Desde hace un tiempo, el color gris ya forma parte de la gama de colores que puede ofrecer un suministrador de revestimientos de fachadas. Pero el gris siempre ha estado ahí. Todos nosotros hemos visto maderas agrisadas. Parece que es un color más de la naturaleza o del entorno que nos rodea. Nos viene a la mente los hórreos asturianos, y los encontramos atrayentes y bonitos. Como testigos imperecederos con esa pátina que sólo el tiempo lo da. Pero, vemos un hórreo pintado o recién barnizado y ya no es lo mismo. Sin embargo, construimos una casa y la revestimos con madera y deseamos que el color de la “madera” permanezca incólume. Pero es imposible. La madera siempre se agrisa.

Meteorización - Imagen de EI-Bois

Meteorización – Imagen de EI-Bois

El proceso de meteorización

El agrisado de la madera es causado por la meteorización, resultado de la erosión de los rayos ultravioleta (UV) de sol, el viento, la lluvia, los agentes atmosféricos contaminantes, y la humedad. Si la superficie de la madera no ha sido tratada, el proceso de meteorización elimina, aproximadamente, unos 6 mm de madera por siglo en el caso de las maderas blandas (por ejemplo, las coníferas) en las exposiciones verticales; y aún más la madera se erosiona en las exposiciones más graves.

El primer efecto observable es, a menudo, un color marrón temporal, producto de los extractos que exuda la madera y que se oxidan en la superficie. Después, la luz del sol  foto-degrada la superficie de la madera y, junto con la humedad, permite a los hongos del azulado crecer y la superficie de la madera se agrisa. El tono de gris variará en función de la duración y la intensidad de humectación. Paralelamente a esto, la superficie de la madera se vuelve rugosa, con algunas marcas de astillado que puedan aparecer. Estos efectos, que son el resultado de la luz solar, el agua, las fuerzas mecánicas y calor, caracterizan el proceso de la intemperie.

 

El proceso de metereorización

El proceso de metereorización

Es importante señalar que la metereorización es un proceso normal y saludable en la madera, y no debe confundirse con la pudrición por hongos, que a veces se puede observar en el revestimiento de madera que ha sido instalado incorrectamente. La pudrición por hongos es el resultado de largos períodos de humectación, que han permitido a los hongos descomponer la madera.

La madera, correctamente colocada, se desgastará muy bien, con su aspecto que varía dependiendo de la cantidad de humedad en la superficie (cuando está mojada, la madera aparece de color más oscuro).

Pero el envejecimiento de la madera no es un proceso irreversible. La madera puede recuperar su color original por el uso de productos químicos (‘dégriseur’) o por la acción de un proceso mecánico (cepillado y/o lijado).

 

Factores que influyen en la meteorización

  • La ubicación de la construcción

En las zonas de alta pluviosidad algunas instalaciones de revestimiento de madera se vuelven grises en tan sólo unos meses, mientras que en las zonas más secas es probable que sea más lento el proceso. Del mismo modo, las paredes orientadas al Suroeste se erosionarán relativamente rápido, debido a su exposición a la luz solar, mientras que las paredes orientadas al Norte tienden a resistir más lentamente, pero de manera uniforme.

  • Diseño de construcción

El diseño de un edificio también determina cómo va a resistir, en cómo la forma y la silueta influyen en el impacto que la lluvia impulsada por el viento tendrá en él. Por ejemplo, los edificios sin aleros tienden a ser más húmedos en la parte superior, sobre todo en las esquinas exteriores, erosionándose estas áreas más rápidamente que otras partes de la pared. Si hay aleros entonces pueden ocurrir un desgaste desigual (a menos que el alero protege toda la pared) en tanto la luz del sol no será capaz de llegar a las zonas bajo estos aleros.

También puede haber zonas que, debido al diseño del edificio, están sujetos a las salpicaduras – esto también puede conducir a que la madera se desgaste más rápido que en esas áreas.

Con el tiempo, todo el edificio (a menos que quede completamente al abrigo de la intemperie) se desgastará con el mismo color, y seguirá siendo el mismo color gris plateado en los próximos años

 

Las especies de madera

Hay bastantes maderas para revestimientos que son naturalmente durables, como el castaño, el roble, el alerce, el abeto Douglas sin albura, el cedro rojo del Pacífico, etc., todas ellas pueden ser dejadas a la intemperie y terminarán como una sombra constante de gris (a menos que la orientación o el diseño de la fachada evita esto). La única excepción a esto es la madera de Accoya que se recomendaría con un tratamiento al vacío con un color sólido en todos los casos. Dejándola a la intemperie, sin acabado, es susceptible a los hongos del azulado y al desgaste desigual por UV.

Las diferentes especies resistirán a diferentes velocidades, y con resultados en tonos ligeramente diferentes, dependiendo de sus propiedades de durabilidad y densidad.

 

La prevención de la metereorización

La meteorización de la madera es, a menudo, vista como una característica muy atractiva de un revestimiento de madera, ya que demuestra que el producto es natural y, con el tiempo, el tono de color gris plateado permitirá que el edificio se funda con su entorno. La única forma de evitar la erosión es aplicar una capa transparente o de color a la madera, lo que requerirá que ser re-aplicada cada pocos años durante la vida de la madera.

 Para ser estética, el agrisamiento de la madera debe ser uniforme. Por esto, es importante seguir ciertas reglas en su colocación en obra:

  • Dimensionar correctamente el tamaño de los voladizos (tejado, carpintería, etc.) para evitar las salpicaduras de agua en las zonas bajas.
  • Promover la planitud de las fachadas, sin salientes.
  • Evitar el riesgo de estancamiento de agua y, por lo tanto, las remontadas del agua (p.e.: pendiente incorrecta de las peanas de las ventanas).
  • Privilegiar una instalación vertical para permitir una evacuación del agua más rápida.
  • La especie de madera elegida debe ser, como mínimo, de la clase de riesgo 3.
  • El revestimiento no debe estar en contacto con el suelo.
  • Aplicar un producto químico para evitar los efectos de un cambio irregular en el revestimiento.

La diversidad en el tipo de colocación (vertical/horizontal) debe ser evitada si se busca un envejecimiento uniforme.

El agrisamiento de la madera es particularmente destacado cuando la fachada es el resultado de una investigación sobre la mixtura: los perfiles de fachada (a tingladillo – à clin -, juntas abiertas –claire-voie-), acabados (revestimiento crudo -aspecto aserrado, cepillado-, revestimiento pintado), y materiales (tablas de madera/enlucido).

En cuanto a la aplicación de un producto químico, sea en fase acuosa o solvente, se nos ofrecen las siguientes posibilidades:

  • El tratamiento hidrófugo incoloro. Al no tener filtros UV, este sistema permite un agrisamiento natural de la madera y evitando la contracción y expansión, así como las manchas de agua o el azulado. Se compone de una capa de fondo que contiene biocidas y una capa de un producto extremadamente hidrófugo. Muy económico en su aplicación, es igualmente importante para la renovación, ya que requiere solamente una capa hidrófuga.
  • Para el tratamiento hidrófugo de la madera tratada en autoclave, este sistema reduce la torsión de las tablas y fija las sales, evitando los goteos verdosos sobre la mampostería. Extremadamente económico, que se aplica en una capa y el mantenimiento es muy sencillo.
  • Pre-agrisamiento en taller. Hay varios métodos:

Con productos químicos. Estos sistemas son ligeramente transparentes. Proporcionan el efecto de “madera vieja” evitando las diferencias de color que aparecen durante el agrisamiento natural de una fachada parcialmente protegida. Se aplica en una o dos capas en todos los tipos de madera, incluidas las especies exóticas utilizadas para las terrazas. Este sistema no requiere más mantenimiento, el envejecimiento natural gana sobre el envejecimiento artificial en las partes expuestas a la intemperie.

Un ejemplo es el sistema Protect del francés Lignes et Profiles Bois a base de aceite tintado gris Hi/Silver para alerce y abeto Douglas (mejor con las superficies aserradas para mejorar la penetración).

 

Protect - Imagen de Lignes et Profiles Bois

Revestimiento en abeto Douglas con Protect

Otros ejemplos son Déjàgris, un revestimiento en castaño del fabricante francés RahuelBois; y  EcoGris, en abeto y alerce, del fabricante suizo ETS Röthlisberger SA. El aspecto de la superficie es la del aserrado.

DéjaGris - Revestimiento de castaño.

DéjàGris – Revestimiento de castaño.

 

Test de envejecimiento con alerce preagrisado - despues de 5 años y medio

Test de envejecimiento con alerce pre-agrisado – después de 5 años y medio

 

En Canadá, Juste du Pin, de Québec, suministra la gama Blu Houss, un revestimiento en cedro blanco del Este, con una garantía de 50 años sin mantenimiento.

Con tinte gris en autoclave. Es el proporcionado por el fabricante francés Cosylva. Es madera de abeto Douglas laminado que se trata en autoclave en profundidad con disolventes orgánicos y un tinte gris para la clase de uso 3. También, Silverwood ofrece un revestimiento pre-agrisado de abeto tratado en autoclave Clase 3a. Con una garantía de 10 años. También Piveteau Bois comercializa estos dos productos.

Revestimiento en abeto Douglas tratado de Cosylva

Revestimiento en abeto Douglas tratado de Cosylva

La madera fosilizada. El fabricante sueco OrganoWood AB ha patentado el sistema de modificación química de la madera OrganoWood. A través del uso de la tecnología de OrganoClick para la modificación de las fibras en la que las sustancias naturales de plantas se utilizan como catalizadores orgánicos, los compuestos de silicio se unen a las fibras de madera, que imitan y aceleran el proceso natural de fosilización. Por lo tanto, la madera tratada con OrganoWood tiene aproximadamente un 10% de fósiles y un 90% de madera. La madera de OrganoWood es incombustible.

Hay dos métodos de tratamiento, en base agua: en autoclave al vacío y manual a brocha. A brocha se aplican dos capas: una con el producto Wood Protector y otra con Surface Protector (hidrófugo).

SIOO

Revestimiento tratado con el sistema SIOO

 

Un lasur en base agua. El fabricante español Cedria ofrece un lasur semi-mate, la gama Pacífico, que proporciona un acabado vintage efecto “paso del tiempo”, característico de las maderas expuestas a la climatología propia del Pacífico. Bastará una sola capa (aunque si se desea incrementar la durabilidad, se aplica una mano de Cedria Sol Lasur).

Cedria Pacífico

Cedria Pacífico

 

Bibliografía sobre el tema:

 

  • Martín Diéguez, Joaquín, Acabado de la madera. Duración al exterior y meteorización por agentes atmosféricos, Boletín de Información Técnica, AITM.
  • Martín Diéguez, Joaquín, Extractos y exudados en el acabado de la madera, Boletín de Información Técnica, número de septiembre-octubre de 1998, AITM.
  • Agentes destructores de la madera, Boletín de Información Técnica, número 192, AITM.
  • Rüther, Petra, Wood Weathering from a Service Life Perspective, edición de Petra Rüther, Trondheim, 2011, 153 pp., ISBN 978-82-471-2924-1. Es una tesis doctoral disponible en NTNU Open.
  • Cebrian Jorge, Ruth, Comportamiento de la madera en exteriores de Venecia, Dakhla y Las Palmas de Gran Canaria. Caracterización del envejecimiento natural y circunstancias que lo alteran o distorsionan, tesina, Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, 2015. Disponible aquí.