Archivos para el mes de: julio, 2016

Este post es una actualización del publicado anteriormente en el día 27 de noviembre de 2014.

Cuando se decide construir o rehabilitar una estructura de madera, no pocas veces la gente no analiza en profundidad qué madera elegir: si una madera maciza (MME, madera maciza escuadrada) o una madera laminada (MLE, madera laminada encolada, aunque aquí podemos englobar las diversas maderas reconstituidas –engineered wood-, tales como la madera microlaminada, la madera contralaminada, etc).

A continuación, se exponen las ventajas de cada material:

  • Ventajas de la madera maciza:
  • La MME es estéticamente mejor porque muestra toda la belleza de la madera: la dirección de las fibras, los nudos, el duramen, diferentes tonos, etc.
  • En restauraciones es obligada la MME.
  • Es más barata que la MLE, si hablamos de clases bajas o sin certificar.
  • La MME es un recurso nacional disponible.
  • Para usos en exteriores, clases de uso 3 y 4, hay disponibilidad de maderas como el pino silvestre tratado en profundidad.
Madera aserrada estructural

Madera maciza escuadrada (MME)

Ventajas de la madera laminada:

  • La MLE ofrece barras de cualquier longitud, hasta 24 m, mientras que con la MME está limitada a longitudes habituales de 5,4; 6; 7 u 8 m de longitud.
  • La MLE es más estable dimensionalmente.
  • La MLE es muy resistente con un bajo peso propio.
  • Gran versatilidad con la MLE a la hora de diseñar una estructura en cuanto a las escuadrías.
  • La MLE está certificada en cuanto a clase de resistencia y procedencia. La MLE favorece la construcción sostenible ya que se aprovecha más la madera de un árbol al usar tablas más pequeñas. En MME, para sacar una viga de 200 x 200 mm se consume un árbol, y los costeros que quedasen podrían no ser aprovechables. En MLE, para obtener la misma viga, aunque se consumen varios árboles, se aprovechan las piezas más pequeñas para fabricar vigas de secciones más pequeñas y, por ende, se optimizan más todos esos árboles.
  • Homogeneidad de todas las piezas de una estructura en cuanto a la clase de resistencia y humedad.

 

Madera laminada encolada de abeto

Madera laminada encolada (MLE) de abeto.

Inconvenientes de la madera maciza:

  • En la MME, cuanto más grande es la sección, más grandes son las fendas. Puede que en un suministro de madera maciza, ésta esté verde o con un contenido de humedad mayor que la del equilibrio higroscópico de la obra, con la consiguiente aparición de fendas de secado. En cambio, con la MLE se suministra con un contenido de humedad del 9 al 13%. Aparecerán fendas, pero mucho menores.
  • En MME, la hay con o sin certificaciones, y lo habitual es sin certificaciones. La MME certificada es más cara porque es más costoso seleccionar la madera maciza. Al final, el coste de la MME es superior al de la MLE, y los plazos de entrega pueden ser superiores. En cambio, con la MME por la poca variedad en el mercado, nos obliga a consumir más madera. Si en un forjado, el cálculo exige una sección de 120 x 200 mm, la tendremos en MLE, pero en MME nos iremos a 140 x 200 mm, no hay 120 x 200 mm.
  • Falta de homogeneidad de las piezas de una estructura de madera en cuanto a clase de resistencia, humedad y procedencia. Las escuadrías más grandes, con frecuencia, están más verdes.
  • Como es habitual que se curven las piezas de madera maciza al estar almacenadas mucho tiempo, al mecanizarlas con una máquina robot (CNC) se pierde precisión en los ensambles, es decir, un cajeado puede tener más profundidad de la programada si la pieza está curvada hacia la dirección donde la herramienta inicia el mecanizado.
  • A veces, hay que minimizar los defectos que presente una pieza de madera maciza. Por ejemplo, si hay nudos grandes, gemas, etc. en las dos aristas de un lado menor de la sección rectangular, aquéllas tienen que estar en la parte superior de la viga, en la zona de compresión y no en la de tracción, en la parte inferior, más crítica. Todo esto lleva a que hay que ser un profesional experimentado para diseñar y mecanizar estructuras de madera maciza.

 

Inconvenientes de la madera laminada:

  • Puede no gustar estéticamente porque se ven las láminas (grueso de 33 a 45 mm).
  • Su procedencia extranjera, siendo habitual que su origen sea Alemania, Austria, Finlandia o Francia, afectando a nuestra balanza de pagos nacional. Esto empieza a ser relativo gracias a las investigaciones que se hacen en España. Por ejemplo, el proyecto Woodtech con la MLE de pino carrasco (pinus halepensis). O el uso del pino radiata (pinus radiata D. Don) en el País Vasco, como MLE o madera contralaminada (CLT).
  • Si se piensa en la MLE más habitual en el mercado: la MLE de abeto (picea abies), sólo se puede usar para las clases de uso 1 (sólo interiores) y 2 (exterior pero bajo cubierto, con ciertas condiciones), ya que el abeto no es impregnable. Para las clases de uso 3 (al exterior y sin contacto con el suelo) y 4 (al exterior y en contacto con el suelo), hay que emplear MLE de pino o de abeto Douglas (pino Oregón), que se pueden tratar en profundidad en autoclaves.

 

 

Este libro es el libro de texto oficial del 2nd International Symposium de la Wood Science and Craftsmanship .

 

Japón es conocido por ser un país de la madera y la “cultura de madera”. Las fuentes escritas sobre el aspecto práctico del sentido de la artesanía en madera tradicional son, sin embargo, escasos. Por esta razón, se decidió llevar a cabo un estudio basado en entrevistas en profundidad con artesanos especializados en diversos campos de la carpintería de madera tradicional. A partir de los datos así obtenidos fue posible estudiar los materiales utilizados, las técnicas, la nomenclatura, la estética y la cultura que prevalece en los diversos campos de la artesanía de la madera. Como resultado tanto de la técnica y las propiedades simbólicas y estéticas de la madera y la carpintería en madera se ponen de manifiesto, como visto desde el punto de vista de los artesanos japoneses que deben su habilidad y experiencia a las tradiciones transmitidas de una generación a la siguiente. Como tal, este estudio contribuye a la apertura de un nuevo campo de investigación para los historiadores del arte, etnobotánicos, arqueólogos y japonólogos suministrándoles nuevos medios y herramientas para complementar por su propia cuenta. Aparte de eso, el presente estudio, centrado en la madera en todos sus aspectos, se vincula con una tendencia académica que se ha venido desarrollando en Japón en los últimos decenios.

 

Referencia bibliográfica:

MERTZ Mechtild, Wood and Traditional Woodworking in Japan, Kaiseisha Press, Japón, 2ª edición, 2016, ISBN-13: 978-4860993238, 253 pp.

Portada del libro

Portada del libro

En:

https://www.amazon.com/Wood-Traditional-Woodworking-Japan-second/dp/4860993233/ref=dp_ob_title_bk

http://www.kaiseisha-press.ne.jp/en/catalogue/ISBN978-4-86099-262-0-en.html

Toda acción tiene su reacción. Madera Estructural®, con el fin de informarles de la polémica que ha generado la industria de la construcción en hormigón en el estado de Washington, EE. UU, les ofrece una traducción del artículo de Lloyd Alter, publicado el pasado día 7 de julio en Treehugger, como reacción a la campaña Build with Strenght.

 

La industria del hormigón ataca a la construcción en madera, dice que debemos “Construir con solidez“.

La Asociación Nacional de Hormigón Ready Mixed (NRMCA) envía un comunicado de prensa promocionando su victoria política reciente en el estado de Washington, y su nueva campaña promocional, “Construir con solidez“. Produce hilaridad.

Hay una gran cantidad de madera en el estado de Washington. Mientras tanto, el estado se enfrenta a serios desafíos, incluyendo la construcción de nuevas viviendas, abordando el cambio climático y haciendo frente a la pobreza rural. Esa es una de las razones por la que, recientemente, la legislatura del Estado consideraba leyes para promover el uso de madera contralaminada (CLT, Cross Laminated Timber), el sistema de construcción de madera contrachapada que puede sustituir al hormigón en edificios de baja y mediana altura. Es una tecnología relativamente nueva en los EE.UU., pero tiene mucho sentido en el oeste, porque la madera captura carbono, los edificios CLT suben muy rápido, no se quema muy bien y pone a la gente a trabajar.

Pero se olvidaron de los intereses arraigados como el Ready Mixed Concrete Association Nacional (NRMCA), que logró matar al proyecto de ley. (Readymix es el hormigón que se hace en las plantas de producción de hormigón y se entrega en las obras en mezcladoras de cemento. Y sé que esto sucedió hace meses, pero me acaban de enviar el comunicado de prensa ahora y creo que es todavía un tema de interés.) El presidente de la junta directiva de la Asociación de Ready Mix dice “la madera se quema, pudre y enmohece, y que no es un producto que queramos en escuelas, viviendas multifamiliares, u hogares de ancianos.”

Por supuesto, se trata de la protección de los niños y los pobres, (¿quién más vive en multifamiliares?) y la gente mayor.

Pero la verdadera hilaridad se produce cuando Kevin Lawlor de Build with Strenght, su nueva campaña publicitaria, se pone en marcha. Escribe:

“Mientras Washington y todo el noroeste del Pacífico entra en la temporada de incendios forestales, la responsabilidad recae en aquéllos que tienen los medios para cambiar asegurando que los edificios del estado de Washington estén construidos con materiales fuertes y resistentes.”

Al menos el cinco por ciento del CO2 producido cada año proviene de la fabricación de cemento. Esta es la química: calentar la piedra caliza para fabricar cemento y emite CO2. Y es CO2 que impulsa el cambio climático que probablemente está contribuyendo a los incendios forestales que están consumiendo los bosques del noroeste del Pacífico.

Pero la madera absorbe CO2 a medida que crece. Esa es la biología. Cuando se hace CLT de los árboles, que secuestra CO2 durante la vida del edificio. El CLT no se quema muy bien y, ciertamente, no se pudre ni promueve el moho si se protege con un tejado y una pared sobre ella, al igual que todos los edificios de hormigón. También es extremadamente fuerte, y en comparación con el hormigón, extremadamente resistente.

La gente de Readymix también no menciona la huella del agregado que se obtiene del acarreado a sus plantas, o las muertes causadas por las carreras de camiones de readymix para llegar a los sitios de construcción antes de que se endurezca la mezcla. Debido a que el hormigón es pesado se necesitan muchos más camiones para construir un edificio de hormigón que lo hacen los paneles planos y ligeros de CLT, todos los cuales están empujando hacia fuera el CO2 y las partículas y los HAP[1] que están matando a los niños y ancianos que la industria está tratando arduamente de proteger.

El NRMCA está promocionando la gran virtud del hormigón, que es fuerte. Pero también distorsionan la verdad, mostrando edificios como la Torre Willis como modelos de solidez, al igual que casi cualquier otro edificio de oficinas en Chicago o Nueva York que están construidos en acero (el Willis es una de las torres de acero más identificables e importantes del mundo!) Dicen que no se deteriora, pudre o cede, pero donde vivo han tenido que reemplazar casi todos los balcones y garaje de estacionamiento en la ciudad, ya que se hizo exactamente eso. Muestran imágenes de Roma y dicen que el hormigón dura para siempre, sin mencionar que el hormigón romano no tiene cemento hecho de quemar piedra caliza, y no tiene refuerzo de acero. En otras palabras, no es lo mismo que están vendiendo.

Por último, continúan sobre cómo los edificios de hormigón son resistentes a las fuerzas de la naturaleza, sin mencionar los terremotos, donde la madera es considerada el “material más adecuado para la construcción resistente a los terremotos debido a su peso ligero y resistencia al corte a través de la fibra“. O los miles de millones que se han gastado fijando edificios de hormigón armado y los fallos de losas planas y muros de carga o columnas y losas de edificios. Como señala en un estudio, “Desafortunadamente, la experiencia de los terremotos ha demostrado que esta forma de construcción es vulnerable a un fallo en el que la delgada losa de hormigón se fractura alrededor de las columnas de apoyo y se cae hacia abajo, lo que podría llevar a un colapso progresivo y completo de un edificio como las cascadas de pisos hacia abajo sobre los pisos inferiores“.

Hay muchos tipos de estructuras donde no hay un sustituto para el hormigón. Pero donde hay, tal como en edificios de baja y mediana altura, los arquitectos, los constructores y los reguladores tienen que hacer todo lo posible para promover alternativas de bajo carbono frente el hormigón. No es escoger ganadores y perdedores; eso es, en última instancia, la elección entre la vida y la muerte.

 

En:

http://www.treehugger.com/green-architecture/washington-state-legislation-promoting-wood-construction-gets-crushed-readymix-concrete-industry.html

 

[1] Hidrocarburo aromático policíclico.

Como es sabido que, en el estado de Washington, EE. UU, y en otros países del mundo, se están promocionando mucho las construcciones en madera de varias alturas, Madera Estructural®, con el fin de informarles de lo que sucede en el mundo, les ofrece una traducción del artículo publicado el pasado día 18 de julio en PRNewswire sobre una campaña que ha lanzado la industria de la construcción en hormigón.

 

Construir con la fuerza del vídeo: la preocupación por el CLT en Seattle.

Build with Strength, Construir con solidez, una coalición de la National Ready Mixed Concrete Association (NRMCA), dio a conocer hoy un nuevo video expresando su preocupación con el uso de un producto de madera conocida como la madera contralaminada (CLT, Cross Laminated Timber) en la construcción. El vídeo se une a un esfuerzo continuo para informar a las comunidades de diseño y de la construcción sobre la importancia de la utilización de materiales de construcción fuertes y resistentes en el mercado de Seattle, Washington.

 

Dentro de los Estados Unidos, la madera contralaminada es realmente un material nuevo, un nuevo proceso“, dijo Jon Narva, Director de Relaciones Externas de la Asociación Nacional de Bomberos Estatales. “Todavía no se sabe mucho sobre ello, que estamos tratando de comprender mejor cómo proteger al público con esos edificios que están francamente naciendo. Es ciertamente una declaración justa decir que entendemos el hormigón y lo que va a hacer bajo condiciones de fuego mejor que con la madera contralaminada “.

 

Si no construyes con hormigón, Usted está jugando con fuego. No hay sustituto para la construcción con solidez, y en el caso de las viviendas para las familias, el potencial para el desastre con la CLT es simplemente demasiado grande en este momento.

La naturaleza de la madera por sí sola debería dar razón para pausar; que es propensa al fuego, a las termitas, a los terremotos, y la humedad. Por el momento, las pruebas suficientes no han tenido lugar para verificar la durabilidad y la fuerza de la CLT.

 

El año pasado, el estado de Washington experimentó el incendio forestal más grande en la historia del estado, en el que 175 casas fueron destruidas y más de un millón de acres quemados. En caso de que tal evento ocurriera de nuevo, lo mejor que se puede hacer sería asegurarse de que su vivienda esté construida con el material más resistente disponible: el hormigón.

 

Antes de que los diseñadores y constructores, e incluso los legisladores, fomenten proactivamente el uso de productos de madera en la construcción, especialmente en el sector residencial de baja a mediana altura, más pruebas deben llevarse a cabo“, dijo Kevin Lawlor de Build with Strenght. “No hay sustituto para la construcción con solidez, y en el caso de las viviendas para las familias, el potencial para el desastre con la CLT es simplemente demasiado grande en este momento.

 

Más información en www.buildwithstrength.com.

Video:

http://www.youtube.com/watch?v=Jt3wEVtQfLk&feature=youtu.be

 

 

En:

http://www.prnewswire.com/news-releases/build-with-strength-video-the-concern-with-cross-laminated-timber-construction-in-seattle-300300076.html

 

Y en:

http://www.prnewswire.com/news-releases/build-with-strength-to-provide-concrete-information-and-resources-for-seattle-wa-design–build-and-construction-markets-300294742.html

 

http://www.prnewswire.com/news-releases/build-with-strength-fire-safety-must-come-first-in-seattle-construction-300297014.html

 

 

Las opiniones, declaraciones o conclusiones mencionados en el post no son necesariamente los de Madera Estructural.

Un proceso de barnizado para estructuras de madera laminada de abeto o pino silvestre adecuado para la clase de uso 1 y 2.

Como es común ver obras con algunas de las piezas de madera todavía con el plástico de la fábrica de laminado, eso delata que no han sido tratadas en el taller.

Pensamos que, en cuanto tengamos la estructura montada, barnizaremos a mano, sea con rodillos o a pistola. La estructura, en cuestión, es la habitual según las clases de riesgos 1 (interior sin humedad) y 2 (interior con humedad) de madera laminada de abeto o pino silvestre, es decir, un tejado o un forjado. En este punto, hagamos un alto y reflexionemos, ¿merece la pena?

No, por las siguientes razones:

1.- No se pueden barnizar aquéllas partes de las piezas que están tapadas por la construcción o son de difícil acceso. Por ejemplo: la cara superior de los pares, cabios o correas (si ya se colocó un cerramiento); la cara orientada a una pared de una viga o vigueta de borde en un forjado, etc. Por lo tanto, como no están tratadas, en el futuro, puede haber problemas por ataques de hongos o insectos.

2.- Con el tiempo, por el movimiento de la madera, las juntas tendrán un color más claro que en resto de las superficies de las piezas. El caso más habitual es con las tarimas machihembradas que, con las mermas, se verán parte de los machos de color claro.

3.- Con la brocha o rodillo, es fácil que aparezcan empalmes entre dos “pinceladas” si una pieza es muy larga y hay que moverse con andamio o escalera.

4.- Pérdida de tiempo. Se tarda más porque, en el caso de los tejados, hay que montar andamios; repasar zonas porque hay que corregir defectos (chorretones, empalmes, zonas sin tratar por olvidos); como es habitual que en las obras no haya suficiente espacio, hay que mover las piezas según las manos aplicadas, etc.

5.- Peligro de riesgos laborales, uso de escaleras inseguras, zonas de trabajo que fuercen posturas incómodas o de difícil equilibrio, etc.

6.- Sin tratar, la estructura de madera queda expuesta a la intemperie hasta que se coloque la cubierta. Con frecuencia, algunas piezas ya tienen el moho del azulado, y todas aquéllas expuestas al sol, tienen las superficies amarillentas. Por todo esto, obliga a un lijado dificultoso si se quiere una uniformidad de aspecto. Están los toldos …, pero no todo el mundo los coloca cuando es necesario.

7.- Y, la razón más importante como derivada de los dos puntos anteriores, no se aplica el proceso completo al querer quemar etapas más rápidamente – un tratamiento insecticida-fungicida con color y un acabado, que se describirá más adelante – cuando no se aplica el número de manos prescrito por el fabricante (tarimas a las que sólo se les da una mano, en la cara vista).

¿Entonces?

El proceso completo de un tratamiento insecticida-fungicida y un acabado tiene que aplicarse antes del montaje de la estructura. A pie de obra, o en el taller mediante una máquina de barnizado.

Siendo ésta última la mejor opción. Ya que:

  • Comodidad.
  • Uniformidad del barnizado en todas las piezas, ya que: se tratan todas las caras, se aplica la dosis y el espesor de película recomendados, etc.
  • Y, lo más importante, se puede exigir al fabricante un certificado de la aplicación y de los productos aplicados válido para las clases de riesgos y de uso según las condiciones de la obra.

¿Y cómo es el proceso de barnizado ideal?

Es un proceso transparente que deja ver el veteado de la madera, al contrario que los procesos opacos o lacados. Se aplican:

1º.- Una mano[1] de un impregnante con color en base agua con propiedades fungicidas[2] y antiultravioleta (con óxidos de hierro), para exteriores. Hay una carta de colores (alerce, castaño, caoba, roble, nogal, teca, etc.). Hay dos versiones: una, para coníferas, y otra, para frondosas ricas en taninos.

2º.- Dos manos de un acabado tixotrópico transparente al agua para exteriores, formulados con resinas acrílicas, e hidrófugo. Hay una carta de colores: alerce, teca, etc. Es muy recomendable el alerce (queda prácticamente transparente) o teca (da un toque algo rojizo al impregnante).

 

Es habitual que no se aplique el acabado ya que se piensa que es innecesario para interiores. Madera Estructural® recomienda su aplicación. Con el acabado aplicado, las manchas de tierra, cemento, yeso, etc., que se producen en el transporte y manipulación de las piezas, se limpian más fácilmente (y se arreglan mejor los arañazos: aplicación local de impregnante y acabado, matizando para que no se note el empalme con la zona de alrededor. Si sólo hay impregnante, se notaría el empalme).

Y, ¿un momento? ¿Para exteriores? ¿No estábamos hablando de las clases 1 y 2, de interiores?

Por la sencilla razón de que en un tejado hay piezas que están en el exterior de la edificación, aunque protegidas por la cubierta. Es el caso de canecillos, pares, etc.

Estructura de abeto laminado con impregnante acuoso de color nogal y un acabado acuoso de color teca.

Estructura de abeto laminado con impregnante acuoso de color nogal y un acabado acuoso de color teca.

 

 

[1] Hay marcas que obligan a aplicar dos manos de impregante con color. El abeto (especie picea abies) laminado, debido a su baja impregnabilidad, siempre hay que aplicar dos manos de impregnante o de fondo.

[2] Si por las condiciones de la obra lo requiere, se aplica una o dos manos de fondo insecticida y fungicida, como tratamiento preventivo.