Archivos para las entradas con etiqueta: agrisamiento

Ningún revestimiento, ningún entarimado de madera escapa a la ley del envejecimiento natural. Incluso la madera que se ha beneficiado de un tratamiento de protección (autoclave, termotratamiento, acetilación, …) sufre una degradación estética. El clima, el medio ambiente, los contaminantes atmosféricos, tienen un efecto determinante en su apariencia. Pero el proceso no es irreversible. Todas las especies pueden recuperar su color original. También es posible prevenir o enmascarar estas alteraciones. Es la función de los tratamientos superficiales o acabados.

Los acabados proporcionan una protección estética de la superficie. No sustituyen a los tratamientos de protección que protegen la madera de hongos e insectos. Actúan sobre la superficie, sobre la degradación física ligada a las inclemencias del tiempo, a los rayos UV, a la humedad y a la contaminación. También limitan el movimiento de la madera. Diferentes soluciones son posibles, desde la aceleración natural, la impregnación, hasta la aplicación regular de diferentes productos de acuerdo a la apariencia deseada.

En este dossier, se expondrán los acabados más representativos e interesantes que existen en el mercado europeo para los revestimientos de fachadas (no se considerarán los entarimados al exterior o deckings). Se tratará sobre:

  • Sistemas de agrisamiento.
  • Sistemas anti-UV incoloro.
  • Impregnación en autoclave.
  • Saturadores.
  • Lasures.
  • Pinturas.

Dada la extensión del tema, se dividirá en varias partes y se tratará un acabado en cada parte o post.

 

Sistemas de agrisamiento

Hay cuatro procesos cuyo fin es conseguir un aspecto uniforme de la meteorización de la madera:

  • Naturalmente preagrisados

En el Jura suizo, las empresas producen, desde hace más de 10 años, tablas para revestimientos de fachadas envejecidas, natural y aceleradamente, sin más agentes externos que el sol y el agua (Röthlisberger, Schilliger). La receta es simple, se impregnan las tablas de abeto blanco o alerce con esporas de hongos, antes de exponerlas al aire libre a la lluvia y la nieve. El acabado superficial obtenido corresponde a madera envejecida de forma natural en la fachada oeste (lado lluvia) durante seis años. Al final de la exposición, que puede durar de tres a seis meses, el cliente ya no necesita mantener sus fachadas. Y si queda una ligera decoloración, inevitable, en la fachada sur expuesta a los rayos UV, el conjunto es uniforme. El proceso de envejecimiento no se detiene con el tratamiento, pero puede continuar progresando. El grado de decoloración depende de la exposición a la intemperie y del clima y, por lo tanto, de la ubicación. Las tablas pueden deformarse y, también, pueden aparecer grietas en la superficie.

Eco Gris de Röthlisberger y Biood de Schilliger fueron premiados por su aspecto 100% ecológico e innovador. Se trata de productos de muy alta gama, producidos en pequeñas cantidades.

Los precios están en de 45 a 90 € / m².

Eco Gris

En Francia, H4 Wood de Owatrol es una protección incolora, sin filtros UV, impermeable e hidrofóbica para la madera utilizada en exteriores. No forma película, esta solución, aplicable tanto en superficies verticales como horizontales, permite el agrisamiento natural de la madera bajo el efecto de los rayos UV, protegiéndola al mismo tiempo de la humedad. Se puede añadir como aditivo, en una mezcla del 10% al 20%, a cualquier protección, tinte, pintura o saturador en fase acuosa para transmitir todas sus propiedades hidrófugas e hidrofóbicas. H4 Wood también puede revestirse con un nuevo acabado, sin decapado previo, si se decide no dejar que la madera se ponga gris bajo la acción de los rayos UV. Este tratamiento también se utiliza para estabilizar la madera aserrada durante el transporte en condiciones difíciles (contenedores, palets forrados con film, etc.). Se utiliza también en otros materiales como la piedra, cemento, yeso, etc.

H4wood

  • Tratamiento con silicatos

Son dos los tratamientos que emplean la tecnología de los silicatos, y son suecos. Uno es SIOO:X y el otro es Organowood. En realidad, estos tratamientos modifican la madera, es decir, no se puede considerar propiamente de un tratamiento de acabado superficial típico.

– SIOO:X se aplica en dos partes: Wood Protector y Wood Surface. Una vez aplicado, el SiOO:X Wood Protector penetra profundamente en las fibras de las paredes celulares donde forma una red de cristales de sílice, formando una barrera que se adhiere a la superficie. A continuación, se aplica SiOO:X Wood Surface. El Surface Protector también contiene silicona en forma de silano a base de agua, respetuoso con el medio ambiente, que sella esencialmente la superficie de la madera después de la cristalización.

La humedad de la atmósfera combinada con los factores meteorológicos habituales, como el sol, el viento y la lluvia, empezarán a dar a la madera un tono plateado/grisáceo muy uniforme en un plazo de 10 a 16 semanas. Según la experiencia, las tablas inicialmente se oscurecen y luego se aclaran con el tiempo. El resultado final es una apariencia de madera flotada de color gris claro y constantemente meteorizada.

Está disponible en dos opciones pigmentadas: SiOO:X Gris claro y SiOO:X Gris medio. Y hay dos procesos: manual a brocha y comprando la madera pretratada en la red de distribuidores que disponen de con equipos automáticos de pulverización (vacumm coating) y pueden aplicar SiOO:X en condiciones controladas.

La madera recubierta con SiOO:X puede considerarse en gran medida libre de mantenimiento y puede dejarse entre 10 y 15 años antes de volver a aplicarse. En muchos casos, la madera habrá adquirido una apariencia naturalmente desgastada para entonces y, por lo tanto, no es necesario volver a aplicarla.

No se puede aplicar a la madera acetilada de Accoya. Cuando se utilizan maderas duras densas como la garapa o el roble, a menudo es preferible dejar que la superficie se meteorice hasta un año, lo que permitirá que la superficie se abra, permitiendo que SiOO:X penetre mejor.

Alerce siberiano impregnado en autoclave con SIOOX – Imagen de Russwood

Un ejemplo de aplicación es el revestimiento de una vivienda en Nueva Zelanda con tablas de madera termotratada de pino radiata (también habitual en el País Vasco y otras zonas de España):

Madera termotratada de pino radiata + Sioo:x – Imagen de Abodo

– Organowood se aplica en dos partes: Protection (una mano) y 02. Repellent (dos manos). OrganoWood es una madera modificada en la que se adhieren compuestos de silicio a las fibras de madera bajo alta presión. El proceso se ha desarrollado inspirándose en el proceso natural de fosilización en el que los minerales mineralizan los materiales orgánicos. En lugar de matar hongos y microorganismos, los compuestos de silicio crean una barrera física que impide que los hongos se coman la madera. Además, esta tecnología proporciona a la madera resistencia al fuego y crea una superficie repelente al agua.

OrganoWood está optimizado para la modificación de pino, abeto, alerce y pino tratado en autoclave. Muy adecuado para el tratamiento hidrófugo del pino tratado en autoclave son sales. Este sistema disminuye la torsión de las tablas y fija las sales, evitando las manchas verdosas sobre la mampostería.

Se comercializa tanto para la aplicación manual a brocha como tablas ya pretratadas de fábrica.

Según pruebas realizadas por el RISE sobre madera de pino modificada con OrganoWood dio la clase de durabilidad natural 1 según EN 350-1. La madera modificada con Organowood es más dura que la madera no modificada. La madera viene con una garantía de resistencia a la putrefacción de 10 años.

OrganoWood obtiene un Indice de Reflectancia Solar (SRI) de 82.4, en el test SP ASTM E1980-11, lo cual es un valor muy bueno.

La madera modificada con OrganoWood es de un hermoso color natural de pino y la madera obtendrá un hermoso color gris plateado al, cabo de unos 3 años. La madera no debe ser pintada o barnizada. Se recomienda el mantenimiento de las superficies con OrganoWood 02 Repellent (protección frente a la suciedad y al agua) cada 3 años o cuando sea necesario. La madera es un material vivo y requiere más o menos mantenimiento debido al clima, el viento y el desgaste.

Se utiliza tanto en revestimientos como entarimados al exterior.

El precio de las tablas es cerca de dos veces más caro que algunas maderas tradicionales impregnadas a presión, pero mucho depende de la buena materia prima en la que se basa. Más barato que otras maderas modificadas.

Parque Vanadis en Estocolmo – Imagen de Organowood

Tanto SiOO:X como Organowood han sido desarrollados para hacer frente a entornos vulnerables sin el uso de sustancias tóxicas de impregnación. Todas las sustancias de estos productos no son tóxicos y pueden volver al ciclo natural.

Comparando en precios, SIOO:X es más caro que Organowood.

 

Desde hace pocos años se ha instalado un debate en Suecia sobre si estos tratamientos cumplen con lo que promulgan.

Con respecto a SiOO:X, el investigador Callum Hill ha concluido que se adapta muy bien para su uso sobre el suelo. “Además, tenemos experiencia empírica en fachadas que han estado bien y sin pudrirse durante 17 años, y en deckings durante 13 años”, dice Herje Boström, CEO de Sioo Woodprotection.

Pero Jöran Jermer, experto en resistencia de la madera en RISE, cree que tanto la experiencia de las pruebas de laboratorio como el uso práctico son todavía incompletos y que no se puede decir con seguridad sobre la vida útil de la madera tratada con sílice.  “Como sabemos hoy en día, el trabajo que se trata superficialmente con Sioo:x y productos similares no se utiliza en el contacto con el suelo, sino sólo en construcciones sobre tierra. El profesor Hill tiene razón. Por otro lado, no se puede esperar una resistencia tan buena como, por ejemplo, en el caso de la madera impregnada a presión, donde se produce una penetración profunda de conservantes de madera en la madera, y donde los conservantes de madera en sí mismos tienen un espectro más amplio de efectos contra los hongos que los preparados de silicio”, dice Jöran Jermer. “Pero desafortunadamente no podemos decir tanto todavía. Pero lo que es importante recordar como consumidor es que, dado que los conservantes de madera a base de silicio no están clasificados como conservantes de madera en el Reglamento sobre biocidas de la UE, no existen requisitos oficiales para documentar los efectos protectores, el impacto medioambiental o los efectos sobre la salud.”

Para resolver esta cuestión, en la actualidad, RISE está llevando a cabo dos proyectos en cooperación con la Agencia Sueca de Protección del Medio Ambiente, el Consejo de Administración de la ciudad y del condado de Malmö en Umeå, que evalúa las propiedades de resistencia de la madera tratada de diferentes maneras. Véase el post anterior La mejor madera para entornos exteriores – una prueba sueca en estudio.

En una inspección realizada tras 41 meses de exposición, el resultado fue que OrganoWood y otros tres materiales de madera, de los 14 materiales de madera que se testaban, pasan la prueba sin ningún comentario adicional. La prueba muestra que OrganoWood ha desempeñado con igual eficacia que con la madera impregnada a presión durante el período de prueba.

Test en Malmö

 

  • Tratamiento de preagrisamiento

Mediante saturadores a base de aceites o en fase acuosa con tintes grises, ligeramente transparente. Permite obtener el efecto de “madera envejecida” evitando las diferencias de color que aparecen en el momento del agrisamiento natural de una fachada parcialmente protegida.

El color gris irá cediendo poco a poco hasta convertirse en el gris natural de la fachada. Este proceso es actualmente muy popular porque da una apariencia homogénea a la fachada con poco o ningún mantenimiento.

Para maderas blandas, incluido el pino tratado en autoclave. Se aplican una o dos capas.

Algunos contienen fungicidas.

Fabricantes como Owatrol ofrecen el Textol Pro, fase acuosa, y el Protext, en base aceite.

Otros, como Lignes et Profils venden tablas para revestimientos ya pretratados con el proceso PROGREY Protect o PROGREY Select.

Alerce con PROGREY Protect – Imasgen de Lp et Profils

  • Tratamiento en autoclave

 Con el sistema Wolman ProColor Silvergrey de BASF que proporciona un aspecto gris contemporáneo y anticipa la pátina natural que la madera adquiere con el paso de los años, a la vez que ofrece una excelente protección a largo plazo contra hongos, insectos, y azulado que destruyen la madera. No hay necesidad de mantenimiento. Para la clase de uso 3 (al aire libre y sin contacto con el suelo).

Despues de 100 horas de exposición – Imagen de Wolman

 

En el próximo post se tratará sobre los saturadores.

 

 

Un edificio de madera puede verse y sentirse muy diferente dependiendo del tratamiento que la fachada y su carpintería con las que estén acabados. Hay varias consideraciones que hacer al elegir su método de tratamiento superficial. He aquí una guía para aquellos métodos y lo que usted debe de tener en cuenta.

 

El tratamiento de la superficie es en muchos sentidos una opción estética para dar la fachada de un color o carácter particular. Pero la elección que haga tiene, al menos, un gran impacto en el mantenimiento y la durabilidad. Madera Estructural® cree que todas las opciones tienen su lugar, siempre y cuando usted sepa qué mantenimiento necesitan para que el efecto del tratamiento pueda durar. Las consideraciones incluyen la ubicación, el clima y el contexto de la construcción. La elección de la construcción, el montaje, la especie de madera y la calidad de la madera también son aspectos clave. Por lo tanto, todos los implicados tienen igual posibilidad para la durabilidad y el atractivo visual de una fachada.

Una ventaja del hecho de que haya más paneles de madera han empezado a ser utilizados en edificios de gran altura es que el tratamiento de la superficie de la fachada y el futuro trabajo de mantenimiento se ha vuelto más interesante. De repente, el acabado ha adquirido un valor monetario. Elija un mal tratamiento superficial para un edificio de gran altura y Usted va a ser perjudicado con altos costos de mantenimiento.

Por el momento, hay un impulso para resaltar la superficie natural de la madera. Más que recubriendo la madera con pintura, es popular tratarla de manera que la superficie natural se destaque, y está en aumento el número de edificios de madera con fachadas aparentemente sin tratar.

Las fachadas sin pintar que están bien diseñadas y de buena calidad pueden durar muchos años, pero la superficie de la madera envejece por los rayos UV del sol, la lluvia y la contaminación atmosférica, y con el tiempo adquirirán tonos variables de gris a marrón. El diseño tiene que asegurar que el agua pueda escurrirse y que la madera sea capaz de secarse. Los aleros generosos y proyectando en los zócalos y sobre las ventanas son ejemplos de tales detalles de diseño, además de evitar los tableros juntados (sin separación) y no clavar la madera de manera que se raje.

En una fachada de madera totalmente sin tratar, la superficie se erosiona y el sol blanquea la celulosa de las fibras, agrisándose la madera. Para conservar el color natural de la madera, la fachada tiene que ser tratada. Lo mismo es cierto si usted desea reducir el movimiento causado por la humedad, que es mayor en una fachada sin tratar.

Si quieres un aspecto sin tratar y sin agrisamiento, usted tiene que estar preparado para mantener la fachada de cada año.

El mantenimiento es un proceso continuo. Lavamos las ventanas cuando se ensucian, pero ignoramos la fachada. Los problemas menores empeoran con el tiempo. La fachada se ve descuidada y la madera sufre. Al comprobar y corregir cualquier problema con la fachada, podemos extender el ciclo de mantenimiento y cortar así los costes.  Añadiendo pigmento a productos en base aceite, se extiende el ciclo de mantenimiento a cada tres-cinco años, mientras que una pintura acrílica aplicada encima de una imprimación de aceite y una primera capa a base de aceite tendrá una duración de hasta 15 años.

Puede ser que los intervalos de mantenimiento pueden extenderse aún más con la ayuda de la nanotecnología. Las pinturas están a punto de dar un gran salto hacia adelante cuando se trata de crear una protección duradera de la fachada.

La nanotecnología se trata de ajustar las propiedades de la pintura de varias maneras usando nanopartículas inorgánicas – alrededor de 10 a 50 nanómetros de tamaño – de sustancias tales como el silicio, titanio y zinc.

El objetivo es crear pinturas duraderas que ofrezcan una buena protección contra el clima, la degradación de los rayos UV, la suciedad y la suciedad. Sin embargo, las llamados nanopinturas todavía están relativamente sin probar, tanto en términos de su durabilidad como la salud y la seguridad.

Una relativamente nueva visión con respecto a los métodos de fachada ha demostrado  que la elección del color tiene un impacto en la durabilidad de una fachada y la necesidad de mantenimiento. A una temperatura exterior de 25 ° C, la superficie de una fachada de madera pintada de negro alcanzará una temperatura de 65 ° C, mientras que una fachada pintada de blanco sólo llegará a 33 ° C.

Esta diferencia de temperatura, naturalmente, tiene un impacto sobre el sustrato, afectando a la estabilidad, la formación de fendas y el secado. Por supuesto que puedes pintar de negro o un color muy oscuro un edificio, pero hay que ser conscientes de que se acortará el ciclo de mantenimiento.

Revestimiento de madera sin tratar

Revestimiento de madera sin tratar

 

Madera Estructural©