Archivos para la categoría: NEWS

Una de las lecciones aprendidas: en cuanto al diseño de un edifico de madera, se hace lo contrario: se empieza con la seguridad contra incendios a través del diseño del interior, y se trata la cuestión de la estructura en último lugar.

Madera Estructural les ofrece, por su mayor interés, la traducción de un artículo, Construction bois: le retour d’expérience instructif d’une entreprise générale, publicado por Batiactu el pasado 22 de enero.

La desilusión.

¿Qué lugar ocupará la madera en la construcción de mañana? Una posible respuesta es la esclarecedora información sobre la experiencia detallada por Jacques Bouillot, de la División de Innovación y Sector Seco de Eiffage Construction, en una conferencia organizada por la Sociedad de Ingenieros de Protección contra Incendios (SFPE, Society of Fire Protection Engineer).

Después del entusiasmo, viene la desilusión, seguida del descubrimiento de un equilibrio productivo a precios competitivos en mercados bien definidos. Eiffage está terminando este recorrido en el sector de la construcción en madera, tal y como explicó Jacques Bouillot, de la División de Innovación y Sector Seco, en una conferencia organizada por la Sociedad Francesa de Ingenieros de Protección contra Incendios (SFPE) el 22 de enero de 2020 en París.

Inicialmente muy optimista respecto a la madera, Eiffage Construction ha ido evolucionando gradualmente su análisis, hasta llegar a tomar decisiones radicales. El grupo tiene una cierta relevancia en este campo, ya que ha participado en las operaciones de varios proyectos emblemáticos: la residencia Jean Jouzel en La Rochelle (“el edificio que más carbono almacena hoy en día en Francia“, dice Jacques Bouillot), el Quai de la Borde (Ris Orangis), el edificio Sensations en Estrasburgo y, por último, el proyecto de la torre Hypérion en Burdeos, actualmente en construcción. Batiactu resume los principales puntos planteados por el constructor.

Quai de la Borde
El edificio Sensations
Tour Hypérion

Para un proyecto de madera, el método es lo contrario de un proyecto de hormigón.

La principal lección de Jacques Bouillot es que la construcción de un edificio de madera se piensa de una manera muy diferente, e incluso opuesta, a la de un edificio de hormigón. “Para el hormigón, se empieza por preguntarse la cuestión de la estructura, luego se define el resto paso a paso. En el caso de un proyecto de madera, hacemos lo contrario: empezamos con la seguridad contra incendios a través del diseño del interior, y tratamos la cuestión de la estructura en último lugar“, dice.

¿Cuál es la razón de este cambio de perspectiva? Para el profesional, la respuesta es simple: se de be a que el hormigón es un “material fantástico“, que por sí mismo responde a una multiplicidad de problemas (fuego, acústica, por ejemplo). Este no es el caso de la madera – que tiene otras ventajas – por lo que es necesario cambiar el método y dedicar mucho más tiempo a la fase de diseño/estudio. Su baja resistencia al fuego es una desventaja evidente, especialmente para proyectos de construcción de edificios medianos o altos. Por otra parte, los reglamentos siguen y siempre están diseñados para el hormigón, de ahí la necesidad de una rápida evolución de los textos si se quiere estabilizar las reglas del juego.

La dificultad de ‘vender’ un proyecto de madera… ¡donde la madera no es visible!

Otra dificultad identificada por Eiffage es cómo ganar una licitación que requiere que el material de madera sea visible en el proyecto acabado, aunque, sobre todo por razones de seguridad contra incendios, la madera debe ser a menudo sellada, protegida y, por lo tanto, invisible? Un problema que es tan relevante para la fachada como para el diseño interior. “Siempre pregunto al promotor qué ha vendido a sus clientes“, explica Jacques Bouillot.


También puede surgir una preocupación por la distorsión de la competencia en el momento de la licitación, ya que la prima puede ir, en el momento de la elección del proyecto por parte del cliente no especialista, al proyecto con las imágenes más atractivas, dando el lugar de honor a la madera. Aunque estudios posteriores demostrarán que no es posible poner tanta madera visible como se había previsto inicialmente … Esto plantea la necesidad de dos avances: el primero es enmarcar adecuadamente las regulaciones de la construcción en madera para que todos los jugadores sepan lo que se puede y lo que no se puede hacer – evitando así las distorsiones de la competencia.

El segundo es evaluar el umbral de aceptabilidad del propietario “para ver o no ver el material de madera dentro o sobre el edificio”. Jacques Bouillot identifica tres escenarios para la madera visible: o bien se ve un poco en el interior y no en la fachada; o bien es visible en la fachada, pero protegida por una película de vidrio, por ejemplo; o bien es visible en la parte inferior de los balcones (solución elegida para Hypérion, el proyecto de madera construido por Eiffage donde el material es menos visible). Por supuesto, estas observaciones se refieren principalmente a proyectos de cierta altura, ya que en los edificios de viviendas de primera y segunda familia [véase aquí], la obligación reglamentaria es mucho menos severa.

Los balcones del eidficio Sensations
1ª familia
2ª familia

El tema de los costes de diseño y los ensayos de incendio

Quien dice que la construcción con madera hoy en día a menudo se refiere a la necesidad de financiar costosas pruebas relacionadas on la seguridad contra incendios, como el famoso LEPIR, [ Local Expérimental Pour Incendie Réel, ensayos de resistencia al fuego en fachadas]. “Hemos realizado pruebas por valor de más de un millón de euros en temas de madera“, revela Jacques Bouillot. “Una pregunta: ¿cuántos contratistas generales en Francia pueden permitirse gastar tal suma en la fase inicial?” Esto también podría conducir a una forma de distorsión de la competencia, entre los que tienen los medios y los que no los tienen. Por supuesto, el sector está avanzando en este tema con la producción y actualización en 2019 de una guía de fachadas de madera que permitirá a cualquier empresa conocer las soluciones probadas y validadas llave en mano de las fachadas de madera. Sin embargo, queda la cuestión de los avisos de sitio, pruebas que sólo son válidas para un solo proyecto, teniendo en cuenta sus particularidades, cuyo coste adicional es muy real.

Un ensayo de fuego en fachadas de madera

La cuestión de los balcones en relación con la seguridad contra incendios

La Torre Hyperion tiene la peculiaridad de tener muchos balcones. “Muchas torres en el mundo no tienen balcones“, observa el jefe de Eiffage. “¿Es razonable seguir haciendo balcones en voladizo en un edificio de mediana altura? Sigo teniendo dudas“. La cuestión de la presencia del material de madera sin protección en un balcón conlleva obviamente un riesgo de contaminación por fuego en toda la fachada.

El riesgo legal inducido por el uso de la madera

Dado que la madera es un material más fácilmente inflamable que el hormigón, instalarlo en un edificio, especialmente en uno residencial, no está exento de riesgos en términos de responsabilidad legal, e incluso de responsabilidad penal en caso de tragedia. “No podemos jugar con la vida de los usuarios y los bomberos“, dice Bouillot, que espera que los profesionales que prescriben e instalan la madera lo tengan en cuenta. En caso de incendio, aunque no haya víctimas, la reputación de los profesionales implicados podría verse gravemente dañada.

¿La madera sigue siendo relevante en la cuarta familia?

Eiffage lo reconoce claramente: en los últimos tiempos, ha rechazado cuatro proyectos de edificios de mediana altura (28-50 metros) de madera. Y tiene la intención de centrarse en las soluciones de la segunda y tercera familia, donde hay “cosas bonitas que hacer”, apostando por un coste competitivo – la firma ha comprado la marca Savare, especializada en armazones de madera. ” Hemos pasado por una fase de desilusión con la madera, después de haber investigado el asunto, y hoy estamos remontando el vuelo”, explica Jacques Bouillot. Habla de las “quimeras de IMH e IGH en madera”. Según él, mientras que la mayor parte de la comunicación de este material se centra en estos proyectos emblemáticos, su futuro está más en la tercera familia y por debajo.

3ª familia A
3º familia B
4ª familia

Este futuro de la madera, que es más bien de la tercera familia, se debe probablemente en parte al endurecimiento de la normativa en agosto de 2019, que se produjo a raíz de la tragedia de la Torre Grenfell en Londres. Un punto que fue detallado por Emmanuelle Gaud, de la compañía Efectis, también presente en el día de la SFPE. “En la tercera familia de viviendas, la instalación de madera en la fachada es posible si se utilizan las soluciones detalladas en la guía ‘fachada de madera’, o mediante la realización de una evaluación de laboratorio“, detalló. En la cuarta familia, sin embargo, la instalación de elementos de madera en la fachada ya no es posible, a menos que esté protegida por un escudo térmico (por lo tanto, la madera ya no sería visible).

El “mar de fondo” del carbono

Si, a pesar de todo, el representante de Eiffage está convencido de que la madera en la construcción tiene un futuro, resulta obvio en el interés de descarbonizar los edificios. Por ello, Eiffage se ha comprometido a construir la villa de los atletas para los Juegos Olímpicos de 2024. “En los edificios R+10, la estructura es 100% de hormigón. En los edificios R+5, estamos trabajando actualmente en un forjado de hormigón colaborante con un sistema de columnas y vigas de madera. Realizaremos ensayos de fuego para asegurarnos de que podemos mantener las vigas de madera expuestas. Si eso no funciona, tendremos que encajonarlos“. Los requisitos de Solideo son “extremos” cuando se trata del carbono, dice. “Vamos a construir los edificios más descarbonizados que haya, y eso es muy interesante“.

La mezcla de materiales, ¿una solución real?

Para el jefe de Eiffage, el verdadero cambio vendrá menos del uso de la madera como material que de la guerra declarada al carbono. “Tendremos que reducir a la mitad la proporción de hormigón en la construcción, manteniendo el mismo rendimiento, sobre todo en la protección contra incendios”, explica. “Así que empezaremos a mezclar los materiales, lo que causará problemas de incendio debido a las interfaces, con menos hormigón y productos multimateriales más complejos”. Se conocen otras tendencias: prefabricación, reutilización de materiales, uso de materiales de origen biológico… Después de la expectación por los grandes proyectos emblemáticos de madera, ¿llegará la industria de la construcción a la edad de la razón?

En adelante, Madera Estructural les ofrecerá una curación de contenidos, bajo el antetítulo de NEWS y con una frecuencia más habitual, con entradas en las cuentas de Twitter y Facebook, con informaciones más relevantes sobre el mundo de la construcción en madera que tengan un interés más profesional o científico.

Madera Estructural publicará los posts que requieran un tratamiento más extenso en su blog, como es habitual.