Una de las posibilidades en la transformación de la madera es la acetilación de la misma. La madera acetilada, que transforma Accoya y que se usó en los pavimentos de la Exposición Universal de Shangai, es la protagonista de las fachadas de la Estación Marítima de Vilanova de Arousa, Pontevedra. Con la particularidad de que está expuesta a un ambiente marino, es la primera obra pública realizada con madera acetilada de pino radiata en España.

La madera acetilada está clasificada como muy durable frente a la acción de los hongos de pudrición, lo que permite alcanzar una vida útil de 60 años.

Se aplicó un producto de Sikkens en el acabado decorativo de la madera.

            Ya se ha efectuado el primer mantenimiento, muy económico y basado en una limpieza superficial, que se repetirá cada 12/18 meses, para el cumplimiento de la garantía. Dicha garantía, concedida mediante un certificado, garantiza durante 5 años la durabilidad del acabado.

            Más en:

http://www.madera- sostenible.com/madera/sostenible/index/pag/Qu%C3%83%C2%ADmica/tip/articulo/pagid/3393

http://www.madera-sostenible.com/madera/sostenible/index/pag/Interiorismo/tip/articulo/pagid/2722/botid/6/

http://www.accoya.com/

Estación Marítima de Vilanova de Arousa