En Breuil-Barret, Francia, el arquitecto Jean-Marc Naumovic, miembro fundador de Construire en chanvre en 1998, ha diseñado y dirigido la construcción de una casa de hormigón de cáñamo en un entramado de madera.

Madera y cáñamo permiten regular la higrometría con una buena inercia térmica. La casa está construida con una estructura tradicional de madera. La envoltura exterior del edificio (muros, suelos y parte del tejado) fue hecha enteramente de hormigón de cáñamo (cal + cañamiza y agua), una mezcla de la cañamiza proporcionada por Biofib’Isolation (serrín vegetal sacado del corazón de la paja de cáñamo), cal y agua. Este mortero se aplica mecánicamente por proyección contra los paneles del encofrado de madera. Luego se alisa y nivela. Una de las principales ventajas de hormigón de cáñamo es su capacidad natural para regular la humedad del hábitat. Este material es capaz de absorber la humedad en caso de exceso, y restituirla si es necesario. Su uso permite limitar los problemas de condensación y moho en las paredes. Tiene una muy buena inercia (desfase de 13 horas) y mejora el confort tanto en verano como en invierno. En el caso de este proyecto, el rendimiento térmico es de 35 kW/m2/año (entre el estándar BBC y el Passivhaus).

maison-beton-chanvre-ouvertures-bois

Imagen de Biofib

Capa de hormigón. Imagen de Biofib

Capa de hormigón del suelo. Imagen de Biofib

 

En:

http://www.biofib-leblog.com/chantier-construction-dune-maison-en-chanvre/

Entrevista con el arquitecto:

http://www.biofib-leblog.com/interview-jean-marc-naumovic-architecte-specialiste-du-chanvre/