Archivos para el mes de: mayo, 2016

Un mensaje importante, por Facebook, de la Cátedra de Madera de la Universidad de Navarra:

 

 

El grupo de trabajo sobre uniones de la Acción COST FP1402 se ha involucrado activamente en la futura actualización del capítulo de uniones del Eurocódigo 5 (EN 1995-1-1). Para ello, este cuestionario pretende recabar información sobre los problemas existentes en el uso del capítulo de uniones en la práctica profesional. La información obtenida será transmitida a los futuros redactores del Eurocódigo para conseguir una normativa más clara y práctica. El cuestionario se ha mandado a ingenieros, diseñadores, fabricantes y profesores, con la esperanza de lograr identificar los principales problemas.
Por favor, colabore con nosotros respondiendo a este cuestionario. Sólo le costará unos 10 minutos.

El cuestionario está disponible en español en el siguiente enlace:

http://tiny.cc/cuestionesMadera

Si además conoce a alguien interesado en responder este cuestionario, mándele el enlace para que también pueda responderlo.

¡RESPONDEDLO Y A DIFUNDIRLO!
Cuantas más respuestas se recopilen, más útil y manejable será la futura versión de la norma para TODOS.

Muchísimas gracias!

Hoy, dos libros cuyos autores son los del estudio italiano Ergodomus.

 

Legno.. Construire… Habitare…

En palabras de los autores:

“La idea de esta publicación se remonta a 2013, cuando surgió la necesidad de cubrir una necesidad concreta del mercado en vista de la falta de textos técnicos y documentos en la lengua italiana con respecto a edificios de madera y muchos de los aspectos legales relacionados con su diseño, que no es sólo estática – a este respecto, véase la publicación “El libro del carpintiere” -, sino también de física técnica, diseño y desarrollo, el análisis de la estratigrafía y los detalles individuales.

 

La palabra clave aquí importante es esta última, es decir, “detalles“: este es el aspecto que más afecta a la calidad de los edificios de madera y especialmente de su duración. El libro analiza en profundidad muchos ejemplos de estratigrafía con sus detalles y métodos de conexión: xlam o entramado, muros ventilados y no ventilados, techos planos o inclinados, etc., sólo por mencionar algunos.

 

Cada detalle y / o estratigrafía se analiza y ‘explota‘ en sus componentes esenciales con el fin de garantizar la resistencia estática, la capacidad aislante, la estanqueidad al aire y al agua, gracias a la utilización de análisis de elementos finitos térmicos específicos, como puede verse en las siguientes páginas de ejemplo.

 

Para hacer la consulta en obra más fácil, se ha creado una versión específica de bolsillo sin la introducción teórica.

 

Nos gustaría dar las gracias a RoofRox, 3Therm y RIWEGA por patrocinar esta publicación.

 

Se han impreso 7000 copias de la versión integral y 10.000 de la versión abreviada, en dos ediciones sucesivas (5000 + 5000) para satisfacer la gran demanda de esta publicación.

[…]”

 

En:

http://www.ergodomus.it/en/woodbuildingliving-abstract/

 

Imagen de Ergodomus

Imagen de Ergodomus

 

El libro del carpentiere

“¿Cómo se calcula un tejado de madera? ¿Cómo se conectan dos vigas una a la otra? ¿Qué características deben de tener las conexiones a tierra de los edificios de madera?

 

El libro aborda la cuestión compleja y, a menudo subestimada, del cálculo estático de edificios de madera y está destinado para los menos expertos, así como para los técnicos que ya trabajan en el sector y que deseen adquirir más conocimientos acerca de determinados aspectos de este campo. A partir de las características específicas de los diferentes tipos de madera, el libro pasa luego a definir tablas la madera laminada encolada y el cálculo basado en el método semi-probabilístico de los estados límites: cálculo de las acciones, incluidas las sísmicas, y su combinación, sin olvidar el comportamiento en caso de incendio.

 

Las conexiones son probablemente la parte más compleja de un edificio de madera y, por lo tanto, se tratan extensamente. Tornillos, soportes, pernos, clavos, las conexiones tradicionales de carpintería, etc. se describen con la ayuda de un gran número de ejemplos de aplicación.

 

Las características de los diferentes métodos de construcción se ilustran de una manera clara y exhaustiva, con referencia a las propiedades estáticas y térmicas y a su comportamiento físico y técnico. Se presta especial atención a xlam como un material innovador.

 

Después de una primera edición publicada en 2010, una segunda edición ampliada y revisada extensivamente fue impresa en 2012 con más de 4000 copias.

[…]”

 

En:

http://www.ergodomus.it/en/the-carpenters-book-abstract/

Imagen de Ergodomus

Imagen de Ergodomus

El flujo de refugiados aumenta la industria del prefabricado – especialmente en Alemania

 

Global Timber Forum publicó, en una noticia, los resultados de un nuevo estudio de la empresa austriaca Interconnection Consulting sobre el mercado de las casas prefabricadas en Alemania y Austria en 2015 y 2016.

 

Resumiendo:

El mercado alemán de casas prefabricadas ha crecido un 11,5% más que en 2014. Además de un aumento de los precios, esto también se atribuyó a la crisis de refugiados, que provocó una escasez de espacio de vida y una creciente demanda de soluciones de construcción rápida. La crisis de los refugiados podría crear una demanda adicional de casas prefabricadas de este año.

En Alemania, el 81,4% de todas las casas prefabricados en Alemania se construyen en madera y la cuota de mercado está creciendo.

En general, las casas prefabricadas son todavía un producto de nicho en Alemania; a diferencia de Austria, donde constituyen aproximadamente el 35% de todos los edificios nuevos, sólo el 19,9% de las nuevas casas en Alemania fueron prefabricadas en 2015.

El precio medio pagado por una casa prefabricada aumentó un 3,4% en Alemania el año pasado, y las casas que se venden por menos de 150.000 € serán sólo el 33,6% del mercado. Las razones dadas para el aumento de los precios incluyen la tendencia creciente hacia la eficiencia energética de edificios, así como la creciente demanda de viviendas llave en mano (sin aportación personal).

 

Hoy en día, la mayoría de las casas prefabricadas (82,7%) en Alemania son las viviendas unifamiliares. Sin embargo, Interconnection Consulting identificó una tendencia hacia más unidades multifamiliares prefabricadas; su cuota de mercado se incrementará del 3% actual al 4,1% en 2019. En las otras manos, se construyeron menos viviendas adosadas y de dos familias prefabricadas el año pasado que en el año anterior.

 

El mercado de Austria, de capa caída

La debilidad en el sector de la construcción ha dejado su huella en la industria del prefabricado de Austria.

En la debilidad del mercado global de la edificación, los sistemas de construcción convencionales están mostrando una tendencia mejor que las casas prefabricadas en 2015.

 

Interconexión Consulting culpa a la pérdida de cuota de mercado en numerosas insolvencias en la industria prefabricada, que han socavado la confianza del consumidor. Por otra parte, los constructores convencionales han comenzado a tomar conceptos populares que normalmente utilizan los productores casas prefabricadas, como los precios firmes o las garantías de precios, así como soluciones llave en mano.

 

Los precios medios de prefabricados de viviendas aumentaron un 1,9% en Austria el año pasado. Una casa de cada diez cuesta más de 250.000 € y sólo un tercio de todas las casas prefabricadas tendrá un costo de menos de 150.000 € en el año 2016, según un pronóstico de Interconnection Consulting.

 

Al contrario que en Alemania, la madera ha perdido cuota de mercado en el sector del prefabricado de Austria el año pasado. Por otro lado, las casas prefabricadas “sólidas” hechas de muros de ladrillos o de hormigón han ganado en importancia y elevado su participación hasta el 21,9% (2012: 20%) de todas las casas prefabricadas.

 

En Austria, las casas adosadas y unidades multifamiliares han sido recientemente los segmentos más fuertes del sector de viviendas prefabricadas.

 

Vía:

http://gtf-info.com/content/news/new-timber-opportunities-and-green-building/flow-of-refugees-boosts-prefab-industry-especially-in-germany-1618

Y en:

http://www.interconnectionconsulting.com/de/industry/31

 

Los políticos, arquitectos y científicos de madera cada vez pregonan la madera como una tecnología de construcción que salva a la Tierra, pero no todo el mundo está de acuerdo.

 

Madera Estructural® les ofrece la traducción de un artículo, interesante por su controversia, publicado en Co.Design por Kelsey Campbell-Dollaghan el pasado día 18 de mayo:

 

Las ciudades están conformadas por el fuego. De Chicago a San Francisco, enormes extensiones de tejido urbano fueron borrados por accidente en el siglo XIX. Sin embrago, estos terribles desastres hicieron más que despejar el camino para un nuevo desarrollo. También contribuyeron a estimular los códigos de construcción que prohibió el uso de un material de construcción especialmente peligroso: la madera.

Más de un siglo después, se está llevando a cabo una inversión masiva. Un rascacielos de 80 pisos de madera está siendo propuesto por los arquitectos británicos. Los arquitectos en los EE.UU. están en una carrera para hacerse con el título del edificio de madera más alto del país. En otras partes del mundo, los estudiantes de arquitectura se inscriben en programas centrados solamente en la tecnología de la construcción en madera. El gobierno federal está canalizando dinero en la promoción de la madera en altos edificios urbanos.

Impulsado por la industria de productos de madera (un mercado de 200 mil millones de dólares, si se incluye el papel), los problemas de sostenibilidad, y las ideas emergentes de ciencia de la construcción, los edificios de madera ya no son artefactos pastorales. Según muchos científicos y arquitectos -y no pocos grupos de presión de madera- son el futuro. Pero no todo el mundo está de acuerdo.

 

LA ARQUITECTURA

Incluso si usted no vive en Minneapolis, es fácil seguir el progreso en el 316 de la Tercera Avenida Norte, una obra de construcción a tres cuadras de la orilla del río Mississippi. Usted puede ver el progreso del trabajo a través de una cámara siempre sobre la zona de trabajo, o echa un vistazo a material filmado por aviones no tripulados de la empresa de ingeniería de la madera StructureCraft, o incluso ver la vista desde una GoPro de la empresa montado en un panel estructural en tanto se izaba a su lugar.

Hay una buena razón para esta documentación cuidadosa. Este es el sitio de T3, un proyecto para construir el primer edificio de “madera masiva” en los Estados Unidos, como MinnPost informó este año. El T3 es una prueba de fuego para ver si una tecnología de construcción que ha visto la adopción de Escandinavia, Europa Central, y Japón puede encontrar un mercado en los EE.UU.

El desafío actual es una situación del huevo y la gallina“, escribe Michael Green, el arquitecto de la Columbia Británica detrás del proyecto y el defensor de la arquitectura de madera, por correo electrónico. “Es difícil educar a la gente en la nueva tecnología de la madera rápidamente cuando hay tan pocos expertos a los que recurrir.” Green, cuya charla TED sobre los rascacielos de madera ha sido visto más de un millón de veces (no es poca cosa para una conferencia sobre arquitectura), se ha convertido en un experto en edificios de madera y el tenso proceso de acceder a ellos más allá de los códigos de construcción obsoletos en los EE.UU.

Cuando se termine este año, el T3 ofrecerá espacio para oficinas de alta gama con una gran historia de fondo: sus siete pisos son soportados por vigas de madera maciza y paneles muy diferentes de cualquier cosa que usted encontrará en una casa de fin de semana. Los elementos estructurales se crean mediante la laminación de piezas de madera unidas, con cola o clavos, para crear enormes vigas de madera que son más fuertes que el acero en peso -un tipo de tecnologías de la construcción conocidas como “madera laminada cruzada“, o CLT. El T3 tendrá 11 pies de altura y ventanas de cristal enormes gracias a la increíble fuerza de estos paneles de madera maciza.

Otros proyectos de madera masiva diseñado por los SHoP Architects (de Nueva York) y la LEVER Architecture (de Portland), los dos ganadores del último Premio del Concurso del Edificio de Madera de Altura del último año, también están próximos. Junto a el T3, estos proyectos serán manifestaciones valiosas para una industria que puede ser lenta en adaptarse. Green quiere compartir lo que ha aprendido, primero a través de un nuevo curso de educación en línea administrada a través del Design Build Research, su programa de enseñanza de diseño sin fines de lucro. “Muchos clientes privados y públicos del sector están hablando de la madera más de lo que yo hubiera podido imaginar“, dice. “Algunos días casi siento que nos estamos pasando de visionarios a la corriente principal ya.

Es raro escuchar una charla con el arquitecto tal inmediatez y pasión acerca de una tecnología de construcción. Sin embargo, para los defensores de la madera masiva, es la solución a un problema que es de escala planetaria. No es sólo una tecnología es un hucha mundial.

 

LA CIENCIA

Esa idea tiene un montón de defensores y críticos por igual. La CLT surgió en la década de 1990 en Suiza, cuando los investigadores inventaron el proceso de fortalecimiento de la madera menos-que-perfecta por capas de tablas en dirección alterna. Invirtiendo la dirección de la fibra en cada capa de madera, crearon un producto mucho más fuerte. También es sorprendentemente resistente a los incendios que hicieron un material de construcción odiado en el siglo XIX. Debido a que las vigas y paneles CLT son tan gruesos, exponiéndolos a las llamas crea una capa de “carbonización”, o ceniza, que aísla el interior estructuralmente estable durante un máximo de tres horas, según las pruebas realizadas por el Consejo de Investigación Nacional de Canadá.

Aun así, la CLT se podría haber mantenido fácilmente como un material de nicho oscuro. Pero casi al mismo tiempo, el cambio climático se estaba convirtiendo en un tema importante en el escenario mundial. La industria de la construcción por sí sola produce hasta un 39% de las emisiones de CO2 en los EE.UU., de acuerdo con el Green Building Council, gracias a la producción de cemento y acero, por no hablar de su transporte. La madera, en comparación, es lo que se llama un “sumidero de carbono“, o un material que absorbe más carbono que el que se produce (y, por lo tanto, reduce la cantidad de emisiones a la atmósfera). En este sentido, el uso de más madera -y menos acero y hormigón- parece una obviedad.

Pero el secuestro de carbono es complicado. Los bosques que viven ya son excelentes sumideros de carbono. La mitad del peso de un árbol es ya carbono secuestrado, según el Foresty Service. Algunos científicos sostienen que dejar en paz a los bosques es una mejor manera de almacenar carbono que cultivarlos para sustituir el acero y el hormigón. “Solo mantener los árboles en el bosque es mucho más valioso para el almacenamiento de carbono, que cualquier valor derivado de la explotación forestal,” dice Mike Garrity, director ejecutivo en Montana de la Alliance for the Wild Rockies, una organización no lucrativa dedicada a la protección de la ecología natural de la región. Garrity sostiene que la industria de la madera está alentando suposiciones acerca de la sostenibilidad de la madera que no han sido probados por la ciencia.

Otros señalan que la vida natural y la muerte de los bosques deben tenerse en cuenta. A medida que los árboles se pudren y caen, liberan su carbono almacenado y contribuyen a las emisiones, también. Con esa lógica, la tala responsable de árboles maduros mantendría un bosque sano y reemplaza a los materiales de construcción acaparadores de CO2.

En resumen, se trata de un problema increíblemente complejo para estudiar científicamente. Y puesto que este es un problema que sólo se ha estudiado desde hace algunas décadas, los datos simplemente no están allí. “El manejo forestal de hoy es más una apuesta que un debate científico“, escribieron dos científicos ecológicos en Nature en 2014. “El futuro de los bosques del mundo no debe depender de lanzar una moneda.

 

LA POLITICA

A principios de este mes, un grupo de senadores de ambos partidos introdujo un proyecto de ley llamado Timber Innvation Act, lo que crearía un programa de I + D financiado por el gobierno federal y administrado por el Departamento de Laboratorio de Productos Forestales de Agricultura de EE.UU..

Sus objetivos serían innumerables: comprender mejor el “ciclo de vida medioambiental” de los productos de la madera de construcción, aumentar la seguridad de los edificios de madera de altura, y abogar por los códigos de construcción actualizados que incluyan servidumbres para la madera. El proyecto de ley es apoyado por docenas de grupos de comercio de la madera, lo que podría complicar sus objetivos y la objetividad de su investigación. Incluso Michael Green ha aceptado ayudas a la investigación y pagado los contratos de conferencias de la industria de la madera, aunque comenta que él y su organización “no hablan para las empresas forestales o la industria” y se ha negado a apoyar organizaciones como la Iniciativa Forestal Sostenible por el interés de permanecer independiente.

¿La única cosa que todos están de acuerdo? Necesitamos más datos. “Se necesitan fondos adicionales para apoyar esta investigación para avanzar en nuestro conocimiento y nos permitirá tomar decisiones informadas“, escribe el arquitecto Kate Simonen, que dirige el Carbon Leadership Forum centrado en la investigación.

 

El clima está cambiando rápidamente, y la forma en que los árboles almacenan carbono en este momento puede cambiar a medida que la transformación se acelera, junto con la manera en que los de materiales de construcción se hacen y se consumen. Se va tomar años para entender ese proceso.

Muchos desarrolladores están ganando terreno a la idea independientemente. Albina Yards, un edificio de oficinas de cuatro pisos en CLT diseñado por palanca Lever Architecture en Portland, será el primer edificio en el país que se construirá con CLT producido en los Estados Unidos cuando se termine este año. En un comunicado del proyecto, los arquitectos en Lever argumentan que el aumento de la demanda de productos de madera impulsará las prácticas forestales responsables que aumentan la retención de carbono:

Innumerables estudios muestran que el factor más importante en el mantenimiento de los bosques como bosques es asegurar que los propietarios puedan obtener un retorno adecuado de la inversión en tierras forestales. Sin ese incentivo, los propietarios privados estarían dispuestos a convertir sus tierras a otros usos, lo que reduce el importe total de las tierras forestales. por esta razón, el aumento de la demanda de productos de madera en realidad tiene un impacto positivo en el mantenimiento de los recursos forestales “.

Mientras tanto, los arquitectos de la Universidad de Cambridge presentaron una nueva investigación el mes pasado que propone la cantidad de rascacielos más altos -verdaderos rascacielos, como una versión 1.000 pies (304,8 metros) de altura en Londres- podrían ser construidos con estructuras pesadas de madera. A partir de esta semana, la Architectural Association ofrece ahora un curso de master de ciencias centrado en la construcción robótica con la madera.

De vuelta en los EE.UU., T3 está a punto de concluir, con las ventanas y el aislamiento visibles en la transmisión en vivo. “El cambio sistémico es fascinante“, escribe Michael Green. En los últimos tres años, dice que el cambio dentro de la industria de la construcción ha sido dramático. “El intercambio de información está sucediendo más rápido de lo imaginado, y más gente quiere venir a bordo de todos los días. Esa energía no se puede detener.

Tardarán décadas antes de que los científicos puedan comprender realmente la relación entre el CO2, los bosques y los edificios de madera. Pero a medida que más arquitectos utilizan la tecnología, se puede empezar a dar forma a nuestras ciudades mucho antes de que llegue ese día.

 

En:

http://www.fastcodesign.com/3059938/can-timber-skyscrapers-really-help-save-the-planet/14

 

Los productos de bambú reconstituido (EBP, Engineered Bamboo Products) ofrecen soluciones estructurales y renovables, de base biológica para los sistemas de cerramientos de alto rendimiento

 

En los últimos años han aparecido nuevos productos que mejoran tanto la sostenibilidad como el rendimiento, así como la eficiencia en el diseño y la construcción. Un ejemplo ha sido el bambú. Los productos de bambú reconstituido pueden sustituir a la madera y la madera reconstituida en obras de arquitectura en donde se desea un mayor rendimiento, tanto en términos de sostenibilidad como de estabilidad dimensional. Los arquitectos están encontrando que el bambú reconstituido estructural sirve bien en los contextos en los que los ensambles con el metal, el acero o el aluminio extruido son la norma. Las soluciones híbridas también son más comunes en los últimos años, un enfoque de diseño que empareje el bambú con el acero, el hormigón y otros materiales estructurales.

Parte de los beneficios es para aumentar el uso de materiales rápidamente renovables – a base de materiales de bambú – en la construcción de edificios verdes para incluir componentes estructurales que normalmente se hacen con madera, plástico, metal u hormigón. Con un mayor uso de bambú reconstituido los proyectos de construcción se pueden calificar para conseguir una certificación como el LEED o Passivhaus.

Los fabricantes están descubriendo maneras de aumentar el rendimiento de bambú reconstituido para lograr una mayor sostenibilidad, así como la mejora de la durabilidad, uniformidad, y la fuerza.

Por estas razones, el bambú reconstituido estructural (SEB), así como la chapa laminada de bambú (LVB) se utilizan cada vez más para exteriores de los edificios y los miembros expuestos, como soportes de carga. Para edificios sostenibles y proyectos certificados LEED, Passivhaus, etc., el bambú reconstituido se utiliza para fachadas, revestimientos, muros cortina, acristalamiento estructural, así como una gama de soluciones de puertas y ventanas.

Por estas razones, los productos de  bambú reconstituido estructural, así como los materiales de chapa laminada de bambú se utilizan cada vez más para exteriores de los edificios y los miembros expuestos, como soporte de carga. Para edificios sostenibles y de proyectos certificados, bambú reconstituido se utiliza para fachadas, revestimientos, muros cortina, acristalamiento estructural, así como una gama de soluciones de puertas y ventanas.

El uso del bambú reconstituido para sistemas de fachadas ventiladas y sistemas estructurales está bien establecido; lo que está cambiando es la variedad y la creatividad de los usos en los últimos diseños de edificios. Como la estructura de una cubierta en forma de domo con un arriostramiento con miembros en cruz de la terminal Williamson County Regional Airport, en Marion, IIllinois, EE.UU.

Domo

Imagen de Lamboo

PRODUCTOS DE BAMBÚ RECONSTITUIDO: CONTEXTO Y ANTECEDENTES

Los productos de bambú reconstituido se obtienen del procesamiento de la caña de bambú en bruto en un compuesto laminado, similar a los productos de madera laminada encolada. Este recurso de base biológica se asemeja a la madera en sus propiedades mecánicas, sin embargo, tiene un ciclo de crecimiento y la cosecha más rápido. Además, el bambú se encuentra en muchos lugares donde las maderas blandas y duras son limitadas.

El método de fabricación es conocido como bambú laminado, que mantiene las fibras longitudinales, pero también se aprovecha de la matriz de caña natural. Los tallos de bambú se cortan y cepillan, y luego se procesan según lo deseado antes de la laminación y la compresión en forma de tablero. Este proceso utiliza típicamente menos adhesivo y tiende a dar valores más altos de resistencia-peso.

En el año 2003 comenzaron a testarse los diversos productos de bambú reconstituido, en cuanto a durabilidad y rendimiento estructural, y la comercialización en los EE.UU y en el mundo. Fue a partir del año 2007 cuando tuvieron un rápido crecimiento.

Hoy en día, la atención se ha desplazado a las aplicaciones de los arquitectos, ingenieros y fabricantes de equipos originales para interiores, exteriores, y estructuras. Sin embargo, la industria de la construcción se ha centrado en cómo diseñar con productos de bambú estructurales.

 

SISTEMAS DE CERRAMIENTO Y BAMBÚ ESTRUCTURAL

Para los sistemas de cerramiento como las carpinterías de huecos, muros cortina, y sistemas de fachada ventilada, el bambú ofrece algunas ventajas inherentes: tiene una contracción mínima y una mejor estabilidad dimensional. Los productos de bambú tienen propiedades antimicrobianas naturales por lo que resisten la acumulación de humedad y el crecimiento de mohos. El contenido de sílice del material actúa como un repelente natural de los insectos. El bambú reconstituido tiende a tener una densidad más alta que las maderas duras, lo que aumenta su capacidad estructural con una ligera penalización en puentes térmicos moderados.

En resumen, los SBP son similares a las maderas laminadas encoladas, pero con una consistencia más funcional y mayores resistencias.

 

Imagen de Lamboo

Imagen de Lamboo

Los estudios realizados por la Universidad de Bath Sharma’s utilizando estándares comunes de madera para permitir la comparación con los productos de madera reconstituida, han demostrado que los tableros de bambú reconstituido y los laminados de bambú tienen propiedades que son similares o superan a las de la madera. Otros resultados probados por grupos industriales muestran el alto rendimiento de las piezas de bambú laminado, tienen resistencias a la compresión paralela a la fibra superiores a 13.000 psi (89,63 n/mm²) y resistencias a la tracción de entre 21,000-55,000 psi (144,79 – 379,21 n/mm²). La estabilidad dimensional, muestra que los productos son, de promedio, un 30 por ciento más estable en condiciones ambientales variadas. Resumiendo los resultados, los SBP reconstituidos:

  • tienen tres veces la resistencia mecánica de la madera contrachapada de madera blanda,
  • exhiben resistencias a la compresión de un 30 por ciento más altas que las maderas blandas,
  • tienen resistencias a la tracción de 10 veces mayor que otras especies de madera.
  • son más de un 30 por ciento más estable en la humedad y los cambios de temperatura en comparación con productos a base de madera (dependiendo de la especie de madera).

 

En otros casos, algunas empresas de construcción están adoptando enfoques de construcción modular utilizando bambú reconstituido.

Son variadas las aplicaciones del bambú reconstituido para estructuras al exterior y sistemas de fachadas: muros cortina, componentes de celosía, marquesinas, sistemas de protección solar, etc.

Los productos de bambú estructural (SBP) y productos de bambú reconstituido (EBP) están disponibles en dos grados: grado exterior y el grado estructural.

Un ejemplo de empresa suministradora de estos productos es Lamboo.

Imagen de Lamboo

Imagen de Lamboo

 

FACHADAS SOSTENIBLES Y REVESTIMIENTOS

Hay fabricantes como RAICO que producen un sistema de fachada no portante que es un híbrido de alto rendimiento térmico con piezas de SBP unidas a los marcos de aluminio extruido.

 

En general, estos elementos estructurales se comparan favorablemente con la madera de construcción, madera contrachapada, y los productos compuestos de madera. Para diseñar con bambú reconstituido, los arquitectos pueden considerar las siguientes características de rendimiento (valores de diseño):

– Compresión:

Paralela a la fibra, 13,488 psi (92 n/mm²).

Perpendicular al grano, 3043 psi (21 n/mm²).

– Fuerza flexible: 12.800 psi (88 n/mm²).

– Módulo de elasticidad: 2900 n/mm².

– Rendimiento térmico:

Conductividad K = 0,14 (0,94).

Valor R = 7,9 (1,1).

– Densidad: 42 libras por pie cúbico (672,78 kg/m³).

– Inflamabilidad:

Clase 1 según la norma ASTM E648.

Clase A según la norma ASTM E84.

– Estabilidad dimensional (producto sólido, en un 20 por ciento de humedad relativa):

Factor de estabilidad volumétrica: 0.00144.

Expansión lineal paralela a la fibra: un 0,04 por ciento.

Expansión lineal perpendicular al grano: 0,10 por ciento.

– Contenido de humedad:

Productos sólidos, de 5 a 9 por ciento.

 

En cuanto a la resistencia a las plagas, las pruebas de puesta en servicio en 2004 por St. Louis Testing Laboratories Inc. (y repetido desde entonces) ha indicado que el bambú tratado a presión con boro antes de la laminación registra una mortalidad de las termitas del 100 por ciento. La durabilidad contra hongos destructores de la madera es muy alta debido a las propiedades antimicrobianas inherentes de bambú. Muchos de los PBE no son digeribles para los insectos y microorganismos, ayudando a mejorar su durabilidad y resistencia.

 

Debido a las características estéticas de los materiales, el bambú reconstituido se utiliza mejor en situaciones en las que se deja expuesto. El producto ya ha aparecido en la industria de la ventana y de la puerta, donde la estabilidad estructural es una necesidad.

 

PARA SISTEMAS DE FACHADA VENTILADA Y PANELES DE FACHADA EXTERIOR

 

Para usos de revestimiento, los grados exteriores de bambú de ingeniería incluyen los SBP y LVB, que están disponibles en varios colores estándar y opciones de veteados. Los LVB sólidos pueden ser utilizado como paneles de una sola capa de revestimiento y componentes conexos para diversos tipos de construcción, incluyendo sistemas de fachada ventilada, paneles de sofito, revestimientos, fascias y sistemas híbridos con otros materiales. Por lo general, los productos deben ser especificadas para cumplir con las normas de referencia, los estándares nacionales europeos EN 438-2: Paneles decorativos / Paneles reconstituidos; o la correspondiente norma DIN por el Instituto Alemán de Normalización.

Para diseñar sistemas exteriores con LVB sólidos, los arquitectos pueden elegir entre una variedad de componentes estándar de 1,524 m a 4,876 m de longitud. Los productos estándar incluyen paneles de 1,219 m por 2,438 m de los paneles con un grosor de 12,7 mm, de 19,05 mm y 25,4 mm. Los paneles exteriores deben cumplir con un módulo mínimo de elasticidad de 2.900.000 psi, según DIN 53457.

Para sistemas de fachada ventilada, los sistemas disponibles de los fabricantes incluyen listones estándar de 76,2 mm y 127 mm con detalles de la esquina prediseñados y molduras para ventanas. En detalles similares a otros sistemas de fachada ventilada, los paneles LVB se cuelgan con clips sobre listones perforados dejando un espacio de aire entre los paneles y el revestimiento, más, usualmente, una barrera de aire / humedad.

 

Imagen de Lamboo

Imagen de Lamboo

Las propiedades mecánicas de los paneles LVB para sistemas e fachada ventilada son similares a las de los productos de bambú reconstituido utilizados para sistemas estructurales y de acristalamiento. Presentan una resistencia a la tracción paralela a la fibra de 148 n/mm² y perpendicular a la fibra de 3,74 n/mm².

En términos de opciones de diseño para sistemas e fachada ventilada, los paneles LVB están acabados en colores estándar creados según diversos tipos de tratamiento térmico.

 

VENTANAS Y PUERTAS, DISEÑADAS CON BAMBÚ

 

Los elementos de carpintería de huecos hechos con LVB y otros EBP están ahora en el mercado diseñados para la integración eficiente en sistemas de acristalamiento y estructuras de bambú reconstituido. Los componentes están diseñados específicamente para unidades de acristalamiento aislante (IGU), ventanas, puertas y el rendimiento térmico, así como la resistencia, rigidez, y los atributos de resistencia al agua. Se convierten en una opción efectiva para los desafíos de diseño sostenible.

Una de las ventajas es que los materiales de bambú reconstituido están testados para ser de u 20 a  un 40 por ciento más estables en los cambios climáticos y de temperatura que la madera reconstituida. Los materiales de bambú reconstituido también tienen un mayor módulo de elasticidad, lo que significa que son ideales para los productos y conjuntos de puertas y ventanas. Los LVB funcionan de manera a las maderas duras, sin embargo, los LVB tiene una mejor estabilidad dimensional y como un producto de construcción se puede comprar de forma más sostenible. Algunos equipos de proyecto y usuarios finales ven las propiedades antimicrobianas del LVB como un beneficio ya que las ventanas y puertas resisten la acumulación de humedad y moho. El contenido de sílice en el material actúa como un repelente natural de insectos.

Para fachadas de alto rendimiento, las ventanas tienen una más alta densidad que las maderas duras, que permite estructuras de las carpinterías de huecos sean más resistentes y duraderas – son, a menudo, débiles puntos relativos en el recinto. La densidad tiene un puente térmico moderado en comparación con las maderas blandas, pero esto se compensa con otras ventajas de rendimiento. Para las unidades operables, la estabilidad del material también permite una operación más uniforme y un funcionamiento suave a lo largo de la fase de uso del edificio.

Las maderas blandas pesan cerca de 576 kg/m³, en comparación con el LVB que tiene una densidad de aproximadamente 705 kg/m³, haciéndolos similares a las maderas duras.

El LVB se puede fresar con las mismas herramientas que las maderas duras, haciendo la producción más fácil para los fabricantes de productos de ventanas.

Una de las principales tendencias en el diseño de recintos ha sido la adopción de los estándares de desempeño en las certificaciones LEED del Green Building Council de EE.UU. y, más aún, con los estándares de la casa pasiva súper eficientes. Los principios de diseño de las casas pasivas se basan en cinco principios de las ciencias de construcción: aislamiento continuo en toda la envolvente sin puentes térmicos, una envoltura hermética, una ventilación con recuperación de calor y recuperación de la humedad, ganancia solar controlada y ventanas y puertas de alto rendimiento. Las ventanas son, con frecuencia, de triple acristalamiento y pueden incluir un relleno, tal como el gas argón. Las ventanas y puertas de alto rendimiento de este tipo utilizando LVB se han utilizado con éxito en las estructuras de Casas Pasivas Certificadas.

Entre los recientes avances se incluye una “H window” de LVB diseñada en Noruega, con el mecanismo que gira la ventana 180 grados para la limpieza y mantenimiento sin interferir en los espacios interiores del edificio.

H Window

 

BAMBÚ DE ALTO RENDIMIENTO: CASOS DE ESTUDIO

Algunos proyectos recientes muestran cómo utilizar los productos. Por ejemplo:

  • Un proyecto residencial de la Universidad de Illinois en el Solar Decathlon de 2009.
  • Gable Home, un proyecto certificado por el Passive House Institute de Urbana, Illinois, EE.UU.
  • La terminal del aeropuerto regional del condado de Williamson en Marion, Illinois, EE.UU.

 

VENTAJAS DE APLICACIÓN

Algunas de las plantas de más rápido crecimiento en el mundo son las especies de bambú, debido a un sistema de rizomas dependiente único que les permite crecer hasta 10 centímetros por día. En alrededor de seis a ocho años, las plantas alcanzan la madurez, en comparación con los 20 años o más de la madera tradicional. El bambú también produce el 30 por ciento más de oxígeno en comparación con un área forestal de madera de tamaño similar, según un estudio de la Universidad de Santa Clara, y secuestra un 35 por ciento más de carbono. Su estructura de raíz única elimina la necesidad de volver a sembrar. El bambú se utiliza ampliamente como material de construcción, una fuente de alimento, y como un producto crudo versátil. Como se ha indicado en un informe de la revista Discover hace más de dos décadas, la resistencia a la tracción de bambú rivaliza con la del acero y la resistencia a la compresión es mayor que el hormigón, ladrillo o madera.