Existe abundante información sobre los sistemas de aislamiento térmico por el exterior (SATE) para cumplir con los códigos de eficiencia energética cada vez más estrictos. Pero, hasta ahora, no se ha prestado mucha atención sobre los sistemas de fijación de la envolvente sobre la estructura primaria del edificio.

La empresa de consultoría canadiense RDH publicó, en marzo de 2017, el informe “Cladding attachment solutions for exterior-insulated commercial walls”.

Una adecuada selección de un sistema de fijación tiene implicaciones sobre el rendimiento térmico, los métodos de instalación, la planificación de los trabajos y los costes del proyecto. Así, un marco continuo con perfiles Z verticales tienen un rendimiento térmico inferior al 25 %, mientras que el de los sistemas de carriles de acero galvanizado y escuadras de fibra de vidrio de baja conductividad es un 80 %, con un coste de construcción similar. No obstante, los sistemas que utilizan largos tirafondos de acero inoxidable a través del aislamiento, hasta el entramado de madera, consiguen una eficiencia del 90-95 %, pero sólo en edificios con entramado de madera de baja altura con menor exposición al agua de lluvia.

Se puede descargar aquí.

Perfiles Z verticales continuos – Raíles y escuadras de fibra de vidrio – Tirafondos largos

Imagen infrarroja térmica de dos sistemas de fijación de revestimientos diferentes: perfiles Z de acero verticales continuos a la izquierda y escuadras y carriles mejorados usados en la derecha.

Tabla comparativas de los sistemas de fijación