Archivos para la categoría: Acabados de la madera

Una de las investigaciones del Bridge, una asociación entre la Universidad de Linnaeus e IKEA (y con la contribución de la Swedish Paint and Printing Ink Makers Association (SVEFF), con el objetivo de crear una mejor vida cotidiana en los hogares, es la de Tinh Sjökvist y Åsa Rydell Blom. Ellas han investigado que la elección del material de madera juega un papel importante en la durabilidad de la madera pintada. Que haya menos crecimiento de moho en el duramen, que su crecimiento también se vea afectado por el color de la pintura y que los anillos anuales anchos en la madera den menos grietas son algunos de los resultados de su investigación.

Se advierte que se está hablando de madera pintada con un color, es decir, con un proceso opaco, en cuestión de color.

Las investigaciones se desarrollaron con la madera de abeto (Picea abies L. Karst.), una de las especies de madera más comunes en Suecia y se utiliza a menudo en las fachadas de las casas. Estudios anteriores han demostrado que el duramen de abeto sin pintar es menos propenso a la absorción de humedad en la exposición a la intemperie, lo que resulta en niveles más bajos de contenido de humedad, en comparación con la albura. Sin embargo, los estudios relacionados con las características antes mencionadas son bastante limitados en el caso del abeto pintado, especialmente en lo que se refiere a la influencia de la exposición a la intemperie.

Pero las diferentes partes del tronco tienen diferentes características y la elección de la madera es, por lo tanto, importante si desea un revestimiento que dure más tiempo. Sin embargo, esto no se tiene en cuenta hoy en día para la madera utilizada en las fachadas de las casas, por ejemplo.

La investigación ha llevado a cabo un test, en el sur de Suecia, en el que las tablas de madera de abeto pintados han estado expuestos a la intemperie en los últimos 5 años. Orientadas al sur con una inclinación de 45 grados.

No es casualidad que se use el color rojo, en Suecia es tradicional pintar las casas de madera con la pintura roja de Falun, como se explica aquí.

Test en Asa

Las tablas del test estaban pintadas con procesos de pintura habituales en el mercado, es decir, pintura alquídica en base agua, pintura acrílica en base agua y aceite de linaza, además de una pintura de calcimina (cal y tiza). La madera era duramen o albura, con dos anchuras diferentes de anillos anuales. La aplicación se efectuó en lado de la corteza de las tablas.

Encontramos que las tablas con anillos anuales anchos tenían menos grietas que las tablas con anillos estrechos. Esto era especialmente cierto en el caso de las tablas pintadas con revestimientos abiertos difusos. Las grietas más pequeñas aparecieron en las tablas de duramen de crecimiento rápido“, dice Tinh Sjökvist, estudiante de doctorado en silvicultura y tecnología de la madera.

Con respecto a la decoloración microbiana en la superficie, se encontró que las tablas de duramen eran las menos afectadas. Los investigadores también encontraron un efecto claro de la coloración. Después de cinco años, las tablas pintadas con pintura roja estaban completamente libres de crecimiento de moho, mientras que todos los paneles blancos tenían un grado variado de contaminación y crecimiento por mohos.

Decoloración a lo largo de los 5 años

Proceso alquídico – tablas rojas – duramen de baja densidad

Proceso alquídico – tablas rojas – albura de baja densidad

Proceso alquídico – tablas blancas – duramen de baja densidad

Proceso alquídico – tablas blancas – albura de baja densidad

Podemos ver expresamente que la elección del material de madera tiene un efecto claro en la durabilidad de una tabla pintada, de varias maneras. Este es un apoyo importante para nuestra investigación futura con el objetivo de desarrollar productos de madera recubierta con mayor durabilidad e intervalos de mantenimiento más largos“, dice Åsa Blom, profesora asociada y jefa del departamento de silvicultura y tecnología de la madera.

No encontré ninguna diferencia en la absorción de agua entre el duramen pintado y la albura pintada de abeto. Sin embargo, hay menos crecimiento de moho en las tablas de duramen que en los paneles de albura. Y si se desea la menor formación de grietas posible, se debe utilizar madera de baja densidad“, dice Sjökvist.

Dos conclusiones que Sjökvist ha sacado de su investigación es que la madera es un material complejo y que los fenómenos que se miden pueden depender de muchos factores diferentes. Por ejemplo, durante mucho tiempo se ha afirmado que la cantidad de agua que absorbe la madera de abeto depende de la porosidad de la madera.

He descubierto que la absorción de agua también se ve afectada por las características químicas de la madera, por el hecho de que la tensión superficial del agua se ve alterada por las llamadas sustancias extractivas de la pícea [hay un aumento de la sorción fue presumiblemente causado por una menor tensión superficial del agua]. Esto es algo sobre lo que seguiré investigando“, concluye Sjökvist.

Se trata de cómo utilizar la madera de una manera más eficiente y reducir el crecimiento de moho en fachadas pintadas. A esto también quiero usar un nuevo método para limitar el crecimiento limitando el suministro de alimentos para microorganismos como el moho y las algas agregando antioxidantes”, dice Tinh Sjökvist.

 

Conclusiones del test:

– Las características de la madera de albura y duramen tienen en general un impacto en la decoloración biológica del abeto pintado, independientemente del impacto de las pinturas.

– Las muestras hechas de albura con una pintura de base alquídica tuvieron la mayor decoloración en este test.

– En contenido de humedad fue mayor para la albura que para el duramen en todas las combinaciones de pinturas.

– Las muestras de baja densidad tenían un contenido de humedad más alto pero ninguna correlación con la decoloración.

– La aplicación de aceite disminuye el nivel de decoloración de la albura de baja densidad.

 

De la tesis doctoral de Tinh Sjökvist, Coated Norway Spruce: Influence of Wood Characteristics on Water Sorption and Coating Durability, se puede extraer que la principal conclusión es que el duramen y la albura de diferentes densidades influyen en la absorción de agua y la durabilidad del abeto pintado. Sin embargo, los principios de la absorción de agua de la madera de duramen y de albura sin recubrir no podían aplicarse a las muestras recubiertas. En general, los resultados indican que el duramen de baja densidad podría ser la mejor combinación de materiales para mejorar la durabilidad de la madera de abeto pintada en exteriores. Los conocimientos adquiridos en esta tesis pueden permitir una mayor vida útil de la madera de abeto pintada en exteriores. El aumento de la vida útil se consigue mediante una cuidadosa selección del material de la madera en función de la proporción de duramen y de la densidad de la madera elegida. Como observación final, es necesario explorar el papel de los extractos de abeto superficialmente activos, y se sugiere una investigación de seguimiento en el contexto de la absorción de agua para futuras investigaciones.

 

Desde el punto de vista del mercado, “Desafortunadamente, la madera de duramen o la de albura no se distinguen hoy en día, ni hay ninguna especialización en anillos anuales. Los aserraderos están ciertamente interesados, pero al mismo tiempo requieren grandes costos de inversión. En el caso del abeto, no se ve la diferencia entre el duramen y la albura sin rayos X, lo que significa una inversión multimillonaria elevada. Pero si más y más personas están empezando a ver en las tablas la madera correcta significa que uno no tiene que pintar con tanta frecuencia y necesita menos uso de biocidas, la voluntad de pagar puede cambiar. En la actualidad, el consumidor puede obtener la madera “correcta” clasificándola él mismo en la tienda de construcción, lo que no es muy agradable para los demás consumidores, pero no existe ninguna diferencia de clasificación ni de precio que ofrezca la tienda de construcción”, ha dicho Tinh Sjökvist.

En el post anterior se trataron los sistemas de agrisamiento.

 

Algunas claves para conseguir un buen acabado

Antes, hay que mencionar unos breves apuntes sobre cómo conseguir una buena calidad de los acabados superficiales de los revestimientos de madera al exterior.

Se recomienda encarecidamente (si no es esencial) aplicar un tratamiento fungicida a la madera antes de aplicar un acabado. No garantizan una protección definitiva, pero reducen considerablemente el riesgo de crecimiento y desarrollo de moho. El abeto, el pino, el abeto Douglas, el alerce y el cedro rojo son maderas que necesitan ser tratadas contra hongos y mohos cuando son nuevas. De hecho, estas especies de madera tienen diferentes Clases de Uso (por ejemplo, clase 2, 3, etc.) que corresponden a su resistencia  a la descomposición, pero estas clases no significan que la madera esté protegida contra los hongos. Varios factores son responsables del desarrollo de los hongos: el período de corte de los árboles, los tiempos de secado, pero también la situación final de la madera: exposición a la humedad, difícil secado de la madera, proximidad de la vegetación (bosques), etc.

Hongos sobre abeto Douglas

Alerce no tratado

Cedro rojo del pacífico con hongos y humedades

La clave para diseñar un acabado (o recubrimiento, en inglés: coating) con un mejor rendimiento sobre la madera es considerar no sólo las características o la interfaz del recubrimiento y de la madera en sí, sino también estudiar la interacción entre los componentes individuales de la madera con los componentes del recubrimiento.

Para mejorar el aspecto y prolongar la vida útil y el uso de la carpintería de madera, se suele recubrir con pintura, barniz o tinte (stain). Estos dos últimos son a menudo los preferidos, ya que mejoran la apariencia; sin embargo, su naturaleza transparente no protege de los efectos dañinos de la luz ultravioleta tan eficientemente como las pinturas opacas. No hay en el mercado recubrimientos transparentes en el mercado que igualen el rendimiento de los recubrimientos opacos.

El desarrollo de recubrimientos transparentes más duraderos para la madera requiere el uso de tratamientos previos que pueden estabilizar dimensionalmente el sustrato de madera y fotoestabilizar la lignina, antes de la aplicación del recubrimiento, cambiar o mantener su color y también restringir la colonización microbiana de la interfaz del revestimiento de madera.

Los colores claros son preferibles para las pinturas, ya que evitan el sobrecalentamiento de la superficie, lo que supondría un mayor estrés para la madera. Con una temperatura del aire de 25° C, con el color marrón oscuro se alcanzan 55° C, y con el negro, 65° C.

Para aumentar el efecto protector, algunos productores aplican un tratamiento anti-UV o repelente al agua. En su superficie se forman gotas de agua que fluyen hacia fuera de la pieza de madera.

Los elementos de madera para revestimientos de fachadas pertenecen a la categoría “parcialmente” a “inestable” en términos de estabilidad dimensional según DIN 927-1. Cuando se exponen a la intemperie, su fijación debe permitir que la madera se contraiga y se hinche, lo que también requiere un tratamiento superficial flexible, con alta capacidad de difusión de vapor de agua, para evacuar rápidamente la humedad acumulada en la madera. De ahí, es muy recomendable una cámara de ventilación de al, menos 20 mm, de espesor.

La elección del sistema de tratamiento se realiza en función del intervalo de mantenimiento deseado. Se recomendará un saturador para una vivienda de un solo piso y de fácil acceso, mientras que para un edificio de varios pisos que requiera andamiaje, será más apropiado utilizar una pintura de recubrimiento con un bajo requerimiento de mantenimiento.

La influencia de las especies de madera y la orientación de los anillos de crecimiento en la durabilidad del revestimiento es muy importante, porque es bien sabido que un corte paralelo es propenso a agrietarse, debido a una extensa hinchazón y encogimiento, mientras que un corte radial no lo es.

Corte paralelo (flat sawn), corte radial (rift sawn), y corte por cuartos o radial (quarter sawn)

El acabado se adhiere mejor a una superficie aserrada fina que a una superficie cepillada, aunque con las pinturas modernas las diferencias son mínimas. El tratamiento de superficie se adhiere mejor a la madera recién fabricada y no expuesta; cuando las superficies de madera han estado expuestas al sol y a la lluvia, comienzan a descomponerse y pueden estar sujetas a contaminantes que afectan negativamente la adhesión del tratamiento de superficie.

El repelo debe lijarse ligeramente. Esto mejora la calidad del acabado y reduce el riesgo de decoloración debido a la suciedad y al crecimiento de moho. Las superficies de la fachada también serán más fáciles de limpiar y mantener, y más agradables al tacto.

La elección del mejor tratamiento depende de la funcionalidad deseada y del aspecto del resultado final. A veces, el sustrato a tratar puede limitar la elección del tipo de pintura.

En el caso de la madera tratada térmicamente, se requiere un recubrimiento con una mayor resistencia a los rayos UV, mientras que en el caso de los conservantes a base de Cu (cobre), como en la madera tratada en profundidad en autoclave, es beneficioso un recubrimiento con una mayor repelencia al agua.

 

Recientemente se ha terminado un proyecto europeo de investigación, Servowood, que ha estudiado el rendimiento de los acabados para la madera al exterior. Y establecer normas europeas que faciliten la predicción de la vida útil de los revestimientos de madera para exteriores.

Según investigaciones del francés FCBA han demostrado que, durante la exposición a la intemperie, se observa un aumento de la dureza de cualquier acabado (coating). Se ha demostrado una clara relación entre la alta dureza y el desarrollo de las fisuras y, por lo tanto, la vida útil. Los acabados con el mejor rendimiento tienen una baja dureza inicial con pocas variaciones durante la exposición a la intemperie. También se ha demostrado que la pigmentación del acabado contribuye a minimizar la variación de dureza durante la exposición a la intemperie y, por lo tanto, mejora la vida útil.

 

Todos estos apuntes son válidos para cualquier sistema de acabado superficial.

Los mejores recubrimientos de madera ya duran de 7 a 10 años, y se han registrado informes de hasta 28 años.

 

Ahora, se tratará sobre los saturadores.

 

Los saturadores

Saturador semitransparente – Gama Protect de Silverwood

Primero, la denominación de saturador no es habitual en España, más bien es en Francia, Suiza, etc. Aquí se emplea protector, aceite, aceite protector, …

Para restaurar el color original de la madera, la aplicación de un saturador es un complemento esencial. El saturador, normalmente, es un aceite (lino, colza, girasol, etc.) protector. En terrazas y revestimientos, este recubrimiento, en base solvente o acuosa, está diseñado para resaltar la pigmentación natural de la madera, en tonos mates. Es el acabado que mejor guarda el aspecto natural de la madera. Para un acabado mate o un efecto aceitado o húmedo, los aceites saturantes son acabados ideales, que realzan la veta de la madera.

Están en la madera y no sobre la madera. Pueden ser aplicados en todo tipo de maderas: coníferas, especialmente en las maderas blandas, frondosas o exóticas. Nutre y satura la madera en profundidad, sin crear película, impermeabilizándola, dejando visible su veta. El saturador está disponible en versiones cada vez más fáciles de aplicar: líquido, para superficies horizontales, o gel, para superficies verticales.

Existen saturadores acrílicos en fase acuosa, sobre los cuales es posible aplicar otro producto, pero no en saturadores a base de aceite.

El mantenimiento de los saturadores debe realizarse regularmente, a los 8 meses de promedio (varía según el tiempo), pero sin ninguna preparación del fondo como lijado o decapado, lo que, a medio o largo plazo, es mucho más económico. Además, no se produce ningún aumento de tono cuando se recubre un saturador tintado.

Hay saturadores en base agua que son imprimaciones muy adecuados para la madera acetilada como el Sikkens Cetol WF 771, en base agua. Para las maderas tratadas en autoclave en profundidad, el Owatrol Textrol.

Algunos saturadores (como el Rubio Monocoat Hybrid Wood Protector, en base aceite) se aplican en una sola capa y no requieren lijado antes del mantenimiento. El saturador se mantiene con una simple reaplicación. Cuando se aplica a la madera tratada para la clase de reacción al fuego C, el espesor de la capa de aceite (25 micras dependiendo de la especie) no modifica el tratamiento del fuego y el conjunto sigue siendo C.

El uso previo de un limpiador (en francés: dégrisseur, algunos son a base de ácido oxálico) no es esencial, pero al combinarlo con una imprimación antigrisamiento, el saturador ofrece una protección más duradera. Puede ser incoloro o teñido (con agentes anti-UV).

Existen saturadores a base de aceite cuya función es bloquear la subida de taninos, sobre los que se puede aplicar un aceite protector específico para la especie en cuestión.

Listo para usar, un saturador se aplica con rodillo, en la dirección de las fibras de la madera. Contar aproximadamente un litro de producto por cada 10 m2. Es inútil intentar ahogar la madera. Puede ser necesaria una segunda mano. En este caso, la aplicación debe ser “mojado sobre mojado“, como con el saturador de Blanchon. El secado es muy rápido: una superficie puede volver a ponerse en servicio 4 horas después de usar el Owatrol Aquadeck, en base agua, en una sola capa, por ejemplo. La frecuencia de mantenimiento ha aumentado con el paso de los años porque si el producto desaparece en la superficie, sigue actuando en profundidad.

 

Ningún revestimiento, ningún entarimado de madera escapa a la ley del envejecimiento natural. Incluso la madera que se ha beneficiado de un tratamiento de protección (autoclave, termotratamiento, acetilación, …) sufre una degradación estética. El clima, el medio ambiente, los contaminantes atmosféricos, tienen un efecto determinante en su apariencia. Pero el proceso no es irreversible. Todas las especies pueden recuperar su color original. También es posible prevenir o enmascarar estas alteraciones. Es la función de los tratamientos superficiales o acabados.

Los acabados proporcionan una protección estética de la superficie. No sustituyen a los tratamientos de protección que protegen la madera de hongos e insectos. Actúan sobre la superficie, sobre la degradación física ligada a las inclemencias del tiempo, a los rayos UV, a la humedad y a la contaminación. También limitan el movimiento de la madera. Diferentes soluciones son posibles, desde la aceleración natural, la impregnación, hasta la aplicación regular de diferentes productos de acuerdo a la apariencia deseada.

En este dossier, se expondrán los acabados más representativos e interesantes que existen en el mercado europeo para los revestimientos de fachadas (no se considerarán los entarimados al exterior o deckings). Se tratará sobre:

  • Sistemas de agrisamiento.
  • Sistemas anti-UV incoloro.
  • Impregnación en autoclave.
  • Saturadores.
  • Lasures.
  • Pinturas.

Dada la extensión del tema, se dividirá en varias partes y se tratará un acabado en cada parte o post.

 

Sistemas de agrisamiento

Hay cuatro procesos cuyo fin es conseguir un aspecto uniforme de la meteorización de la madera:

  • Naturalmente preagrisados

En el Jura suizo, las empresas producen, desde hace más de 10 años, tablas para revestimientos de fachadas envejecidas, natural y aceleradamente, sin más agentes externos que el sol y el agua (Röthlisberger, Schilliger). La receta es simple, se impregnan las tablas de abeto blanco o alerce con esporas de hongos, antes de exponerlas al aire libre a la lluvia y la nieve. El acabado superficial obtenido corresponde a madera envejecida de forma natural en la fachada oeste (lado lluvia) durante seis años. Al final de la exposición, que puede durar de tres a seis meses, el cliente ya no necesita mantener sus fachadas. Y si queda una ligera decoloración, inevitable, en la fachada sur expuesta a los rayos UV, el conjunto es uniforme. El proceso de envejecimiento no se detiene con el tratamiento, pero puede continuar progresando. El grado de decoloración depende de la exposición a la intemperie y del clima y, por lo tanto, de la ubicación. Las tablas pueden deformarse y, también, pueden aparecer grietas en la superficie.

Eco Gris de Röthlisberger y Biood de Schilliger fueron premiados por su aspecto 100% ecológico e innovador. Se trata de productos de muy alta gama, producidos en pequeñas cantidades.

Los precios están en de 45 a 90 € / m².

Eco Gris

En Francia, H4 Wood de Owatrol es una protección incolora, sin filtros UV, impermeable e hidrofóbica para la madera utilizada en exteriores. No forma película, esta solución, aplicable tanto en superficies verticales como horizontales, permite el agrisamiento natural de la madera bajo el efecto de los rayos UV, protegiéndola al mismo tiempo de la humedad. Se puede añadir como aditivo, en una mezcla del 10% al 20%, a cualquier protección, tinte, pintura o saturador en fase acuosa para transmitir todas sus propiedades hidrófugas e hidrofóbicas. H4 Wood también puede revestirse con un nuevo acabado, sin decapado previo, si se decide no dejar que la madera se ponga gris bajo la acción de los rayos UV. Este tratamiento también se utiliza para estabilizar la madera aserrada durante el transporte en condiciones difíciles (contenedores, palets forrados con film, etc.). Se utiliza también en otros materiales como la piedra, cemento, yeso, etc.

H4wood

  • Tratamiento con silicatos

Son dos los tratamientos que emplean la tecnología de los silicatos, y son suecos. Uno es SIOO:X y el otro es Organowood. En realidad, estos tratamientos modifican la madera, es decir, no se puede considerar propiamente de un tratamiento de acabado superficial típico.

– SIOO:X se aplica en dos partes: Wood Protector y Wood Surface. Una vez aplicado, el SiOO:X Wood Protector penetra profundamente en las fibras de las paredes celulares donde forma una red de cristales de sílice, formando una barrera que se adhiere a la superficie. A continuación, se aplica SiOO:X Wood Surface. El Surface Protector también contiene silicona en forma de silano a base de agua, respetuoso con el medio ambiente, que sella esencialmente la superficie de la madera después de la cristalización.

La humedad de la atmósfera combinada con los factores meteorológicos habituales, como el sol, el viento y la lluvia, empezarán a dar a la madera un tono plateado/grisáceo muy uniforme en un plazo de 10 a 16 semanas. Según la experiencia, las tablas inicialmente se oscurecen y luego se aclaran con el tiempo. El resultado final es una apariencia de madera flotada de color gris claro y constantemente meteorizada.

Está disponible en dos opciones pigmentadas: SiOO:X Gris claro y SiOO:X Gris medio. Y hay dos procesos: manual a brocha y comprando la madera pretratada en la red de distribuidores que disponen de con equipos automáticos de pulverización (vacumm coating) y pueden aplicar SiOO:X en condiciones controladas.

La madera recubierta con SiOO:X puede considerarse en gran medida libre de mantenimiento y puede dejarse entre 10 y 15 años antes de volver a aplicarse. En muchos casos, la madera habrá adquirido una apariencia naturalmente desgastada para entonces y, por lo tanto, no es necesario volver a aplicarla.

No se puede aplicar a la madera acetilada de Accoya. Cuando se utilizan maderas duras densas como la garapa o el roble, a menudo es preferible dejar que la superficie se meteorice hasta un año, lo que permitirá que la superficie se abra, permitiendo que SiOO:X penetre mejor.

Alerce siberiano impregnado en autoclave con SIOOX – Imagen de Russwood

Un ejemplo de aplicación es el revestimiento de una vivienda en Nueva Zelanda con tablas de madera termotratada de pino radiata (también habitual en el País Vasco y otras zonas de España):

Madera termotratada de pino radiata + Sioo:x – Imagen de Abodo

– Organowood se aplica en dos partes: Protection (una mano) y 02. Repellent (dos manos). OrganoWood es una madera modificada en la que se adhieren compuestos de silicio a las fibras de madera bajo alta presión. El proceso se ha desarrollado inspirándose en el proceso natural de fosilización en el que los minerales mineralizan los materiales orgánicos. En lugar de matar hongos y microorganismos, los compuestos de silicio crean una barrera física que impide que los hongos se coman la madera. Además, esta tecnología proporciona a la madera resistencia al fuego y crea una superficie repelente al agua.

OrganoWood está optimizado para la modificación de pino, abeto, alerce y pino tratado en autoclave. Muy adecuado para el tratamiento hidrófugo del pino tratado en autoclave son sales. Este sistema disminuye la torsión de las tablas y fija las sales, evitando las manchas verdosas sobre la mampostería.

Se comercializa tanto para la aplicación manual a brocha como tablas ya pretratadas de fábrica.

Según pruebas realizadas por el RISE sobre madera de pino modificada con OrganoWood dio la clase de durabilidad natural 1 según EN 350-1. La madera modificada con Organowood es más dura que la madera no modificada. La madera viene con una garantía de resistencia a la putrefacción de 10 años.

OrganoWood obtiene un Indice de Reflectancia Solar (SRI) de 82.4, en el test SP ASTM E1980-11, lo cual es un valor muy bueno.

La madera modificada con OrganoWood es de un hermoso color natural de pino y la madera obtendrá un hermoso color gris plateado al, cabo de unos 3 años. La madera no debe ser pintada o barnizada. Se recomienda el mantenimiento de las superficies con OrganoWood 02 Repellent (protección frente a la suciedad y al agua) cada 3 años o cuando sea necesario. La madera es un material vivo y requiere más o menos mantenimiento debido al clima, el viento y el desgaste.

Se utiliza tanto en revestimientos como entarimados al exterior.

El precio de las tablas es cerca de dos veces más caro que algunas maderas tradicionales impregnadas a presión, pero mucho depende de la buena materia prima en la que se basa. Más barato que otras maderas modificadas.

Parque Vanadis en Estocolmo – Imagen de Organowood

Tanto SiOO:X como Organowood han sido desarrollados para hacer frente a entornos vulnerables sin el uso de sustancias tóxicas de impregnación. Todas las sustancias de estos productos no son tóxicos y pueden volver al ciclo natural.

Comparando en precios, SIOO:X es más caro que Organowood.

 

Desde hace pocos años se ha instalado un debate en Suecia sobre si estos tratamientos cumplen con lo que promulgan.

Con respecto a SiOO:X, el investigador Callum Hill ha concluido que se adapta muy bien para su uso sobre el suelo. “Además, tenemos experiencia empírica en fachadas que han estado bien y sin pudrirse durante 17 años, y en deckings durante 13 años”, dice Herje Boström, CEO de Sioo Woodprotection.

Pero Jöran Jermer, experto en resistencia de la madera en RISE, cree que tanto la experiencia de las pruebas de laboratorio como el uso práctico son todavía incompletos y que no se puede decir con seguridad sobre la vida útil de la madera tratada con sílice.  “Como sabemos hoy en día, el trabajo que se trata superficialmente con Sioo:x y productos similares no se utiliza en el contacto con el suelo, sino sólo en construcciones sobre tierra. El profesor Hill tiene razón. Por otro lado, no se puede esperar una resistencia tan buena como, por ejemplo, en el caso de la madera impregnada a presión, donde se produce una penetración profunda de conservantes de madera en la madera, y donde los conservantes de madera en sí mismos tienen un espectro más amplio de efectos contra los hongos que los preparados de silicio”, dice Jöran Jermer. “Pero desafortunadamente no podemos decir tanto todavía. Pero lo que es importante recordar como consumidor es que, dado que los conservantes de madera a base de silicio no están clasificados como conservantes de madera en el Reglamento sobre biocidas de la UE, no existen requisitos oficiales para documentar los efectos protectores, el impacto medioambiental o los efectos sobre la salud.”

Para resolver esta cuestión, en la actualidad, RISE está llevando a cabo dos proyectos en cooperación con la Agencia Sueca de Protección del Medio Ambiente, el Consejo de Administración de la ciudad y del condado de Malmö en Umeå, que evalúa las propiedades de resistencia de la madera tratada de diferentes maneras. Véase el post anterior La mejor madera para entornos exteriores – una prueba sueca en estudio.

En una inspección realizada tras 41 meses de exposición, el resultado fue que OrganoWood y otros tres materiales de madera, de los 14 materiales de madera que se testaban, pasan la prueba sin ningún comentario adicional. La prueba muestra que OrganoWood ha desempeñado con igual eficacia que con la madera impregnada a presión durante el período de prueba.

Test en Malmö

 

  • Tratamiento de preagrisamiento

Mediante saturadores a base de aceites o en fase acuosa con tintes grises, ligeramente transparente. Permite obtener el efecto de “madera envejecida” evitando las diferencias de color que aparecen en el momento del agrisamiento natural de una fachada parcialmente protegida.

El color gris irá cediendo poco a poco hasta convertirse en el gris natural de la fachada. Este proceso es actualmente muy popular porque da una apariencia homogénea a la fachada con poco o ningún mantenimiento.

Para maderas blandas, incluido el pino tratado en autoclave. Se aplican una o dos capas.

Algunos contienen fungicidas.

Fabricantes como Owatrol ofrecen el Textol Pro, fase acuosa, y el Protext, en base aceite.

Otros, como Lignes et Profils venden tablas para revestimientos ya pretratados con el proceso PROGREY Protect o PROGREY Select.

Alerce con PROGREY Protect – Imasgen de Lp et Profils

  • Tratamiento en autoclave

 Con el sistema Wolman ProColor Silvergrey de BASF que proporciona un aspecto gris contemporáneo y anticipa la pátina natural que la madera adquiere con el paso de los años, a la vez que ofrece una excelente protección a largo plazo contra hongos, insectos, y azulado que destruyen la madera. No hay necesidad de mantenimiento. Para la clase de uso 3 (al aire libre y sin contacto con el suelo).

Despues de 100 horas de exposición – Imagen de Wolman

 

En el próximo post se tratará sobre los saturadores.