa prelacada de aluminio o cobre.

Correcta protección de las caras superiores de las piezas de madera.

Correcta protección de las caras superiores de las piezas de madera.

Siempre donde exista un contacto de un plano vertical de una superficie de madera con otra, de madera o metálica, hay que intercalar unas arandelas redondas de un material resistente, de 6 mm de espesor mínimo y de un diámetro relativamente grande. Así se facilita el drenaje y la ventilación.

Correcta separación entre caras de piezas de madera.

Correcta separación entre caras de piezas de madera.

  • Cerramiento

Es una buena idea colocar vidrio laminado o metacrilato o similar encima de la estructura de la pérgola si se requiere luminosidad y el protagonismo de la estructura de madera. Recomendable que los cerramientos sean desmontables, ya que éstos no impiden que la madera agrise y se quiera efectuar un mantenimiento del acabado.

Cerramiento como cubierta.

Cerramiento como cubierta.

Los porches

  • Pies de pilar.

En los porches no sería necesario observar las reglas mencionadas anteriormente si se diseña el alero con una anchura tal que cumpla con la regla de la inclinación de 60°.

Angulo de 60 grados en aleros.

Angulo de 60 grados en aleros.

Pero como es imposible, ya que resultan unos aleros muy anchos, hay que seguir las mismas reglas que con las pérgolas.

  • Los pilares.

Son unas de las piezas más expuestas a la intemperie. Si no es posible la regla de los 60°, convendría que la madera fuese de una durabilidad mayor. Como, habitualmente, la madera de las estructuras de los porches en España es de pino silvestre o abeto laminado, los pilares pueden ser de alerce. Esta madera es apta para la clase de uso 3.1 y, en cuanto a aspecto visual, se diferencia poco del pino silvestre.

  • Pares de borde.

Para proteger la cara exterior de los pares de borde, conviene que la tarima vuele unos 20 cm (ayuda también el añadido de la teja de remate de borde en L). Si por algunas circunstancias no es posible, se puede revestir dicha cara con una chapa.

Caras exteriores de los pares de borde protegidas con chapas.

Caras exteriores de los pares de borde protegidas con chapas.

  • Borde de los aleros.

Es habitual colocar unas tablas de madera de remate a modo de tapetas (fascias en inglés o bandeau en francés) de pino silvestre, sobre todo en el caso de que se haya instalado un aislamiento, para que no se vean los rastreles de madera tratada. Pero son las piezas más expuestas a la intemperie.

 

Tapetas de madera no protegidas.

Tapetas de madera no protegidas.

Con el tiempo se agrisan y se deterioran, requiriendo un mantenimiento más periódico.

Tapetas deterioradas

Tapetas deterioradas

Tenemos dos alternativas:

  • Colocar unas de una madera más durable, como alerce o iroko.
  • Colocar una chapa prelacada de aluminio o de cobre sobre la tapeta. En la parte inferior tiene que tener un goterón.

Bandeau de zinc tras el canalón.

Bandeau de zinc tras el canalón.

[1] Elementos no se encuentran en contacto con el suelo, pero están expuestos a la intemperie y el riesgo de que los elementos puedan mojarse y estar húmedos es limitado.

[2] Exterior en contacto con el suelo o agua dulce.