Muchos supimos de los bellísimos tejados de shake and shingle[1] de madera de cedro rojo del Pacífico americanos, por primera vez, de verlas en las clásicas películas del Oeste. Son habituales en EE. UU, pero en Europa, desde hace unos 15 años, se han hecho proyectos interesantes.

 

Douglas Macmillan Hospice by KKE Architects

Cedar House by Hudson Architetcs

Iglesia de Kärsamäki by OOPEAA – Imagen de Jussi Tiainen. Aquí hay un folleto, publicado por UPM, con la bonita historia de cómo se hizo la iglesia de Kärsämäki, con un revestimiento de shingles de álamo tratados en alquitrán caliente, construida artesanalmente con técnicas ancestrales del siglo XVIII.

Pero estos revestimientos para tejados son caros y hay otras formas de hacerlos y, gracias a su viabilidad, cada vez más son habituales en los portafolios de los estudios de arquitectura. Tienen un atractivo atemporal y casan bien con la arquitectura moderna.

Con la madera adecuada y un buen conocimiento de las técnicas de construcción, mantenimiento y cuidado, un tejado revestido de madera puede permanecer hermoso durante muchos años.

Hay varios diseños constructivos y, en este post, se van a considerar los más viables (o habituales).

 

Uno de las más comunes es que las piezas de madera sean tablas dispuestas a favor de la pendiente:

  • Tablas separadas con tapajuntas superpuesto (en inglés: board-on-board):

Un ejemplo es el tejado de la House Karlsson de Tham & Videgård Arkitekter, de Suecia.

House Karlsson

board-on-board roof – Imagen de Träguiden – Svenskträ. Detalle constructivo.

House Karlsson – sección constructiva

Para más información de este proyecto sueco, clique aquí.

Las claves particulares son:

– La cara superior de las tablas de la capa inferior tienen unas ranuras de drenaje para el agua.

– Madera de grano recto y sin nudos.

– 140 x 22 mm de sección mínima (más gruesas si son más anchas).

– Y 22° de pendiente mínima del tejado.

Otro ejemplo es Holly Barn, de Knox Bhavan Architects, en Redham, Norfolk, Reino Unido.

Holly Barn by Knox Bhavan Architects

  • Tablas separadas entre sí dejando un hueco pequeño (en francés: pose ajourée, y en inglés: open joint siding):

Generalmente, con esta disposición el tejado es la continuación de la fachada, ambos ventilados.

House in Camusdarach Sands by Raw Architecture Workshop – Imagen de Raw Architecture

Las claves particulares son:

  • Los sándwiches son más complicados porque esta disposición tiene bastantes semejanzas con las tarimas de madera al exterior a causa de los huecos entre tablas. Hay que colocar una barrera impermeable más consistente.
  • Las tablas pueden ser de distintos anchos, como la Chimney House:

Chimney House by Dekleva Gregoric Architects – Imagen de Flavio Coddou

 

En cuanto a las tablas colocadas en el sentido perpendicular a la pendiente (o paralelo al alero):

  • Tablas con perfil de solapes:

Milkingpen Lane by Design ACB Architect

Milkingpen Lane by Design ACB Architect – sección constructiva

 

Las claves particulares son:

  • Es recomendable usar un perfil como se ve en la sección, no el típico machihembrado de las tarimas de suelo, para facilitar el movimiento de la madera.

 

  • Listones o tablas separadas entre sí dejando un hueco pequeño:

Los listones pueden ser de sección cuadrada o rectangular de pequeñas dimensiones:

Maison Keiffer by Steinmetzdemeyer. Madera de western red cedar.

Las tablas pueden ser de sección rectangular con los cantos en bisel:

In Southern Burgenland by Judith Benzer Architektur – Imagen de Martin Weiss

In Southern Burgenland by Judith Benzer Architektur – Imagen de Martin Weiss. Sección constructiva

Las tablas pueden ser de sección rectangular no especialmente anchas:

Wolfson Tree Management Center Mess Building by Invisible studio – Imagen de Invisible Studio. Madera de roble.

Wolfson Tree Management Center Mess Building by Invisible studio – Imagen de Invisible Studio

Wolfson Tree Management Center Mess Building by Invisible studio – Imagen de Invisible Studio. Sección constructiva

 

Finalmente, se sacan unas conclusiones:

  • Hay que usar una madera lo más limpia posible, sin nudos y defectos, y con el corazón hacia arriba. Idealmente, la mejor es el cedro rojo del Pacífico (Western red cedar) por su durabilidad y estabilidad. Pero más económicas son: el alerce siberiano, sólo duramen, y en España, el castaño y el roble, por su baja huella de carbono.
  • Tanto el tejado como las fachadas pueden tener distintas maneras de colocar las tablas o distintos diseños de perfiles. Es en el tejado donde se procurará un diseño que favorezca la durabilidad y el mantenimiento de la madera, dejando a las fachadas con los diseños más sofisticados.

 

Holly Barn – Timber roof cladding – siding

Milkingpen Lane by Design ACB Architects

  • La posición vertical de las tablas es la mejor porque permite la rápida evacuación del agua. Los anchos de las tablas deberían tener un máximo de 100 mm.
  • El grueso de las tablas tiene que ser de 22 mm como mínimo. Si las tablas fueran anchas, tienen que ser más gruesas.
  • En los diseños de tablas con hueco entre ellas es algo habitual colocar una chapa metálica, tipo grecada o minionda de acero galvanizado, debajo del enrastrelado del revestimiento y sobre un enrastrelado y la lámina impermeable como en el caso de La Maison Bois de Charente de Tom Kyle:

Les Petites Garennes – sección constructiva.

Les Petites Garennes

Otro ejemplo es el edificio de la destilería Stoaninger Mülhviertel de HPSA:

Destilería Stoaninger Mülhviertel by HPSA – Imagen de HPSA

Destilería Stoaninger Mülhviertel by HPSA – Imagen de HPSA. Sección constructiva

Incluso en edificios modernos se recurre a cubiertas metálicas con revestimientro en madera:

Imagen de Rossway Dowd

  • En vez de la chapa metálica, se coloca, debajo del revestimiento, una lámina de EPDM sobre un tablero de contrachapado, como en el caso del edificio Wolfson Tree.
  • Los diseños board-on-board y los de tablas separadas dejando hueco entre ellas son los más adecuados en cuanto a mantenimiento: son de fácil acceso y reemplazo ya que sólo se cambian las tablas dañadas.
  • Con estos diseños, los conectores son sencillos: clavos torsionados o tirafondos de cabeza avellanada pequeña, ambos de acero inoxidable. Es más, sus cabezas participan en la estética del revestimiento.
  • Hay que usar la madera lo más limpia posible, sin nudos, y con el corazón hacia arriba. Idealmente, la mejor es el cedro rojo del Pacífico (Western red cedar). Se puede sugerir que la calidad de la madera del tejado sea superior a la de las fachadas, puesto que el tejado, prácticamente, tiene las mismas exigencias que una tarima de madera al exterior en cuanto a durabilidad. En las fachadas son menores si las tablas están en posición vertical, que facilita, rápidamente, la evacuación del agua.
  • Como son muchos los metros cuadrados de superficie (ya que hay que sumar el tejado y las fachadas) los diseños, por el hecho de ser sencillos, hacen más viable, económicamente, el revestimiento completo del edificio. Tal vez el más sencillo sea el de la House Karlsson, como se ve en su detalle constructivo (board-on-board).
  • Sean chapas metálicas o EPDM, u otras barreras impermeables, como no son transpirables, permiten diseñar un tejado con doble ventilación, con las cavidades bien conectadas con los aleros y las cumbreras para una correcta ventilación del tejado. Siempre con el objetivo de maximizar el potencial de secado y asegurar la estanqueidad del sándwich del tejado.
  • Como revestimiento, una interesante opción son las maderas modificadas, por su durabilidad y estabilidad, como la madera termotratada, Kebony y Accoya. Véase un anterior post sobre una comparativa de maderas modificadas. Se ha actualizado este post con nuevas maderas modificada, Lignia y Organowood.

Accoya y Lignia son interesantes en cuanto permiten una mayor durabilidad de los acabados y, sobre todo, Lignia tiene una gama de colores. Kebony y Lignia, son interesantes si se desea un agrisamiento más homogéneo. Lignia es interesante porque es resistente al fuego (euroclase B).

Accoya – MahaSamutr by Aerchitects Kengo Kuma and Associates

Kebony. Beach Houses en Camber Sands by WAM Design – Imagen de Urban Front

Kebony. Naust paa Aure by TYIN tegnestue Architects – Imagen de Pasi Aalto

 

Lignia XD

Terminando con las maderas modificadas, la alternativa más económica es la madera tratada de pino silvestre con silicio a presión de la compañía sueca Organowood: tiene un agrisado más uniforme y es resistente al fuego, clase Bfl-s1[2].

  • Es habitual dejar que la madera se agrise, son muchos metros para tratar la madera … Hay tratamientos manuales para para que la madera se agrise de manera uniforme. Uno de ellos es con Organowood.
  • Muy habitualmente, revestir tejado y fachadas implica, por la continuidad entre ambos, ocultar los canalones. Lo cual exige un cuidadoso diseño constructivo para evitar problemas de estanqueidad y atascos.

 

 

 

[1] Para más información sobre Wood Shake and Single Roofs, clique aquí. Hay un interesante curso online, gratuito, de cómo inspeccionar estos tejados.

[2] En Suecia, el precio de una tabla Organowood Premium de 28 x 120 x 4200 mm es de 36,5 €/m², más impuestos.