Son frecuentes las comparativas entre diferentes maderas para aplicaciones al exterior (tarimas, estructuras, etc.) para la clase de uso 4: en contacto con el suelo o el agua dulce y expuesta a una humidificación en la que supera, frecuente o permanentemente, el 20% de humedad, según la norma EN 335-2. Y los resultados se publican en ámbitos académicos o profesionales.

Pero, quizá, el estudio más interesante es uno sueco, iniciado en el año 2013, del RISE – Research Institutes of Sweden para el departamento de carreteras de la Ciudad de Mälmo. Se exponen distintas maderas: madera de pino tratada a presión, frondosas europeas, tropicales, maderas modificadas, plásticos reciclados, fibras de vidrio y maderas tecnológicas o composite, y se colocaron las muestras en pontones sobre el mar al norte del puente de Øresund.

Lo más notable del estudio es que se comparan maderas de distinta composición y, además, en un ámbito tan agresivo como la costa marítima. No es habitual hacer este tipo de estudios con tantas maderas distintas y con semejante localización de la prueba.

Lugar de la prueba en Öresund – cerca de Malmö

El estudio, a pesar de que ha pasado un período de tiempo relativamente corto, proporcionó información valiosa sobre las propiedades y la idoneidad de diversos materiales para uso en entornos expuestos con respecto a la humedad y ataques biológicos dañinos, pero también respecto a aspectos mecánicos y de apariencia. Otras características importantes a tener en cuenta es cómo el material interactúa con otros materiales, especialmente los elementos de fijación y el riesgo de corrosión de éstos, así como sus aspectos de solidez de color y mantenimiento.

Hasta el momento, el RISE inspeccionó los diferentes materiales de prueba en cuatro ocasiones. Se examinaron las siguientes características:

  • ataque de microorganismos (descoloración por hongos, algas, etc.),
  • constancia del color,
  • fisuración,
  • deformaciones,
  • y otras observaciones que afectan la función o la apariencia del material.

Prueba tendrá una duración de años, y actualmente es demasiado pronto para clasificar los diferentes materiales basados en el concepto de “mejor en la prueba“, en particular con respecto a su resistencia.

Aunque el proyecto está todavía en curso, RISE ya ha recibido alguna información valiosa acerca de las diferentes propiedades de los materiales, tanto en apariencia como aspectos mecánicos:

  • No se ha observado ataques de podredumbre excepción de ataques de menor importancia alrededor de las cabezas de los tornillos en la madera de roble de Chile y el cedro rojo. El duramen de cedro rojo se clasifica como altamente resistente según la norma EN 350. Es probable que los ataques se atribuyan a la mala tecnología de construcción y que pueda haber albura en la superficie de los tablones. Se debe decir que no se han realizado inspecciones en la parte inferior de los puentes o en el sitio entre los tornillos y la cubierta del puente, que pueden contar con la aparición de trampas de humedad con riesgo de lesiones por putrefacción.
  • Todos los maderas se han agrisado rápidamente. No hay diferencias con respecto al color observadas entre la madera más barata, madera impregnada clase A, y las alternativas de madera mucho más caras: Accoya, Kebony, Organowood y las diversas tropicales.
  • Los plásticos y los materiales composite conservan, en gran medida, su color original.
  • Todos los materiales, excepto los plásticos y composite reciclados tienen, en distintos grados, incrustaciones de decoloración de hongos y algas. El tratamiento de superficie a base de silicio con Sioo no tiene ningún impacto en la apariencia en cuanto al crecimiento.
  • Las propiedades mecánicas difieren mucho entre los materiales. Las maderas de roble, robinia, bankirai, azobé y la madera tratada térmicamente (Thermowood) han mostrado tendencias significativas a agrietarse en los bordes y ranuras. Incluso el material acanalado parece más probable que se agriete más que la no ranurada. El agrietamiento y el pelado de la superficie de la madera, especialmente en los bordes, pueden, en el peor de los casos, causar daños a los pies descalzos. Es aconsejable tener esto en cuenta al elegir materiales para puentes, balcones o bancos de parque.
  • El roble de Chile parece tener una mala estabilidad dimensional.

Aquí se puede descargar el informe.

A continuación, se muestran imágenes de las distintas muestras a los 4 años de la prueba:

Pino impregnado NTR Clase A

Pino impregnado NTR clase A tratado con Sioo

Duramen de pino de Gotland

Duramen de pino tratado con Sioo

Common oak

Duramen de pino tratado con Organowood

Thermowood – pino

Accoya – pino radiata

Kebony – Southern Yellow Pine

Robinia, o falsa acacia

Azobé

Plástico reciclado – Rustik

Plástico reciclado – Tabla de GEO

Plástico reciclado reforzado con fibra de vidrio – Tabla de TX

Madera composite – Natur

Madera composite – Tabla de Green -gris-

Madera composite – Tabla de Green -rojo-

Cumaru

Ipé

Cedro rojo – thuya plicata

Roble -Nothofagus obliqua- de Chile

Compuesto de fibra de vidrio – tabla de Fiberline HD