Toda acción tiene su reacción. Madera Estructural®, con el fin de informarles de la polémica que ha generado la industria de la construcción en hormigón en el estado de Washington, EE. UU, les ofrece una traducción del artículo de Lloyd Alter, publicado el pasado día 7 de julio en Treehugger, como reacción a la campaña Build with Strenght.

 

La industria del hormigón ataca a la construcción en madera, dice que debemos “Construir con solidez“.

La Asociación Nacional de Hormigón Ready Mixed (NRMCA) envía un comunicado de prensa promocionando su victoria política reciente en el estado de Washington, y su nueva campaña promocional, “Construir con solidez“. Produce hilaridad.

Hay una gran cantidad de madera en el estado de Washington. Mientras tanto, el estado se enfrenta a serios desafíos, incluyendo la construcción de nuevas viviendas, abordando el cambio climático y haciendo frente a la pobreza rural. Esa es una de las razones por la que, recientemente, la legislatura del Estado consideraba leyes para promover el uso de madera contralaminada (CLT, Cross Laminated Timber), el sistema de construcción de madera contrachapada que puede sustituir al hormigón en edificios de baja y mediana altura. Es una tecnología relativamente nueva en los EE.UU., pero tiene mucho sentido en el oeste, porque la madera captura carbono, los edificios CLT suben muy rápido, no se quema muy bien y pone a la gente a trabajar.

Pero se olvidaron de los intereses arraigados como el Ready Mixed Concrete Association Nacional (NRMCA), que logró matar al proyecto de ley. (Readymix es el hormigón que se hace en las plantas de producción de hormigón y se entrega en las obras en mezcladoras de cemento. Y sé que esto sucedió hace meses, pero me acaban de enviar el comunicado de prensa ahora y creo que es todavía un tema de interés.) El presidente de la junta directiva de la Asociación de Ready Mix dice “la madera se quema, pudre y enmohece, y que no es un producto que queramos en escuelas, viviendas multifamiliares, u hogares de ancianos.”

Por supuesto, se trata de la protección de los niños y los pobres, (¿quién más vive en multifamiliares?) y la gente mayor.

Pero la verdadera hilaridad se produce cuando Kevin Lawlor de Build with Strenght, su nueva campaña publicitaria, se pone en marcha. Escribe:

“Mientras Washington y todo el noroeste del Pacífico entra en la temporada de incendios forestales, la responsabilidad recae en aquéllos que tienen los medios para cambiar asegurando que los edificios del estado de Washington estén construidos con materiales fuertes y resistentes.”

Al menos el cinco por ciento del CO2 producido cada año proviene de la fabricación de cemento. Esta es la química: calentar la piedra caliza para fabricar cemento y emite CO2. Y es CO2 que impulsa el cambio climático que probablemente está contribuyendo a los incendios forestales que están consumiendo los bosques del noroeste del Pacífico.

Pero la madera absorbe CO2 a medida que crece. Esa es la biología. Cuando se hace CLT de los árboles, que secuestra CO2 durante la vida del edificio. El CLT no se quema muy bien y, ciertamente, no se pudre ni promueve el moho si se protege con un tejado y una pared sobre ella, al igual que todos los edificios de hormigón. También es extremadamente fuerte, y en comparación con el hormigón, extremadamente resistente.

La gente de Readymix también no menciona la huella del agregado que se obtiene del acarreado a sus plantas, o las muertes causadas por las carreras de camiones de readymix para llegar a los sitios de construcción antes de que se endurezca la mezcla. Debido a que el hormigón es pesado se necesitan muchos más camiones para construir un edificio de hormigón que lo hacen los paneles planos y ligeros de CLT, todos los cuales están empujando hacia fuera el CO2 y las partículas y los HAP[1] que están matando a los niños y ancianos que la industria está tratando arduamente de proteger.

El NRMCA está promocionando la gran virtud del hormigón, que es fuerte. Pero también distorsionan la verdad, mostrando edificios como la Torre Willis como modelos de solidez, al igual que casi cualquier otro edificio de oficinas en Chicago o Nueva York que están construidos en acero (el Willis es una de las torres de acero más identificables e importantes del mundo!) Dicen que no se deteriora, pudre o cede, pero donde vivo han tenido que reemplazar casi todos los balcones y garaje de estacionamiento en la ciudad, ya que se hizo exactamente eso. Muestran imágenes de Roma y dicen que el hormigón dura para siempre, sin mencionar que el hormigón romano no tiene cemento hecho de quemar piedra caliza, y no tiene refuerzo de acero. En otras palabras, no es lo mismo que están vendiendo.

Por último, continúan sobre cómo los edificios de hormigón son resistentes a las fuerzas de la naturaleza, sin mencionar los terremotos, donde la madera es considerada el “material más adecuado para la construcción resistente a los terremotos debido a su peso ligero y resistencia al corte a través de la fibra“. O los miles de millones que se han gastado fijando edificios de hormigón armado y los fallos de losas planas y muros de carga o columnas y losas de edificios. Como señala en un estudio, “Desafortunadamente, la experiencia de los terremotos ha demostrado que esta forma de construcción es vulnerable a un fallo en el que la delgada losa de hormigón se fractura alrededor de las columnas de apoyo y se cae hacia abajo, lo que podría llevar a un colapso progresivo y completo de un edificio como las cascadas de pisos hacia abajo sobre los pisos inferiores“.

Hay muchos tipos de estructuras donde no hay un sustituto para el hormigón. Pero donde hay, tal como en edificios de baja y mediana altura, los arquitectos, los constructores y los reguladores tienen que hacer todo lo posible para promover alternativas de bajo carbono frente el hormigón. No es escoger ganadores y perdedores; eso es, en última instancia, la elección entre la vida y la muerte.

 

En:

http://www.treehugger.com/green-architecture/washington-state-legislation-promoting-wood-construction-gets-crushed-readymix-concrete-industry.html

 

[1] Hidrocarburo aromático policíclico.