Archivos para las entradas con etiqueta: panel sándwich

Este post es una síntesis de lo que nos ofrece el mercado actual, pero no deja de ser una historia sintética de la evolución de la prefabricación modular de los tejados de madera.

 

El panel sándwich.

El producto más tradicional, y el más simple, es el panel sándwich que tiene tres funciones: techo, aislamiento y soporte para la cobertura. El formato típico tiene una anchura de 600 mm, una longitud de 2,4 m (y hasta 5 m) y con espesores de 160 mm de aislante. Con 140 mm de aislante de XPS se consiguen transmitancia térmicas de 0,232 W/m²°C. En España tenemos fabricantes como Thermochip, Garnica, Caliplac, Onduline, Panel Estudio, Caliber, López Panel, Teznocuber, etc.

Con los siguientes materiales, desde el interior hacia el exterior:

  • friso de abeto, pino o iroko, tarima de abeto o pino, aglomerado hidrófugo, cemento-madera, cartón-yeso, contrachapado fenólico, herakustic (magnesita) u OSB 3. Para protección frente al fuego los frisos o tarimas pueden tener un tratamiento ignifugante.
  • Núcleo de aislamiento de poliestireno extruido (XPS) STYROFOAM, poliestireno grafito, poliestireno expandido (EPS), lana de roca o corcho.
  • Aglomerado hidrófugo u OSB 3.
Un panel sándwich

Un panel sándwich

Para que estos paneles sándwich tradicionales cumplan con los requisitos de aislamiento acústico y tuvieran una clasificación frente al fuego, al núcleo se les añade nuevos materiales.

En España, Panel Estudio ofrece dos paneles:

  • el panel de altas prestaciones para ruido, humedad y fuego (friso de abeto, yeso laminado o placa de óxido de magnesio, aislamiento de XPS, aglomerado hidrófugo),
Imagen de panel Estudio

Imagen de Panel Estudio

Imagen de Panel Estudio.

Imagen de Panel Estudio.

También, López Panel ofrece su Encosanfri como Solución Acústica, con una composición de friso de abeto, XPS, aglomerado hidrófugo de 16 mm, membrana acústica de 4 mm y un aglomerado hidrófugo de 16 mm:

Imagen de López Panel

Imagen de López Panel

Para añadir clasificación al fuego, Teznocuber ofrece su panel Tarima Pirineo 4 capas:

Imagen de Teznocuber

Imagen de Teznocuber

Si al panel sándwich tradicional se le añade una lámina impermeable y tiras adhesivas, como el Thermochip Plus, se consiguen ahorros de tiempo de colocación en el cerramiento de un tejado:

Imagen de Thermochip.

Imagen de Thermochip.

SIPS (Structural Insulated Panels).

A semejanza de los cásicos paneles sándwiches, pero más grandes. En realidad, es un sistema constructivo en muros, forjado y cubiertas donde el propio panel, compuesto de los dos tableros (generalmente de OSB 3) y el aislamiento (XPS o poliuretano), hace de elemento estructural. Lo interesante es que, como hay menos juntas, la envolvente es más hermética al aire y al vapor de agua. Variados formatos hasta 3 x 15 m y espesores de hasta 255 mm.

Un ejemplo es SIP-Energy:

Imagen de SIP-Energy

Imagen de SIP-Energy

Imagen de SIP-Energy

Imagen de SIP-Energy

En España, tenemos a Garnica Brick. La particularidad es que los tableros de las dos caras son contrachapados marinos, con diferentes tratamientos.

Imagen de Garnica.

Imagen de Garnica.

 

Vigas-cajón.

Paralelamente, ya se habían desarrollado unos elementos autoportantes que se basan en el principio de una viga-cajón. Conocidos fabricantes son: Kielsteg (longitudes hasta 35 m), Lignatur (longitudes hasta 13 m) y Lignotrend (longitudes hasta 18 m).  Hay múltiples variaciones según las características demandadas. Un ejemplo de predimensionamiento para tejados de Lignatur: para una luz de 8 m y unas cargas permanentes de 59 kg/m² y variables de 100 kg/m², resulta una altura de cajón de 180 mm.

Imagen de Lignatur

Imagen de Lignatur

Imagen de Kielsteg

Imagen de Kielsteg

Lignotrend

Lignotrend

 

La empresa vasca Egoin tiene los paneles EGO_CLT MIX, cuyas caras son paneles EGO_CLT y los cabios son tablones DUO. Incorporan un aislamiento termoacústico. Permite luces de hasta 10-12 m y grosores de hasta 360 mm.

Imagen de Egoin.

Imagen de Egoin.

 

Paneles de madera masiva estructural.

Más tarde, se desarrollaron unos paneles, con una función estructural, de madera contralaminada (MCL o CLT) que se fabrican mediante la adicción de sucesivas capas, entrecruzadas entre sí perpendicularmente, de tablas de abeto rojo encoladas. Consiguiendo, así, un tablero con gran estabilidad dimensional. De gran formato, con longitudes máximas 2,95 x 16,5 m y espesores de hasta 50 cm.

Imagen de Madergia.

Imagen de Madergia.

La empresa francesa Concept Bois Structure desarrolló el tejado Vega que muestra la estructura portante del tejado realizado con paneles de madera autoportantes. Cada panel es un conjunto de tablones decalados en altura (en realidad es el panel O’portune), mecanizados con diferentes perfiles, ensamblados entre sí mediante tirafondos o clavos. La particularidad es el elevado confort acústico conseguido con la conjunción del perfil ahuecado de los paneles y la forma triangular del tejado.

Imagen de CBS.

Imagen de CBS.

 

Panel autoportante.

Si al panel tradicional se le añaden dos o tres cabios, se tiene un panel autoportante. Como sólo tienen un sentido de colocación (a favor de la pendiente), generalmente, se colocan sobre unas correas. Si los cabios tienen 2 cm más de altura que el aislamiento y, encima de éste se coloca una lámina impermeable o un tablero hidrófugo, se dispone de una cámara de ventilación bajo la cobertura. Sólo basta con colocar unos rastreles, clavándolos a los cabios, para colocar la cobertura que se desee. Con longitudes de hasta 8 m. El aislante puede ser poliuretano, XPS grafito, EPS, lana de roca, etc. La distancia entre apoyos de un panel con 100 mm de aislante y 100 kg/m² de cargas es de unos 3 m.

Ejemplos  son el Trilatte 3D o el Trilatte HPU de Unilin Insulation o el BeoLATTE DPX30 de Beopan.

Unilin

Imagen de Unilin Insulation.

En España, Teznocuber ofrece sus paneles de la gama Cabio: Standard, Multicapa y Acústico:

Imagen de Teznocuber.

Imagen de Teznocuber.

 

La empresa finlandesa Metsä Wood tiene el panel autoportante Kerto-Ripa LVL (Laminated Veneer Lumber) que ofrecen hasta 20 m de luz en tejados y hasta 12 m en forjados. Y anchos hasta 2,4 m. Son la combinación de cabios de Kerto-S y paneles de Kerto-Q. Pueden ser abiertos o cerrados, con aislamientos y acabados según las demandas del cliente (pueden incluir láminas impermeables).

Imagen de Metsä Wood.

Imagen de Metsä Wood.

Imagen de Metsä Wood.

Imagen de Metsä Wood.

 

 

La empresa británica B&K Structures con sus Roof Cassettes ofrece soluciones para tejados planos e inclinados, sobre todo para edificaciones públicas o comerciales. Se compone de unos cabios, como estructura portante, aislamiento de fibra de vidrio o lana mineral (hasta 18 cm), barrera de vapor y una variedad de materiales para cumplir con los requisitos de fuego, aislamiento y acústica (un acabado interior son paneles perforados). Luces de 8 m y longitudes de hasta 22 m. Tienen una variedad tanto de configuraciones – tejados verdes, con gravilla, etc.- como de materiales – cubrición mediante PVC, EPDM, membranas de bitumen, etc.

La cubrición puede colocarse en la fábrica.

Imagen de B+K Structures.

Imagen de B+K Structures.

 

 

Pero, estos paneles autoportantes tienen puentes térmicos ya que el cabio está en contacto con la capa inferior y con los rastreles de la cobertura.

Para solucionar el problema de los puentes térmicos, existen los paneles autoportantes más avanzados como el Isovariant Aero Confort de Isovariant (destaca por su aislamiento acústico -29 dB- ya que el aislamiento es de Neopor), Kingspan Unidek Aero de Kingspan (longitudes hasta 8 m) y el L-Ments de Recticel Insulation (longitudes hasta 6,5 m y resistencia térmica R de 8,65 m² K/W con 200 mm de aislamiento de PIR). Estos fabricantes ofrecen más variedad de materiales y acabados, como el Unidek Aero Passif de Kingspan con un valor U de 0,11 (u 8,95 de resistencia térmica).

El producto más interesante es el L-Ments puesto que combina 5 componentes en un solo sistema:

  • lámina impermeable de bajo cubierta,
  • rastreles para formar la cámara de ventilación,
  • revestimiento estanco multicapa de Kraft-Aluminio, tanto arriba como debajo (actuando como barrera de vapor) del aislante,
  • aislamiento de PIR (poliisocianurato),
  • y rigidizadores de madera, integrados en el aislante, que garantizan la resistencia del panel.
Imagen de Recticiel.

Imagen de Recticel.

Imagen de Recticiel.

Imagen de Recticel.

Imagen de Isovariant.

Imagen de Isovariant.

Imagen de Kingspan Unidek.

Imagen de Kingspan Unidek.

 

 

Como curiosidad, para verandas, un panel completo, con una composición de mousse AST, masa pesada, aislamiento térmicoacústico (XPS y poliestireno grafito elastificado) y caras interiores y exteriores de aluminio con diferentes colores, es el Isotoit ELS 550, autoportante o no, de ISOSTA. Con un aislamiento acústico de 54 dB, valor U de 0.44W/m².K y un espesor de 68 mm.

Imagen de Isosta.

Imagen de Isosta.

Módulos 2D.

La evolución de los paneles portantes es que el panel, en sí mismo, sea un elemento del tejado, ya sea un hastial o un elemento repetitivo de un faldón. Es decir, con unos pocos elementos, montados sobre una estructura de madera ya armada in situ, se arma un tejado con un espacio habitable.

Un ejemplo es la empresa británica Keystone Group con el Smartroof para tejados a dos aguas:

Imagen de Smartroof.

Imagen de Smartroof.

Un video de Smartroof.

 

 

Si dividen el faldón de un tejado en una cuadrícula y cada celda es un módulo es la idea base de la tecnología Vass de la empresa BigMat. Cada módulo, de 1000 x 686 mm, está completo con todos los materiales y acabados, y hay distintos módulos: base, Velux, luz (integra un precableado), fotovoltaico, antena, etc. Los módulos se atornillan sobre la estructura de madera de pares. Con una transmitancia térmica de 0,15 W/m2*K (con fibras de madera y EPS) y aislamiento acústico de hasta Rw=42 dB. Incluso viene con los rastreles horizontales para la teja, pizarra, etc.

Imagen de Vass.

Imagen de Vass.

Imagen de Vass.

Imagen de Vass.

 

 

 

Y en España, la empresa segoviana Novadomus Hábitat con un enfoque de arquitectura bioclimática basado en el sistema constructivo SKN (Sistema Klimark Núcleo).

Imagen de Novadomus Hábitat.

Imagen de Novadomus Hábitat.

 

Construcción modular off-site.

Y ya se entra en la construcción modular off-site. ¿Por qué no construir un ático con muy pocos módulos? Es lo que hacen empresas como la británica Moduloft.

Es más que interesante es el concepto de Moduloft, ya que es un sistema constructivo en 3D en base a un entramado de madera. Se construye en el taller un módulo completamente acabado, incluso con la cubrición, las instalaciones técnicas (electricidad, calefacción, fontanería), alicatados, acabados, equipamiento de baños y cocina, etc. En el proyecto del ático de dos plantas en el centro de Londres, en la obra se tardó 6 semanas de construcción en la fábrica, 4 días de montaje (tras 2 semanas de colocación de los andamios y 2 semanas de demolición del antiguo tejado) y 10 días para completar la conversión. El cliente sólo tiene que traer los muebles y enchufar.

Imagen de Moduloft.

Imagen de Moduloft.

Imagen de Moduloft.

Imagen de Moduloft.

Imagen de Moduloft.

Imagen de Moduloft.

Imagen de Moduloft.

Imagen de Moduloft.

Imagen de Moduloft.

Imagen de Moduloft.

Un video de Moduloft:

 

 

Aunque los módulos 3D de La Casa por el Tejado tienen una estructura de acero, no deja de ser muy interesante el un ático que construyó en Barcelona, proyectado por Miba Architects, con módulos 2D de madera en colaboración con Novadomus Hábitat.

 

Imagen de La Casa por el Tejado.

Imagen de La Casa por el Tejado.

Un video:

 

Ventajas de la construcción off-site.

Con la presión sobre los constructores de casas para ofrecer una mayor especificación de viviendas sostenibles sin dejar de ser competitivos, se está poniendo mayor énfasis en la especificación más inteligente y que hacer los presupuestos sea un trabajo más duro.

Los productos y sistemas modernos que maximizan el espacio vendible, ahorran tiempo, exceden las normas de construcción y traten de cuestiones clave de salud y seguridad en la obra pueden añadir un valor significativo a un desarrollo e incluso influir en su éxito global.

Estas empresas de construcción modular impulsan una innovación que cambiará la industria, permitiendo a los desarrolladores reconsiderar por completo la construcción de tejados.

Mientras que todo el mundo se esfuerza en ofrecer un excelente servicio y una mano de obra de alta calidad, en estos tiempos de austeridad el enfoque debe estar también en una especificación más inteligente con el fin de maximizar el rendimiento sin comprometer la calidad de diseño o construcción. Los fabricantes con visión de futuro, por su parte, continuarán invirtiendo en la próxima generación de productos y servicios en línea con la evolución de la legislación y las necesidades del cliente. Por lo tanto, tomar el tiempo para considerar alternativas innovadoras a los sistemas tradicionales de construcción podría traer numerosas ventajas para su próximo proyecto.

A diferencia de las construcciones tradicionales in situ, que son vulnerables a la habilidad de los instaladores y las condiciones meteorológicas – los módulos de la construcción off-site están fabricados en un ambiente controlado de la fábrica y se entregan a la obra. Hay tres cuestiones principales para los constructores de casas:

1.- La reducción de los riesgos de salud y seguridad en el lugar que es de vital importancia para los constructores responsables.

2.- El rendimiento y la edificabilidad de la cubierta acabada es cada vez más importante para los constructores con el objetivo de alcanzar los estándares más altos en procedimientos de evaluación de eficiencia energética.

3.- La capacidad de construir realmente la casa según el presupuesto sin sobrecostes.

La capacidad de controlar los costes en la obra es de vital importancia para los constructores y la construcción modular ofrece una oportunidad para el constructor para fijar la certeza de los costes para el módulo de tejado ya que esto puede ser suministrado como un solo artículo subcontratado a un precio fijo. Este nivel de certeza de costes se compara muy favorablemente con la ruta construcción tradicional, que requiere múltiples materiales, oficios y servicios de alquiler y cada uno de ellos con capacidad de añadir sobrecostes.

 

La construcción modular les permite a los propietarios de viviendas ganar más espacio habitable y mejorar el valor total de la propiedad. Y, también, el concepto de construcción modular les permite, en igual medida, libertad de diseño y ahorro de costes. Además, pueden elegir componentes opcionales estandarizados, incluyendo ventanas de tejado, buhardillas, chimeneas, etc.

El futuro pasa por la construcción off-site en 3D.

 

Con este post se sigue una serie en los que se actualizarán los anteriores sándwich de cubierta ideal (o se crearán nuevos) con el propósito de cumplir con los valores orientativos de los parámetros característicos de la envolvente térmica (en este caso, una cubierta) para el predimensionado de soluciones constructivas en uso residencial. Dichos valores están en la tabla E.1 del apéndice E del Documento Básico HE Ahorro de energía del Código Técnico de la Edificación, publicado en el BOE el 12 de septiembre de 2013.

 

En el Sándwich panel sándwich + Trisodur, tenemos un doble aislamiento térmico: uno rígido de un panel sándwich  con un núcleo de poliestireno extruido (XPS) de unos 30-35 kg/m³ como capa de aislamiento térmico, y otro reflexivo, como aislamiento térmico y acústico e impermeabilización. Este aislamiento se colocará por el exterior.

 

El esquema de este sándwich es el siguiente:

 

1º.- Pares o cabios como estructura portante.

2º.- Panel sándwich con un friso de abeto (u otro acabado visto que se desee) de 10 mm; un núcleo de poliestireno extruido (XPS) de 50 mm y un tablero aglomerado hidrófugo de 19 mm.

3º.- Cámara de aire de 20 mm, mínimo, entre rastreles verticales.

4º.- Aislante reflexivo Triso-Dur, con un espesor de 12 mm.

5º.- Cámara de aire de 20 mm, mínimo, entre rastreles verticales.

6º.- Cobertura de teja o pizarra, sobre rastreles horizontales.

 

La transmitancia térmica U total de este sándwich es de 0,181 W/m²k, un valor inferior al límite de la zona E (0,19).

 

Haciendo la comprobación de condensaciones intersticiales con el programa WUFI (Wärme und Feuchte Instationär), no las hay. Se ha considerado una temperatura interior de 20° C, con una humedad relativa del 50 % del aire, y una exterior de -10° C, con una humedad relativa del 80 % del aire.

 

Con este sándwich se consigue un desfase térmico de 8,1 horas en cuanto a la protección contra el calor estival.

 

Desde el punto de vista del aislamiento, se muestran los pros y contras del aislamiento reflexivo:

Pros:

  • En sólo 12 mm de espesor se consigue una eficacia térmica equivalente a 140 mm de lana de vidrio (cuya conductividad térmica es de λ = 0,04 W/m*k). Según información del fabricante.
  • Muy buen compromiso entre aislamiento térmico (caliente/frío) y acústico (tanto a los ruidos aéreos como de impacto).
  • Material muy ligero.

 

Contras:

  • Colocación complicada por la exigencia de dos cámaras de aire.
  • Sólo se conocen las características en cuanto a resistencia térmica (m²*K/W) de algunos modelos de aislamiento reflexivos.
  • Precio caro.
  • Persiste el debate sobre la supuesta eficacia de los aislamientos reflexivos. No obstante, se está de acuerdo en recomendar su colocación combinándolo con un aislamiento tradicional.

 

Finalmente, se exponen las ventajas e inconvenientes de este sándwich:

 

Ventajas:

  • Aislamiento térmico y acústico.
  • Buen confort estival, ya que nos acercamos al mínimo de 10 horas recomendado.
  • El grosor del sándwich es más razonable, ya es de poco más de 15 cm, sin contar con rastrel horizontal y el material de cubrición.
  • El propio aislante reflexivo sirve de lámina impermeable.
  • Es un sándwich competitivo frente a combinaciones de paneles sándwich de más espesor (incluso contando con que el núcleo sea de XPS Grafito) tanto desde el aspecto económico de los materiales como del aislamiento.

 

Inconvenientes:

  • Instalación complicada del aislamiento reflexivo por la disposición de dos las cámaras de aire (aunque la inferior no ventilada).
  • La incomodidad de trabajar sobre el aislante reflexivo, una vez colocado, al tener que prestar atención de no pisarlo porque está sobre el hueco de la primera cámara de aire. Una solución a este problema es colocar un tablero hidrófugo (aumentando el coste).
  • Como el XPS es de célula cerrada, es totalmente impermeable al vapor de agua.

 

Este sándwich hace que la cubierta no transpire, pero no sería problema si la edificación contase con un Sistema Mecánico de Ventilación que cumpliese con las nuevas exigencias del nuevo Código Técnico de la Edificación.

 

Puede ver la simulación 3d clicando en este enlace:

https://skfb.ly/DXBU

Para manejar el dibujo 3D, he aquí unas sencillas instrucciones para manejarlo con el ratón:

  1. Pulsando continuamente el botón izquierdo y arrastrando, gira el dibujo en todas las direcciones,
  2. Pulsando continuamente el botón derecho y arrastrando, desplaza el dibujo en todas las direcciones,
  3. Moviendo la rueda del ratón hacia arriba o abajo, se hace zoom más o menos.

 

En este post trataremos de un tema que es habitual en la construcción de tejados de madera. Ya tenemos diseñada o montada la estructura de madera, ahora tenemos que decidir el cerramiento de la misma: con paneles sándwich tipo Thermochip o ir colocando, capa a capa e in situ, el sándwich del tejado (entarimado, aislante, un tablero, etc). Cada alternativa tiene sus ventajas e inconvenientes.

Explicamos las principales ventajas e inconvenientes de estos materiales:

Ventajas de los paneles sándwich:

– Si el tejado es regular, es decir, con formas rectangulares o cuadradas y sin casetones (o lucarnes), se tiene menor desperdicio y mano de obra con los paneles sándwich. Ahora, con los paneles de gran formato, compensa su instalación sobre todo si se trata de grandes superficies,

– Como los paneles sándwich se tratan de productos con certificados CE y con características definidas, siempre sabremos que responderán a los objetivos definidos en los programas de evaluación de la eficiencia energética del edificio en cuestión,

– Hay paneles sándwich que ya llevan incorparada la cubierta o cubrición añadiendo, por ejemplo, una chapa galvanizada.

– Sobre todo con los paneles de gran formato, contribuye a que las estructuras de madera sean más simples y económicas al emplear menos elementos estructurales portantes.

Inconvenientes de los paneles sándwich:

– Si se tratan de tejados de viviendas unifamiliares, relativamente pequeñas y no regulares en su planta y con casetones, con los paneles sándwich se obtiene un desperdicio que puede alcanzar un 30 %,

– Oferta limitada de tipos de asilantes empleados. Actualmente, se emplean el poliestireno extruido (XPS), el poliuretano (PU), la lana de roca, y el corcho.

Ventajas del sándwich in situ:

– Aunque hay una gran variedad de materiales para la capa vista de los paneles sándwich (frisos, paneles acústicos, paneles de yeso, OSB, paneles ignífugos, etc.), con el sándwich in situ se puede elegir entre una gran variedad de formatos de frisos o tablas machiehembradas y de especies de madera, consiguiendo la estética que se quiera,

– Con el sándwich in situ colocaremos el aislantes que convenga a nuestros intereses y presupuesto. Al ser más caros los paneles de 80 mm o más de aislamiento, la gente tiende a elegir espesores menores, incumpliendo el CTE.

Diversidad de aislantes en el sándwch in situ

Diversidad de aislantes en el sándwch in situ

Inconvenientes del sándwich in  situ:

– Condiciona el diseño de la estructura de madera en cuanto al espaciado de los pares (pontones, cabrios o solivas) si sólo se disponen de ciertas longitudes de tabla machihembrada.

– aparición de problemas por diversas causas: sale la espuma de PU por los agujeros del entarimado al proyectar; colocación de tablas con diferente tonalidad del color del barnizado o con defectos; etc.

Tal vez el principal inconveniente de los paneles sándwich es el hecho de colocarlo mal o, principalmente, de sufrir, en gran medida, las consecuencias de un mal diseño de la cubierta. Para argumentar esto último, les cuento lo ocurrido en una visita, un día de verano, a una casa rural tras una llamada de su dueño para buscar una solución a su problema. La casa rural tiene un tejado con la estructura de madera maciza de pino silvestre. El problema era que, sobre todo al atardecer y en la época calurosa, se oía una verdadera sinfonía de chasquidos y crujidos de la madera. Tras una inspección se encontró el problema. El problema era que la cubierta de pizarra no estaba ventilada. La pizarra se colocó sobre rastreles horizontales, pero no había rastreles verticales que creasen la cámara de ventilación. Por tanto, el tejado se recalentaba en demasía, creando un bochorno en las habitaciones del bajo cubierta, y los ruidos, generando molestias a los clientes (a alguno no les molestaba tanto). Era el friso de abeto de los paneles sándwich y, también, de las piezas estructurales, los que creaban los ruidos. Como los paneles estaban atornillados y son rígidos, el friso se retorcía crujiendo. Además, las piezas de la estructura de madera maciza estaban bastantes rajadas y retorcidas, y los paneles se separaban unos de otros dejando las juntas al decubierto, con la consiguiente preocupación de la propiedad en taparlas con masillas. También influía que el grosor del aislamiento de los paneles no era el adecuado según el CTE, era de 50 ó 60 mm. La mejor solución a este problema era levantar toda la pizarra y sus rastreles horizontales y colocarla de nuevo pero creando una cámara de ventilación correctamente dimensionada con rastreles verticales.

Como conclusión, si el tejado es pequeño y bastante irregular o con muchos faldones, la decisión es clara: el sándwich in situ. Si el es grande y regular, el panel sándwch.

 

Panel sándwich con friso de abeto, aislante de poliestireno extruído y tablero aglomerado hidrófugo

Panel sándwich con friso de abeto, aislante de poliestireno extruído y tablero aglomerado hidrófugo