Los pros y los contras del uso de diferentes tipos de madera para construir su tarima.

Las opciones, en el rango desde la madera tratada a presión en autoclave hasta las maderas duras tropicales de primera calidad como ipe, y las técnicas de construcción, mantenimiento y los gastos iniciales varían mucho entre cada material. Aquí, los profesionales dan sus consejos sobre cómo elegir el tipo correcto de madera para su proyecto.

Opciones de madera para las tarimas al exterior

Tratada a presión en autoclave

En los EE.UU las opciones para la madera tratada a presión varían de una región a otra, y la calidad también varía. Se utiliza el pino amarillo del sur tratado a presión de primera calidad y con muy pocos nudos. Hay un fabricante que lo utiliza tratado a presión que, luego, es secado al horno después del tratamiento (KDAT). Esto reduce la hinchazón y la contracción y lo convierte en un producto más consistente.

La madera de pino silvestre tratado a presión en autoclave con sales hidrosolubles es la madera menos costosa que usted puede utilizar para la construcción de una tarima al exterior. Sin embargo, también es uno de los materiales que necesitan más mantenimiento. Para el cuidado de una tarima tratada a presión, se recomienda una limpieza, lijando ligeramente, y un teñido o sellado de la tarima cada uno o dos años. Una tarima tratada a presión tendrá una duración de 10 a 15 años si se trata bien.

 

Tarima de madera tratada en autoclave

Tarima de madera tratada en autoclave

 

Ipe

El ipe es la opción más cara disponible para tarimas, costando más de los tipos de madera composite y otros tipos de madera. Es de aspecto exótico, tiene un color cálido y un grano único. Se puede decir que es una tarima de gama alta. Además de una buena apariencia, la principal ventaja del ipe es que puede durar de 30 a 50 años. No sólo es resistente a las condiciones de la costa, pero también tolera el hielo y la nieve con facilidad.

La desventaja de utilizar el ipe es que con el fin de conservar la riqueza del color marrón, se necesita aceitar la madera cada uno o dos años, con un aceite que tenga inhibidores de rayos ultravioleta. Por supuesto, si te gusta que el ipe se agrise, no se requiere ningún tipo de mantenimiento. El aceitado no es necesario para la longevidad, es sólo para conservar el color.

El ipe es más difícil de instalar que los composite más blandos y otros tipos de madera. Se necesita tener su madera pre-taladrada, utilice hojas de sierra con diente de widia para cortar, y seleccione tornillos y elementos de fijación de acero inoxidable, ya que los metales más baratos pueden oxidar y manchar las maderas duras tropicales. El enorme peso de la madera también aumenta el tiempo en que se tarda en instalar. Dicho esto, una vez que tenga una tarima de ipe, usted no tendrá que pensar mucho acerca de la reparación o el reemplazo, ya que es resistente a los arañazos, la putrefacción y las deformaciones.

 

Tarima de ipe

Tarima de ipe

 

Otras maderas duras tropicales

Mientras que el ipe es la madera dura tropical más conocida, no es la única que está en juego. Otras variedades de maderas duras tropicales pueden obtener los mismos resultados pero con un precio más bajo, debido a que son menos conocidos y, por lo tanto, tienen menos demanda. Configurando, así, la gama media de las tarimas de madera natural.

• El cumaru es similar al ipe en cuanto se trata de una opción duradera con un color rico, un poco más rojizo que el color marrón oscuro del ipe aceitado.

• La garapa es un color amarillo dorado y tendrá una duración de 25 años o más.

• La massaranduba tiene el color rojo intenso que se espera de una secuoya brasileña, y tendrá una duración de más de 20 años.

 

 

Madera o composite?

Si usted tiene un presupuesto bajo, es probable que opte por una opción de bajo costo como la madera tratada en autoclave a presión. Sin embargo, si hay suficiente espacio en el presupuesto para seleccionar el material de su elección, usted puede encontrarse luchando para decidir entre un composite revestido o una madera dura tropical. Estos son algunos puntos a considerar cuando se comparan estos productos.

El coste de los materiales – Las tablas de tarima de ipe son un poco más baratas que las tablas de composite revestidas.

Facilidad de instalación – Las maderas tropicales requieren más tiempo y esfuerzo en su de instalación debido a que los materiales son más pesados ​​y requieren herramientas especiales para el corte y el taladrado. Además, un pequeño porcentaje de la población va a tener una reacción alérgica al serrín al cortar las tablas de la tarima (esto no es un problema en una tarima instalada). El composite, por su parte, es un material ligero que es fácil de trabajar, y los fabricantes tienen una gran variedad de accesorios, como los conectores ocultos, focos de luz, y las barandillas que son del mismo material que la tarima.

El mantenimiento continuo – Mientras que un ipe agrisado no requiere un mantenimiento continuo para funcionar bien, la mayoría de la gente prefiere el color de una madera dura tropical aceitada, y esto lleva su mantenimiento anual. El composite revestido no requiere mantenimiento más allá de lavados ocasionales.

Durabilidad – El ipe puede durar de 30 a 50 años, mientras que las maderas duras tropicales alternativas pueden durar de 20 a 50 años. Muchos de los productos composites están garantizados contra la decoloración y otros problemas durante 25 años. Sin embargo, algunos de los productos son bastante nuevos así que es difícil decir cómo su rendimiento a largo plazo se compara con una madera dura tropical.

Diseño – Los contratistas unánimemente dijeron que no había ninguna diferencia en lo que podían hacer en diseño tanto con la madera natural como el composite. Si desea curvas, formas poligonales, etc., todas esas características de diseño pueden alcanzarse utilizando cualquier material.

Estética – A mucha gente le gusta el brillo de un ipe aceitado, o el look del gris industrial del ipe erosionado por el clima. Sin embargo, hay muchos estilos de composite revestidos que se parecen a una madera dura tropical. Algunos contratistas notan que, a la luz del sol, el composite revestido tiene un brillo propio de los plásticos. Otros prefieren el aspecto del composite, especialmente teniendo en cuenta los requisitos de mantenimiento para mantener la riqueza del color marrón del ipe. Con una tarima de composite, uno puede volver en tres años y se ve casi idéntico. Con la madera natural, mucho depende del mantenimiento.

Sostenibilidad – Toda la madera de ipe se planta bajo la orientación de las autoridades brasileñas, pero si desea más tranquilidad mental, usted puede comprar madera certificada por el Forest Stewardship Council (FSC). Cuesta un poco más comprar la madera que está certificada de plantaciones sostenibles, pero es una gran opción para los proyectos en los que la sostenibilidad es la clave. La madera composite también puede ser una buena opción ya que contiene materiales reciclados. Sin embargo, no hay actualmente ninguna manera de reciclar la madera composite una vez que haya acabado su vida útil.