Durante años, los estudiantes de Rural Studio la Universidad de Auburn han estado construyendo viviendas baratas para los lugareños empobrecidos. Ahora sus diseños van al mercado de masas.

Los estudiantes de Rural Studio han estado perfeccionando una serie de casas, bien diseñadas, de 51 metros cuadrados radicalmente asequibles durante casi una década (y que han sido construidas exclusivamente para los residentes empobrecidos del Cinturón Negro de Alabama. Ahora, en el vigésimo año del programa, Rural Studio está buscando poner, finalmente, su casa de 20.000 dólares (20k) en un mercado más grande. Rural Studio fue fundada por Sam Mockbee en 1993. Bajo la idea de una “arquitectura de la justicia social”, se creó un programa donde los estudiantes de arquitectura usarían madera recuperada u otros materiales para diseñar casas para residentes de bajos ingresos del condado de Hale, y se estableció una disciplina en la que los estudiantes salen de su torre de marfil para tener la oportunidad de proyectar sus diseños para la gente real.

Rural Studio comenzó a hacer la casa 20K en 2005, teniendo en cuenta el supuesto de que 20,000 dólares era el coste total de la vivienda para alguien, que vive con la Seguridad Social, podría permitirse el lujo de pagar la hipoteca en cuotas mensuales. Desde entonces, los estudiantes han construido 12 casas para sus vecinos rurales, y cada vez, mejorando cada diseño con los conocimientos y experiencias del mundo real. La última casa 20k construida incluye calefacción pasiva y una caja de seguridad en la ducha.

La casa 20k tiene un coste en materiales de, aproximadamente, 16.000 dólares, y el resto, de mano de obra y beneficio.

En este otoño, Rural Studio está en la situación de pasar de una idea académica a la realidad del mercado. Por eso, han organizado la 20k City Challenge para recaudar fondos para construir más casas, y han hablado con constructores y banqueros.

Pero el atributo más deseable la casa 20k es su principal problema. A diferencia de las casas móviles, que, como los coches, se deprecian en valor, las casas 20K se han apreciado considerablemente. La última casa 20K tenía un valor de 42.000 dólares, después de haber sido construida por 20.000 dólares hace poco menos de un año antes.

“Cuesta lo mismo financiar un importe de 150.000 dólares que 20.000, así que siempre hay presiones para elevar el coste de la casa, ya sea desde el banco que presta el dinero, ya sea por el constructor que mira por sacar un beneficio, ya sea desde el agente inmobiliario”, dice Andrew Freear, el director de Rural Studio. Con el fin de mantener la casa 20K en el coste de los 20.000 dólares, Rural Studio busca asociarse con organizaciones no lucrativas que ayuden a asegurarse de que su buen diseño permanezca asequible.

Más en:

http://www.ruralstudio.org/initiatives/20k-house

Th 20k house_1

Imagen cortesía de Timothy Hursley

Imagen cortesía de Timothy Hursley

Imagen cortesía de Timothy Hursley