Como habitantes de este planeta, somos conscientes de vivir en un planeta redondo. Pero como profesionales y usuarios de la construcción en madera, sólo concebimos la madera como escuadrada (con dos caras y dos cantos), ya sean de secciones rectangulares o cuadradas. Y consideramos a las secciones redondas como algo propio de construcciones rústicas o de las cabañas de troncos. No obstante, la construcción con piezas de sección redonda nos atrae por su atavismo. Pero todo se conjura en contra de las secciones redondas:

  • La maquinaria actual está hecha para las secciones escuadradas. Se contemplan como opcionales los accesorios para mecanizar piezas redondas.
  • En cuanto a los catálogos de conectores para madera, se dedican unas pocas páginas, pero enfocados a construcciones rústicas (vallas, etc.).
  • Apenas no hay tablas de predimensionado con secciones redondas para el cálculo de estructuras.
  • El software de cálculo de estructuras está adaptado, generalmente, a secciones escuadradas.
  • Y había poca bibliografía.

Pero con las recientes investigaciones se ha puesto en valor la construcción de estructuras con maderas de sección redonda.

Imagen de Paul Kelley, cortesía de Whole Trees Architecture and Construction

De entre la reciente bibliografía, y en expansión, es este artículo científico, Whole timber construction: A state of the art review, el que nos ofrece una excelente panorámica de la construcción con madera ‘entera’ o de sección redonda.

De forma concisa, en este artículo expone que:

Los bosques de todo el mundo están repletos de árboles de pequeño diámetro. Esta sobrepoblación es causada principalmente por el bajo valor de mercado de estos árboles de pequeño diámetro, que, por lo general, no son aptos para la producción de madera aserrada y producen precios bajos cuando se venden para combustible de biomasa, papel o productos de madera de ingeniería a base de fibras. Una considerable investigación en las últimas décadas ha demostrado el potencial de estos árboles de pequeño diámetro para ser utilizado como piezas redondas mínimamente procesadas como elementos estructurales en edificios, puentes, torres, y otras infraestructuras.

La madera de sección redonda tiene numerosos beneficios como material estructural, incluyendo un bajo impacto en el ciclo de vida, un bajo costo de las materias primas y una posible integración en las prácticas forestales sostenibles.

Se suceden múltiples innovaciones en el procesamiento de materiales, conexiones y sistemas estructurales que han permitido demostrar la viabilidad de la construcción de madera redonda para una amplia gama de contextos.

Se han desarrollado nuevas soluciones para abordar el agrietamiento longitudinal, un importante problema técnico, como los nuevos métodos de extracción y secado de núcleos del tronco.

En cuanto a desafíos futuros, la investigación futura debe centrarse en el desarrollo de soluciones estructurales rentables y comercializables centrados en los sistemas prefabricados.

No obstante, ha habido poca o ninguna investigación sobre el comportamiento ante el fuego de madera redonda en estructuras.

Es probable que los sistemas estructurales de madera entera ocupen un papel cada vez más importante en las aplicaciones en las que son una solución de construcción apropiada desde el punto de vista ambiental, social y económico.

 

En el artículo se ofrece, al final, una excelente bibliografía sobre el tema.

Uno de los autores, Aurimas Bukauskas, es autor de una web que ofrece un catálogo de estructuras de madera ‘entera’.

 

Referencia bibliográfica:

Bukauskas, Aurimas & Mayencourt, Paul & Shepherd, Paul & Sharma, Bhavna & Mueller, Caitlin & Walker, Pete & Bregulla, Julie. (2019). Whole Timber Construction: A State-of-the-Art Review. Construction and Building Materials, 213, 748-769, https//doi.org/10.1016/j.conbuildmat.2019.03.043.

 

El artículo se puede conseguir también aquí.