La carga de máxima tensión para un edificio no sólo involucra a los esfuerzos que va a experimentar de forma frecuente, pero también cargas dinámicas irregulares tales como nevadas o tormentas con vientos. Esto significa que la mayoría de los materiales invertidos en un determinado edificio sólo se usarán de vez en cuando. Los investigadores del Institute for Systems Dynamics de la Universidad de Stuttgart en colaboración con Bosch Rexroth y el Institute for Lightweight Structures and Conceptual Design (ILEK)  han inventado una alternativa inteligente.

SmartShell es una estructura ligera al aire libre, de sólo cuatro centímetros de espesor de madera y cubriendo 100 m² del campus Vaihingen de la universidad. Como habrá adivinado, sería imposible que este tipo de edificios para resistiera por sí solo en caso de lluvia intensa o nieve. SmartShell viene con cuatro puntos de apoyo innovadores. Mientras que uno de esos apoyos es estático, los otros tres incorporan accionadores hidráulicos, especialmente creados por Bosch Rexroth. Este tipo de tecnología ingeniosamente ajusta la geometría de la estructura para compensar pequeñas (e importantes) deformaciones y cambio del material causados ​​por las condiciones atmosféricas dinámicas. Véase el video (en alemán) para una mejor comprensión del proyecto.

http://www.youtube.com/watch?v=ykDWrxguwTs&feature=player_embedded

 

Más en:

http://www.uni-stuttgart.de/hkom/presseservice/pressemitteilungen/2012/022_ultraleichtbau?__locale=en

 

http://www.boschrexroth.com/en/xc/industries/machinery-applications-and-engineering/architecture-in-motion/references/stuttgart-smart-shell/stuttgart-smart-shell-5

SmartShell_1